Ruth Hawkins

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Ruth Hawkins and the translation is 95% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
Ruth Hawkins

La llama gemela de Pablo el Veneciano es la maestra ascendida Ruth Hawkins. Ruth nació el 18 de febrero de 1907, en Topeka, en el estado de Kansas (lugar de nacimiento también de Clara Louise Kieninger). Ruth vivía en Albuquerque (Nuevo México) cuando ascendió, en octubre de 1995, a la edad de ochenta y ocho años.

Era un alma fuerte y fogosa, que dio mucho a la causa de la Gran Hermandad Blanca. Tenía el cabello rubio y unos hermosos ojos azules, claros como el cristal. Era de porte regio y se comportaba con dignidad.

Her service to the masters

Ruth encontró las enseñanzas de los maestros por primera vez mediante la Actividad YO SOY, alrededor de 1936, a la edad de veintinueve años. Cuando Ruth era miembro del Puente a la Libertad, en la década de 1950, Pablo el Veneciano dio un dictado desvelando que Ruth era su llama gemela y que cuando ascendiera se llamaría Diosa de la Belleza.

Desde 1963 a 1973 Ruth fue la directora del Grupo de Estudio de Summit Lighthouse en Los Ángeles, que entonces se llamaba Grupo de la Libertad de Saint Germain. En aquella época este era uno de los grupos de Summit Lighthouse más grandes del país. Cada jueves por la tarde, durante casi veinte años, Ruth guardó una vigilia con otros Guardianes de la Llama.

En 1971, en un servicio dirigido por Mark Prophet, Ruth Hawkins fue investida como dama por Saint Germain por su incansable y fiel trabajo y por su meritorio servicio a los maestros ascendidos. Saint Germain le dio el nombre de Lady Adoremus.

Francia

Ruth dedicó su vida a Pablo el Veneciano. A petición suya, ella viajó a Francia con otra devota en otoño de 1984. Alquilaron un apartamento en París, donde decretaron por Francia todos los días, durante cuatro meses, por la mañana, por la tarde y por la noche.

Ruth y su amiga vivían en una plaza llamada la Place du Tertre, donde cientos de artistas ponían sus caballetes para pintar. Ruth hablaba con los artistas de arte y les enseñaba la Gráfica de tu Yo Divino, así como imágenes de los maestros. Siempre llevaba consigo un montón de Gráficas de tu Yo Divino tamaño billetera. Cuando tenía la oportunidad, le daba una Gráfica a alguien. Cuando se marchó de París, muchos de los artistas tenían una imagen de la Gráfica en el caballete.

Ruth y su amiga descubrieron que los franceses respondían habitualmente de forma favorable a los extranjeros que sabían francés. Aunque Ruth no sabía francés cuando llegó a París, la gente la amaba igualmente. El apartamento de Ruth se encontraba cerca de la Basílica del Sagrado Corazón, y Ruth y su amiga con frecuencia iban al Sagrado Corazón y a otras catedrales para rezar por París. Se sentaban en los bancos y decretaban a Astrea.

Ruth y su amiga también hacían muchos decretos de llama violeta, media hora, tres veces al día. Creían que había mucha dureza en la ciudad y que había necesidad de la llama violeta para suavizarla, de forma que la gente aceptara la luz. Ruth adquirió una transparencia de color violeta. Sosteniéndola en alto, miraba a través de ella para ver la ciudad cubierta de llama violeta.

Sostuvo el concepto inmaculado por la vida entera y jamás habló duramente de nadie. Su amiga decía que era como si no viera nunca nada negativo en la gente.

Ruth era hermosa y siembre iba bien aseada y vestida elegantemente. Un día ella y su amiga iban en el metro de París. Una madre que parecía muy pobre se subió al metro con su hijo pequeño. El niño, de unos ocho años de edad, iba sucio y tenía la ropa andrajosa. No había asientos para ellos, así que Ruth dijo al niño, «te puedes sentar en mi regazo».

El pequeño se subió al regazo de Ruth y ella le miró directamente. Le dijo que era bello y especial; le dijo que era un niño de Dios. El pequeño la miró y sonrió. Estaba claro que la creyó. Cuando Ruth y su amiga se bajaron, Ruth no dijo nada de lo sucio y andrajoso que iba el niño. Al contrario, le comentó a su amiga: «¿No es el niño más hermoso que has visto jamás?». Eso es lo que pensaba de todos los niños.

Todos los días, hacia las tres y media de la tarde, cuando los niños salían de la escuela, Ruth y su amiga salían a dar un paseo para verlos. Ruth les sonreía y decía «bonjour». Y cada jueves las dos mujeres guardaban una vigilia por los jóvenes.

Her artwork

Como llama gemela de Pablo el Veneciano, Ruth estaba completamente dedicada a la verdad y la belleza. Era artista y vertía su devoción en la pintura. Ruth decía que de no haber sido por Pablo el Veneciano, ella no habría sido capaz de pintar. A veces, bajo su dirección, ella comenzaba un retrato antes de saber siquiera a quién iba a pintar.

Creó muchos retratos de los maestros ascendidos, que aún son utilizados como focos de la presencia de los maestros. Mark Prophet dijo que si continuaba pintando, acabaría ascendiendo. Su obra incluye retratos de Pablo el Veneciano, Saint Germain, la Virgen María, Nada, Kuan Yin, Sanat Kumara y la Maestra Ascendida Venus.

Su ascensión

Aunque Ruth sabía que Pablo el Veneciano era su llama gemela, a veces le invadían las dudas. Se acordaba de una encarnación en la que habían estado juntos y ella había dudado de él. Ruth creía que si había de ascender en esta vida, tenía que tener una fe total en Pablo el Veneciano. Superó sus dudas y conservó una fe total en su llama gemela.

Pablo el Veneciano esperaba a Ruth cuando ella falleció, habiendo cumplido todos sus compromisos con la vida y saldado su karma. Solicitaron que Ruth experimentara la ascensión desde el Templo del Sol, el retiro etérico de la Diosa de la Libertad, sobre Manhattan. La Diosa de la Libertad es la Madre espiritual de Pablo el Veneciano.

El retiro de Pablo el Veneciano, Château de Liberté, se encuentra en el plano etérico sobre el sur de Francia, pero actualmente Pablo da clases en el Templo del Sol. Ruth quería ascender desde el Templo del Sol debido a su profundo amor por Saint Germain y por los Estados Unidos. La llama de la ascensión de Ruth Hawkins está afianzada permanentemente en la octava etérica, en el retiro sobre Manhattan.

Durante el tiempo en que Ruth estuvo encarnada, afianzó la llama de Pablo el Veneciano en la Tierra. El maestro dijo que ella había llevado, sola, su antorcha del rayo del amor. Puesto que ahora Ruth está ascendida, Pablo el Veneciano ha solicitado que cada uno de nosotros llevemos una llama de la antorcha del rayo del amor que ella sostuvo. Podemos llamar a Pablo el Veneciano y a Ruth Hawkins para que intensifiquen el amor en el corazón de la gente del mundo, especialmente en los jóvenes.

Retratos de los maestros ascendidos por Ruth Hawkins

Véase también

Pablo el Veneciano

Château de Liberté

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 2, “Ruth Hawkins”.