El Morya

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page El Morya and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
Painting of El Morya wearing a yellow turban and a blue robe
El Maestro Ascendido El Morya

El Morya es jefe del Consejo de Darjeeling de la Gran Hermandad Blanca, chohán del primer rayo y jerarca del etérico Templo de la Buena Voluntad, sobre Darjeeling (India). Es el fundador de The Summit Lighthouse y gurú e instructor de los mensajeros Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet.

Representa los atributos divinos del valor, la certidumbre, el poder, la franqueza, la confianza en uno mismo, la fiabilidad, la fe y la iniciativa. Estas son las cualidades del principio del Padre: el hombre de Estado, el ejecutivo, el gobernante. Por haber exteriorizado de forma capaz estas virtudes esenciales, El Morya, a lo largo de muchas encarnaciones, ha llevado la corona de autoridad, gobernando muchos reinos sabiamente y bien. Su gobierno no ha sido el de un dictador, exigiendo que sus súbditos se sometieran a su voluntad humana. Antes, su interpretación de gobierno es «Dios sobre los hombres» y su concepto de los verdaderos hombres de Estado es «capataces de Dios». En sus súbditos él inspira una obediencia iluminada a la santa voluntad de Dios.

Encarnaciones de el Morya

Abraham entreteniendo a los tres ángeles (Génesis 18:9–15), Jan Victors

A lo largo de sus muchas encarnaciones hasta el presente, en su estado ascendido, el amado El Morya ha estado activamente implicado en el servicio a la luz. Como hijo de Enoc, quien «caminó con Dios y despareció porque Dios le llevó» en el ritual de la ascensión; como uno de los videntes que penetraron en las octavas superiores de luz en la antigua tierra de Ur de los caldeos; como nativo de Persia, que adoraba al Dios Único, Ahura Mazda; en estas y en muchas otras encarnaciones, aprendió a experimentar con las «electricidades divinas», volviéndose cada vez más consciente del poder espiritual que fluye por el hombre. Más tarde llegó a ser un consumado experto en el uso constructivo del fóhat, el misterioso poder eléctrico de conciencia cósmica (latente o activo), esa impulsadora fuerza vital que, cuando es llamada a la acción mediante el fíat divino, mueve las evoluciones de un universo, un sistema galáctico o solar, o incluso de un ser humano, desde el principio hasta la realización de su misión.

Abraham

Artículo principal: Abraham

El Morya estuvo encarnado como Abraham (hacia 2100 a.C.), el primer patriarca hebreo, el prototipo y progenitor de las doce tribus de Israel. Tanto el judaísmo, el cristianismo y el islam tienen sus orígenes en Abraham. Aunque los eruditos una vez supusieron generalmente que se trataba o bien de una figura mítica, o bien de un semita nómada o seminómada, hallazgos arqueológicos desde la Primera Guerra Mundial han corroborado la imagen del Abraham que encontramos en la Biblia.

En respuesta a la llamada del SEÑOR, Abraham se marchó de la principal ciudad sumeria, Ur, abandonando la cultura y los cultos de Mesopotamia en una época en la que la civilización sumeria estaba en su apogeo. El SEÑOR le dijo que viajara a una tierra que él le mostraría y prometió convertirle en una gran nación. El libro del Génesis lo describe como un hombre rico en rebaños y manadas que está al mando de un ejército privado y está reconocido por los caciques vecinos como un poderoso príncipe.

Abraham es el arquetipo del hombre de fe. Recibió la prueba suprema de fe cuando Dios le dijo que sacrificara a su hijo Isaac. Abraham había esperado muchos años para que su esposa Sara diera a luz a Isaac, quien había de ser el cumplimiento de la promesa del SEÑOR de multiplicar la progenie de Abraham como las «estrellas del cielo». Sin embargo, Abraham obedeció, y al levantar el cuchillo para matar a su hijo, el ángel del SEÑOR le dijo que se detuviera, y Abraham ofreció un carnero en su lugar.

Debido a la relación personal que Abraham tenía con Dios y a su fe ejemplar, tanto las escrituras cristianas como las musulmanas lo describen como el Amigo de Dios («El Khalil» en la lengua árabe del Corán). Inscrito en la Puerta de Jaffa de la Ciudad Vieja de Jerusalén está el pasaje del Corán, «no hay más Dios que Alá, y Abraham es Su amado».

Melchor

Artículo principal: Melchor

Regresó siendo Melchor, uno de los tres reyes magos, y siguió la estrella que anunció el nacimiento del mejor de su simiente, quien habría de cumplir las promesas de Dios para sus descendientes espirituales. El Maestro ha dicho:

Hace mucho tiempo, cuando mi nombre era conocido como Melchor y vine junto a Kuthumi y a Djwal Kul como uno de los sabios del Este, mientras viajaba en un camello para poner mi ofrenda a los pies del Cristo, supe que un día debería dedicarme al servicio de la voluntad de Dios. Y así, viendo a su Hijo como el epítome de la buena voluntad, viajé hacia él con el corazón lleno de amor para sostener la mano, el corazón y la cabeza en la dimensión divina. Se lo prometí todo al joven bebé, y recordé y rememoré la voluntad de Dios tal como se manifestaba en la canción de los ministros angelicales que descendía por los cielos con himnos de alabanza a Dios: "Gloria a Dios en las alturas". [1]

Rey Arturo

Artículo principal: Rey Arturo

El Morya estuvo encarnado como Melchor, uno de los tres reyes magos. Como el rey Arturo (siglo V d.C.), Gurú de la escuela de misterios de Cámelot, protegió las enseñanzas internas. Reunió a los caballeros de la Mesa Redonda y a las damas de la corte para la búsqueda del Santo Grial y para lograr, mediante la iniciación, los misterios de Cristo. Mientras llevaba la corona, la unidad, el orden y la paz prevalecieron en Inglaterra. Saint Germain estuvo encarnado como Merlín, consejero místico del Rey Arturo y sus caballeros de la búsqueda del Grial.

caption
El martirio de Thomas Becket, de un libro de horas medieval (c.1390)

Tomás Becket

Artículo principal: Tomás Becket

Como Tomás Becket (1118–1170), fue Lord Canciller de Inglaterra y buen amigo y consejero de Enrique II. Cuando se convirtió en Arzobispo de Canterbury, previendo que sus deberes como arzobispo iban a entrar inevitablemente en conflicto con la voluntad del rey, renunció a la cancillería contra los deseos del rey.

Becket convirtió sus capacidades administrativas y su finura diplomática como distinguido canciller en ardor y devoción como arzobispo. Llegó a dar fuerte apoyo al papa como una vez se lo dio al rey y excomulgó sin reservas a cortesanos y nobles por su uso ilícito de la propiedad de la Iglesia y otras violaciones. Ante la intención del rey de meterle en prisión, Becket se exilió en Francia durante seis años. Regresó a Inglaterra tras una reconciliación parcial con el rey, sólo para volver a discutir con él.

El 29 de diciembre de 1170, fue asesinado brutalmente en la catedral de Canterbury cuando cuatro caballeros de la corte interpretaron al pie de la letra un comentario del rey de que deseaba quitarse de encima a «este sacerdote turbulento». Firme hasta el final, Becket dijo a los caballeros: «Aunque todas las espadas de Inglaterra estuvieran apuntando a mi cabeza, no me haríais traicionar ni a Dios ni al papa». Más de quinientos milagros de curación se le atribuyeron apenas unos pocos años después de su muerte, y fue canonizado tres años después.

Thomas More wearing the chain of office of chancellor
Tomás Moro, de Holbein (1527)

Tomás Moro

Artículo principal: Tomás Moro

Morya también estuvo encarnado como Tomás Moro (1478–1535), el «hombre para la eternidad». La profunda devoción que Moro sentía hacia Dios hizo que en cierto momento considerara la vocación religiosa y el practicar austeridades extraordinarias durante cuatro años para poner a prueba su propia autodisciplina. Sin embargo decidió casarse, y su esposa y cuatro hijos acabaron siendo su mayor alegría y su único consuelo en días posteriores. Su famosa propiedad en Chelsea acomodaba a toda la familia de Tomás, incluso a once nietos.

Con los años, la «pequeña Utopía» de Moro, como la llamaba con frecuencia, se convirtió en centro de aprendizaje y cultura, siendo comparada por Erasmo con la «academia de Platón», un hogar de buena voluntad al que acudían los hombres más cultos de la época, incluso el propio rey, buscando consejo y consuelo. En Chelsea Moro escribió la famosa obra titulada Utopía, una exposición inteligente de la superficialidad de la vida inglesa y de los vicios flagrantes de la ley inglesa.

En 1529 Tomás Moro fue nombrado por Enrique VIII Lord Canciller de Inglaterra y Guardián del Gran Sello. A pesar de muchos honores y logros, Moro no buscó la estima de nadie; era conocido por su presteza, eficacia y justicia ecuánime. Permaneció sensible a las necesidades de la gente común caminando a diario por las callejuelas de Londres para inquirir sobre la vida de los pobres.

Tomás se dedicó a sus deberes con total celo hasta que Enrique, deseoso nada más que de tener un heredero varón al trono, declaró nulo su matrimonio con Catalina de Aragón y anunció su intención de casarse con Ana Bolena. Puesto que el divorcio no tenía la aprobación del Papa y se oponía directamente a las leyes de la Iglesia, Moro se negó a apoyar la decisión del rey.

En 1532, en el punto álgido de su carrera, dimitió de su cargo y se retiró a Chelsea donde, enormemente preocupado por las herejías de la revuelta de Lutero, continuó con sus escritos en defensa de la fe católica. Sin amigos y sin cargo, Moro y su familia vivieron en la más abyecta pobreza. Sin embargo, Enrique había sido insultado por la desaprobación que hizo el canciller de él. El rey, por tanto, quiso difamar a Moro y así restaurar su propia imagen real.

Cuando se negó a hacer el Juramento a la Supremacía (que implicaba el rechazo de la supremacía papal y convertía a Enrique en la cabeza de la Iglesia anglicana), Moro fue encarcelado en la Torre de Londres. Quince meses después fue declarado culpable de traición en base a pruebas presentadas bajo falso juramento. Fue decapitado en Tower Hill, el 6 de julio de 1535, afirmándose como «el buen siervo del rey, pero Dios va primero». Fue canonizado cuatrocientos años después, en 1935.

Tomás Moro era conocido por su ingenio. El escritor Anthony Kenny observa que Moro «es la primera persona que encarna el peculiar ideal inglés de que el buen hombre afronta la adversidad y la crisis no con una silenciosa resignación ni con una afirmación sublime de principios, sino con un chiste. Uno de los más recientes biógrafos de Moro ha dicho, y muy bien, que “Moro nunca fue más ingenioso que cuando las circunstancias le divertían menos”»[2].

Abogado, juez, hombre de Estado y de letras, escritor, poeta, agricultor, amante de la vida pastoril, asceta, esposo y padre, defensor de la educación de la mujer, humanista y santo, Tomás Moro destacó entre la vanguardia del renacimiento inglés.

caption
Akbar celebra una asamblea religiosa

Akbar

Artículo principal: Akbar el Grande

Morya encarnó después como Akbar el Grande (1542–1605), fundador del imperio mogol en la India y el más grande de sus gobernantes. Durante su reinado puso fin a toda discriminación contra los hindúes y los aceptó en el Gobierno, equiparándolos en el trabajo a los musulmanes. Su política se consideró entre las más iluminadas de su época.

Thomas Moore

Artículo principal: Thomas Moore

El Morya también estuvo encarnado como Thomas Moore, el poeta irlandés (1779–1852), quien escribió muchas baladas y es recordado sobre todo por «Believe Me If All Those Endearing Young Charms (Créeme, si todos esos atractivos y juveniles encantos)». Hasta hoy, la canción saca el poder de su intenso amor por la voluntad de Dios como representante del bien más alto, la imagen inmaculada de cada alma, sin la mancha de las cargas del mundo.

El Morya Khan

En su última encarnación, El Morya nació como un príncipe Rajput en la India y después se hizo monje, frecuentando los retiros de los Himalayas. Como el Maestro M., junto con Kuthumi y Djwal Kul, intentó dar a conocer a la humanidad los trabajos de la Ley y la jerarquía a través de los escritos de Mme. H. P. Blavatsky. Junto con el Maestro K.H. y Saint Germain, fundó la Sociedad Teosófica.

Morya ascendió en 1898 y continúa su gran trabajo para el Gobierno Divino en la Tierra mediante la llama de la buena voluntad y sus chelas encarnados.

El significado de su nombre

El Morya ha dicho que su nombre es Maraya. "Ma" representa las influencias maternas de Dios. "Ra" representa al Padre, las influencias masculinas de Dios, llamadas por los antiguos egipcios Ra. Hoy lo llamamos "rayo", como en un rayo del sol. "Ya" es el Yod flamígero o el poder del Espíritu Santo, la tercera persona de la Trinidad de la conciencia divina. "El" en el hebreo antiguo se refiere a los Elohim o Dios.

Entonces, en el nombre de El Morya, o El Maraya, encontramos a una persona sin nombre que eligió deliberadamente un nombre para glorificar a Dios y a quien se le dio un nombre nuevo, para glorificar a Dios.

Al analizar michos nombres de Grandes Seres, incluso Sri Magra y otros anteriores, encontramos que siempre se han identificado los nombres con la Divinidad, porque los mismos individuos han sido absorbidos por la Divinidad.

La misión de El Morya al día de hoy

Jefe del Consejo de Darjeeling

El Morya es el jerarca del Templo de la Buena Voluntad en el plano etérico sobre la ciudad de Darjeeling, India, muy cerca de los Himalayas. Este retiro es un mándala y un campo de fuerza que es usado por las jerarquías solares para liberar incrementos de energía cósmica al planeta. Junto con los miembros del Consejo de Darjeeling, los Hermanos del Corazón Diamantino que sirven en este retiro bajo la dirección de El Morya, ayudan a la humanidad organizando, desarrollando, dirigiendo e implementando la voluntad de Dios como la base de todos los movimientos organizados exitosos.

El Morya dice:

Mi servicio continúa desde el Retiro de la Hermandad de Darjeeling, donde estoy dando asesoría junto a otros hermanos de la voluntad de Dios, a muchas de las evoluciones de la Tierra que sirven en los gobiernos de las naciones, que sirven como instructores, científicos y músicos, a aquellos que controlan el flujo de la voluntad de Dios que es el poder, y la provisión abundante. La voluntad de Dios se aplica en todos los niveles de la vida humana, porque la voluntad de Dios es el prototipo de cada proyecto. Es la base de cada tarea. Es el esqueleto de tu cuerpo. Es energía física. Es fuego etérico. La voluntad de Dios es el diamante ígneo en tu corazón. [3]

La brillante mente diamantina de Dios es la esencia de cualquier actividad. Los servidores públicos, los líderes mundiales y comunitarios y aquellos que sostienen algún cargo público son educados entre encarnaciones y en su cuerpo más fino durante el sueño para renovar su comprensión de las complejidades de la voluntad de Dios en la política, en la religión, en los negocios y en la educación. Los maestros ascendidos y no ascendidos y sus chelas se reúnen con frecuencia en el retiro de Morya para abordar los problemas nacionales e internacionales y los medios que llevan a su solución. Fue aquí donde el Maestro Ascendido El Morya recibió al Presidente John F. Kennedy después de su fallecimiento en 1963.

La fundación de The Summit Lighthouse

Durante las décadas de 1920 y 1930, el Maestro Ascendido El Morya trabajó con Nicolás y Elena Roerich, que publicaron sus escritos en numerosos volúmenes.

El Morya fundó The Summit Lighthouse en 1958 en Washington, D.C. con el propósito de publicar las enseñanzas de los maestros ascendidos dadas a los Mensajeros Mark y Elizabeth Clare Prophet, para darle seguimiento a sus esfuerzos en tantas encarnaciones para establecer el concepto de gobierno Divino en la Tierra.

El llamado de los mensajeros se ha manifestado en múltiples iniciativas patrocinadas por el Consejo de Darjeeling: el establecimiento de la orden de la Fraternidad de los Guardianes de la Llama por Saint Germain en 1961 para establecer la instrucción gradual sobre la ley cósmica; la fundación de Montessori Internacional por Madre María, Jesús y Kuthumi, basada en los principios de Maria Montessori e incorporando las enseñanzas de los maestros ascendidos; la fundación de Summit University; y el establecimiento del precinto de Dios sobre la Iglesia Universal y Triunfante, la escuela de misterios de todos los maestros de la Gran Hermandad Blanca y la comunidad de almas ascendidas y no ascendidas en el sendero de iniciación, de Oriente y Occidente, en Cristo y en Buda.

Trabaja con Kuthumi y Djwal Kul

El Morya nos dijo que a partir del 6 de enero de 1998, los tres reyes magos, El Morya, Kuthumi y Djwal Kul, nos enseñarían las claves del sendero de la ascensión y patrocinarían a todos los que aspiraran a ascender en esta vida. Estos maestros nos ayudarán a saldar el karma que tenemos y permanecerán hasta que ciertas almas clave hayan ascendido.

El Morya, Kuthumi y Djwal Kul representan las tres plumas de la llama trina del corazón. El Morya, la pluma azul; Kuthumi, la pluma amarilla; y Djwal Kul, la pluma rosa. Vienen a poner en equilibrio nuestra llama trina con la suya. Si usted sigue a los tres reyes magos y la estrella del Niño Cristo, llegará a la escena del pesebre de su propio potencial Crístico y su propia Cristeidad.

El discipulado bajo la dirección de El Morya

En 1995 Morya habló de lo que hace falta para llegar a ser chela suyo:

La constancia es la virtud clave con la que debo poder contar en aquellos que de verdad deseen estar unidos a mí. Si he de prepararos personalmente, amados, debo recibir de vosotros una constancia inquebrantable con la que mantengáis un nivel constante de absorción de la llama azul de la voluntad de Dios y así entrar día a día en el fuego sagrado del primer rayo. Debéis estar dispuestos a ser reprendidos, a recibir cualquier corrección, a recibirla rápidamente y a autocorregiros rápidamente. Debéis poseer un impulso acumulado de hacer decretos para los maestros ascendidos que prestan servicio principalmente en el primer rayo. Podéis hacer cualquiera (o todos) los decretos azules, tanto si son para mí, para Surya, para Himalaya, para Vaivasvata o para el Arcángel Miguel.

Amados, cuando os mantenéis saturados en el rayo azul y permanecéis alerta hacia cualquier estado de ánimo fuera de lugar que pudierais tan siquiera albergar, veréis que me convertiré en vuestro defensor. Una vez que me hago defensor de un chela, trabajo con ese chela hasta el final. Así, amados, no penséis que me tomo a la ligera la aceptación de un chela.

Muchos de vosotros estáis llegando a ser chelas. Pero os debo poner a prueba y he de hacerlo durante muchos años, algunas veces durante vidas, antes de recibir la señal del Todopoderoso mismo de que puedo cargarme con la aceptación de otro estudiante.

Comprended esto, amados: está bien que os hagáis devotos de la voluntad de Dios. Porque como devotos, ¡aumentaréis! y ¡aumentaréis! y ¡aumentaréis! muchas facetas de anillos azules alrededor de vuestros cuatro cuerpos inferiores y la circunferencia de vuestra vida. Y cuando hayáis demostrado vuestra valía bajo el fuego y en muchas situaciones –situaciones insostenibles, situaciones devastadoras– y hayáis salido de ellas de pie, sabremos que tenemos un chela de primer orden, y os recibiremos para que podáis ser ungidos ante el consejo en Darjeeling.

Sí, esta es una oportunidad muy especial, y todos pueden hacerse dignos. Hablo de ello, amados, porque he inspeccionado la Tierra y he escuchado los dictados que se han dado en esta clase, y entiendo que en el mundo hay muchas, muchas personas que desean buscar y hallar esta enseñanza, si supieran que existe en alguna parte.

Puesto que voy a patrocinar a millones de almas para esta actividad y este sendero, debo estar seguro de que vosotros, que estáis aquí y que formáis la base de esta comunidad por toda la Tierra, me sois fieles[4].

Retiros de El Morya

caption
El Capitán, Parque Nacional Yosemite

Artículo principal: Retiro de la Voluntad de Dios

Como jefe del Consejo de Darjeeling de la Gran Hermandad Blanca, Morya preside reuniones de mesa redonda en su Retiro de la Voluntad de Dios, en Darjeeling, donde las almas de los hombres de Estado del mundo así como hombres y mujeres de integridad en la voluntad de Dios se citan para estudiar bajo este maestro vivo.

Morya tiene un segundo retiro en El Capitán, en Yosemite Valley (California).

La clave musical de El Morya, que recoge las frecuencias de su Presencia Electrónica, la captó en parte Sir Edward Elgar en Pompa y Circunstancia. Sus flores son la rosa azul y la nomeolvides, y su fragancia es el sándalo.

Véase también

Chohanes

Ashram de El Morya

Para más información

El Morya, El discipulo y el sendero: Claves para la Maestría del Alma en la Era de Acuario.

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Señores de los Siete Rayos

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 1.

El Morya, El discipulo y el sendero: Claves para la Maestría del Alma en la Era de Acuario

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Saint Germain Sobre Alquimia: Fórmulas para la autotransformation.

Mark L. Prophet, agosto 6, 1972.

  1. El Morya, 3 de julio de 1965
  2. Anthony Kenny, Thomas More (Tomás Moro) (New York: Oxford University Press, 1983), pág 2.
  3. El Morya, "Para despertar a América a un propósito vital", 16 de abril de 1976, en Mark L. Prophet and Elizabeth Clare Prophet, Lords of the Seven Rays, libro 2, capítulo 2.
  4. El Morya, “Clean House! (¡La casa limpia!)”, Perlas de Sabiduría, vol. 38, núm. 26, 18 de junio de 1995.