Antakarana

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Antahkarana and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español

(Término sánscrito que significa «órgano sensorio interno».) El tejido de la vida. La red de luz que se extiende sobre el Espíritu y la Materia y conecta y sensibiliza a la creación entera dentro de sí misma y con el corazón de Dios.

El antakarana se compone de los hilos de filigrana que conectan a los Vigilantes Silenciosos que sirven en todo el Macrocosmos. Este antakarana es el conductor de las energías del Imán del Gran Sol Central. El cordón cristalino que conecta al Ser Divino y al Ser Crístico de cada individuo con el Imán del Gran Sol Central son parte de este antakarana.

El Buda Gautama ha hablado sobre este antakarana:

Yo soy Gautama, el padre de muchos. Saludo a la luz de la Madre, la llama encarnada a quien adoro. Saludo a la luz del Hijo, los Seres Crísticos.

Yo tejo el antakarana de la vida, la red dorada, como madejas de conciencia cósmica. Sí, que el antakarana os cubra como el guardián de la evolución de vuestra alma. Así como la Madre ha colocado su vestidura sobre vosotros, así yo también coloco la filigrana dorada del antakarana. Y algunos de vosotros, como madres, podéis tejer, con hilo dorado y blanco, ese antakarana como punto focal para proteger la conciencia y sellarla, mediante la cota de malla dorada, de los niveles de la conciencia astral de la contaminación física.

Así pues, que esta prenda sea la protección del Padre, un manto de pureza. Y que sea como una red de vida. Que comience desde el centro, mientras las arañas tejen su telaraña imitando la gran realidad cósmica de la mente de Dios abarcando el cosmos. Línea por línea, cuidadosamente, que sea tejida ahora para proteger a los jóvenes como una vestidura envolvente, como un manto, como un chal en invierno. ¡Que sea en memoria de Gautama, quien vino a levantar una espada, una espada en el nombre YO SOY!

Y ahora tomo esa espada y la bajo. ¡Y así, el velo del mal, de brujería, que ha surgido en todos y cada uno se rompe en este momento! La elaboración que hay de esa sustancia mal calificada, y el velo de oscuridad sobre un planeta y un pueblo es destrozada. Y veréis cómo la conciencia del Señor del Mundo, invocada por los devotos de la Madre, reemplazará esa esencia y esa sustancia de oscuridad con la vestidura envolvente del Señor del Mundo...

La jerarquía está aquí para quedarse. La jerarquía llega a demorarse en el camino, para elevar la conciencia de la humanidad, para elevarlos al centro de Dios para encontrar el flujo de la vida, del amor y la verdad, la fuente viviente de la eterna juventud. La jerarquía llegó para quedarse y vosotros sois la jerarquía todo el tiempo: vosotros en el potencial de la llama Divina que conecta con el potencial de la Gran Hermandad Blanca, vosotros como testigos vivientes y palpitantes de la Palabra. Sois la encarnación del Señor. Vosotros sois la jerarquía, como arriba así abajo. Sois el antakarana. ¡Que la luz fluya![1]

Ratnasambhava ha dicho sobre el antakarana:

Hay una interconexión de toda la Vida. Y por lo tanto, cada vez que aquellos que son inmortales hablan a través de un alma encarnada en este nivel, existe la transmisión de esa palabra para todas las corrientes de vida que moran en esta banda de energía de manera similar, el cual es vuestro tiempo y espacio y vuestro compartimento para trabajar vuestra razón de ser, vuestro dharma y vuestro karma.

Sabed esto, entonces, que otra de las funciones sobre tener un Mensajero y tener dictados es para unificar por medio del antakarana, la gran red de luz de todas las almas de una evolución similar. Y a medida que el antakarana se estremece en la mano del gran Artista Maestro de la vida, se intensifica, se afina el sonido que se escucha del estremecimiento del antakarana. Y a medida que podéis trascender ciertos elementos inferiores, os encontraréis elevándoos a nuevos niveles de esa red de vida para sintonizaros con el sonido superior. Este es el gran misterio del ser: que vosotros también, aunque os consideréis finitos, estáis con nosotros "en todas partes en la conciencia de Dios". [2]

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Saint Germain Sobre Alquimia: Fórmulas para la autotransformation.

Template:POB-es.

  1. El Buda Gautama, "Alimentad el amor en el corazón de la humanidad", Perlas de Sabiduría, vol. 56, núm. 1, 1 de enero de 2013.
  2. Ratnasambhava, "Elementos del ser", Perlas de Sabiduría, vol. 37, núm. 6, 6 de febrero de 1994.