Ángel de la Resurrección

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Angel of the Resurrection and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português • ‎русский
Las santas mujeres en el sepulcro, Peter Paul Rubens

El Ángel de la Resurrección pertenece al grupo de ángeles de la resurrección «que cuidan de la luz de la victoria en las almas que ascienden al fuego sagrado de Dios». En 1977, este poderoso ángel explicó su misión:

Los ángeles de la resurrección tienen la tarea que les ha dado el SEÑOR Dios de permanecer con el hijo y la hija que está acelerando en conciencia mediante la invocación a los fuegos sagrados del corazón, aumentando, pues, y acelerando mediante el Imán del Gran Sol Central la luz del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en el corazón.

Somos los ángeles que estuvieron a la cabeza y a los pies del cuerpo de Cristo cuidando de ese valioso cuerpo como mayordomos de la vida, allá en la tumba. YO SOY el ángel que anunció a Magdalena, «no está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor»[1].

El gozo de la resurrección es el gozo de nuestro corazón cuando guardamos el campo de fuerza de Alfa y Omega para el hijo, la hija de Dios que se ha ganado la oportunidad de la iniciación de la resurrección. Ese hijo, pues, es capaz de invocar y de atraer mediante el fuego del corazón y el fuego de los centros sagrados un impulso acumulado acelerado del fuego de la resurrección, acelerando las células y los átomos de una manera coordinada, chakra por chakra, con un movimiento esférico que comienza dentro del corazón y, en sentido horario, se extiende a los chakras que están por encima y por debajo del corazón hasta que todo el campo de energía se convierte en un sol giratorio de luz.

Y la aceleración, pues, que sostiene la conciencia del hijo de Dios que está fuera del templo corporal sobrevolando esa forma sin vida, esa conciencia atrae un impulso acumulado más y más grande de la luz de la Presencia YO SOY hasta que de nuevo se atrae de esa Presencia YO SOY el pleno impulso acumulado de la llama trina, afianzada otra vez en el vehículo físico, y el que estaba muerto es restaurado a la vida.

Este es el medio de conquistar… Esta es la iniciación que representan los hijos e hijas de Dios que vienen al Templo de la Resurrección sobre Tierra Santa y que son recibidos también en Lúxor por Serapis Bey. Esta es la iniciación que se lleva a cabo en la equivalente etérica de la Gran Pirámide.

El Ángel de la Resurrección dice:

He puesto mis pies en la tumba donde Él yació. He puesto mis pies sobre la roca. He puesto mis manos sobre la piedra. He visto su forma sin vida, y lo he visto resucitar. Lo he visto salir por la puerta abierta, y esa llama trina restaurada, y la luz comenzar a latir, y la forma llenarse de vida. Y por tanto soy testigo ocular de aquel acontecimiento que ha sido cuestionado durante dos mil años… Esta es la victoria que fue y que es para todos… Os enseñaremos a acelerar el fuego de la resurrección, y seremos para vosotros guardianes, amigos y compañeros siervos[2].

La llama de la resurrección es un poderoso asociado de la curación. Puede invocarse para la resurrección no sólo de los cuatro cuerpos inferiores, sino también del alma y el espíritu de hombres y países e incluso del propio cuerpo de la Tierra.

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 1, “Ángel de la Resurrección”.

  1. Mateo 28:6.
  2. Ángel de la Resurrección, “From the Tomb of Mater to the Open Door of the Spirit (De la tumba de la Materia a la puerta abierta del Espíritu)”, 8 de abril de 1977.