Alfas

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Alphas and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português • ‎русский

Para Alfas, la misión y la vocación más grande en la vida así como el más alto honor es ser el guardián de la entrada al Retiro Royal Teton. Este magnífico retiro es el principal de la Gran Hermandad Blanca en Norteamérica. Miles de corrientes de vida viajan desde todos los continentes mientras sus cuerpos duermen por la noche para estar en este retiro. Alfas, por tanto, es un punto de referencia para todos los que van a él. Cuando uno llega, ahí está él para saludar. Cuando vemos a Alfas, sabemos que hemos alcanzado nuestro destino.

El arcángel Zadquiel se refiere al papel de Alfas como guardián de la entrada así:

Amados, Alfas ahora abre la puerta, listo para admitir a cada quien. Sólo tenéis que hacer el llamado, amados corazones, al dormiros para entrar en la funda del cuerpo etérico, para entrar en la mente Crística y para recibir a los ángeles de la guarda. Que podáis conservarlo todo en la Mente Superior y que pueda vuestro Ser Crístico entregaros aquella directriz y aquel conocimiento sobre las decisiones que debéis tomar en las horas y los días futuros[1].

Al servir en su puesto, Alfas también demuestra un punto importante de la ley en nuestro servicio a los maestros. Al mantener el puesto o el punto en la jerarquía que nos han dado y lo hacemos bien, incluso si es un puesto o cargo humilde, mantenemos nuestra parte del plan de Dios y guardamos un lugar en la cadena de la jerarquía. Si ese puesto no se mantiene, podríamos dejar un vacío. Al mantener el puesto asignado, también nos preparamos para el siguiente punto del sendero de iniciación.

Debemos estar contentos por estar en el puesto que mantenemos y hemos de procurar hacerlo bien. Al dominar ese punto focal, ya sea un trabajo en el mundo, ya sea en el hogar o como madre o profesora, veremos que los maestros nos darán las pruebas exactas que necesitamos en la vida.

El día de la víspera de Año Nuevo de 1963, en la ciudad de Washington, Alfas dio un discurso al final del anual Discurso de la Víspera de Año Nuevo de Gautama Buda, y dijo:

Yo, Alfas, maestro de la entrada para esta sesión en el Grand Teton, declaro que este vislumbre de la cadena montañosa del Grand Teton está cerrado para los hombres mortales en esta ocasión. Vosotros sois bienvenidos, a petición del Consejo, fuera de vuestra forma física y en vuestros cuerpos sutiles esta noche. La petición del Señor Gautama es que la paz que él trajo en nombre del Cristo resucitado pueda rodearos a todos esta noche. En el nombre de los amados Alfa y Omega, yo, Alfas, os traigo mi amor como guardián de esa puerta esta noche.

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 1, “Alphas.”

  1. Arcángel Zadquiel, “An Hour of Great Need in the Planetary Body (Un momento de gran necesidad en el cuerpo planetario)”, Perlas de Sabiduría, vol. 27, núm. 46A, 19 de septiembre de 1984.