Retiro de Apolo y Lúmina

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Apollo and Lumina's retreat and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español

El retiro de Apolo y Lúmina está ubicado en el plano etérico, sobre la Baja Sajonia, en Alemania. Allí los Elohim del segundo rayo concentran las energías del chakra de la coronilla del planeta.

Definición

En el exterior del edificio hay tres columnas que forman un triángulo. Estos pilares son electrodos que focalizan una estrella amarilla en lo alto de cada uno de ellos. Hay tres pisos en la cúpula redonda de este retiro etérico, construido en forma de curva parabólica. El primer piso es el más grande, el segundo y el tercero disminuyen de tamaño progresivamente. En el centro de cada uno de los niveles hay un foco esférico de las llamas de Apolo y Lúmina.

En el centro del primer piso hay una bola dorada y amarilla que se parece a una galaxia giratoria, con sus grupos de estrellas que la integran girando a una frecuencia tal que parecen estar en perfecto reposo. En el centro del segundo piso hay una esfera idéntica de un azul zafiro brillante. En el centro de la sala superior hay otra esfera dorada como la del primer piso. En cada piso hay una sala de meditación esférica que tiene como punto central la llama esférica.

Cada una de estas salas aloja aproximadamente a mil ángeles, que sirven a Apolo y Lúmina. Sus gloriosas auras y túnicas doradas y amarillas hacen que los que los contemplan se sientan como si estuvieran en el centro del Gran Eje. Clases, laboratorios, bibliotecas y archivos forman un dibujo radial desde el centro de la sala de meditación en cada piso. En el primer nivel hay un pasillo circular que sigue la circunferencia del edificio. A cada lado del pasillo hay expuestos objetos tridimensionales que muestran el funcionamiento de la ley de los ciclos por toda la Tierra. Hay varios millares de muestras así sobre columnas cuadradas de unos cuatro pies de altura.

Cuando los Elohim respondieron a la gran orden de ir y crear la Tierra, lo hicieron mediante la iniciación de los ciclos. La multitud de ciclos que integra nuestro mundo es lo que en realidad compone su individualidad. Los ciclos de la tierra, el aire, el fuego y el agua, del reino mineral y el vegetal, del tiempo y el espacio, todos ellos están ilustrados. Estos ciclos están basados en la ley del doce, ilustrado en las doce franjas del cuerpo causal y los doce signos del zodíaco, también conocidos como las doce jerarquías del Sol.

Están también ilustrados los ciclos de seres cósmicos y sus emisiones de luz hacia el planeta, los ciclos de las civilizaciones, los ciclos de la fotosíntesis y la precipitación. El campo energético electrónico dentro de las columnas cuadradas permite que estos objetos expuestos estén suspendidos en el aire y que tengan «partes vivas», llamas móviles, espirales, mostrando un sin fin de complejidades de muestro mundo y haciéndolas sencillas a través de ilustraciones. Uno podría pasar fácilmente cien años estudiando estas muestras y siendo instruido por los grandes científicos cósmicos que prestan servicio en este retiro.

Las funciones de este templo

En preparación para la era de oro venidera, enormes mareas de llama de la iluminación están siendo emitidas desde este templo. Los millones de ángeles que sirven a Apolo y Lúmina están listos para ir y elevar la conciencia de toda la Tierra hasta el nivel del Cristo, en respuesta a los llamados de los estudiantes. Estos, junto con los ángeles que prestan servicio en los retiros de Jofiel y Cristina, el Señor Lanto, el Dios y la Diosa Merú, el Señor Gautama Buda, el Señor Himalaya, el Señor Maitreya y los Instructores del Mundo, deberían ser llamados en nombre de la iluminación de toda la humanidad, porque están a la altura en todos los sentidos de la enorme tarea a realizar.

La llama de los Elohim

La llama de Apolo es de color amarillo dorado con una funda azul. La acción de la funda azul consiste en un campo energético protector de la sabiduría del Cristo, que antecede a la manifestación de la sabiduría en el mundo de la forma, atravesando la densidad del error humano y la energía mal cualificada, haciendo el camino para la manifestación de la mente Crística. La llama de Lúmina es de un amarillo dorado, que sigue a la llama de Apolo en la manifestación de los siete aspectos de la mente Crística.

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 2, “El retiro de Apolo y Lúmina”.