Cardenal Bonzano

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Cardinal Bonzano and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
Cardenal Bonzano

El cardenal Bonzano vivió en Chicago y ascendió tras fallecer en 1927. Fue prelado de la Iglesia Católica durante muchos años. Durante su servicio como sacerdote vio la llama violeta cuando meditaba. En cierto punto, cuando hacía sus devociones, la llama violeta se volvió una parte viva de él, día tras día. Mediante la llama violeta y su servicio fue capaz de transmutar una cantidad suficiente de karma como para ganarse la ascensión.

Desde su ascensión, el cardenal Bonzano ha dicho:

Antes de ascender, como directivo de la Santa Iglesia a la que pertenecía, aspiré con todo mi corazón a conseguir de la mano de Dios todas las maravillas que su amor pudiera transmitir. Y así me enseñaron interiormente la ley de la llama violeta, y conocí una comunión interior con Saint Germain que ha sido concedida a otros príncipes de la Iglesia en algunas ocasiones.

Después estuve capacitado para que me elevaran a la posición de ser ascendido para rodear al amado Maestro Jesús, y considero esto como un supremo tributo del cielo. Pero como la mayoría de nosotros no está satisfecha con el mero disfrute de las maravillas del cielo, continuamos transmitiendo nuestro amor y servicio a la humanidad de muchas formas. Miríadas de ángeles irradian su luz hacia la Tierra cada día, llevando mensajes de amor desde nuestros consejos y desde los consejos de estrellas incluso más allá de vuestro conocimiento[1].

El Manú Vaivasvata habló de la ascensión del cardenal Bonzano:

Esta es la meta de todo hombre: lograr su ascensión en la luz. Pero la ascensión en la luz, aunque es un regalo para todo hombre, requiere algo de aplicación. La Gran Ley Cósmica ha concedido la ascensión en varias ocasiones a quienes no tenían toda la preparación en esta actividad en particular; algunos de vosotros estáis familiarizados con el cardenal Bonzano, y entendéis que realizó la ascensión en la luz. Sin embargo, esta enseñanza concreta y específica, la invocación del fuego sagrado con los decretos, está calculada por los maestros ascendidos para que proporcione éxito y oportunidad inconmensurables a aquellos que practiquen sus enseñanzas y principios.

Mientras que las personas pueden de vez en cuando realizar la ascensión desde fuera de esta actividad, ello no significa que este camino no sea rápido, valioso e invaluable. Y por tanto, os insto por todo el amor de los maestros ascendidos, por todo el amor del Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, a que atesoréis esta oportunidad de escuchar nuestras palabras, de caminar bajo esta luz y de expandir la llama de la luz en vosotros hasta que, en armonía con la unidad universal de Dios, ésta se ponga en paz con la armonía universal presente en todo[2].

Podemos llamar al cardenal Bonzano (así como al papa Pío XII, al papa Juan XXIII, al Padre Pío, a santa Teresa de Lisieux, a la Madre Cabrini, a Santa Bernadette y a los muchos otros que han ascendido después de su última encarnación de servicio en la Iglesia Católica) pidiendo la iluminación de la jerarquía católica y la libertad del devoto de todo temor a las verdaderas enseñanzas de Cristo e ignorancia sobre ellas.

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 1, “Bonzano, Cardenal”.

  1. Cardenal Bonzano, 24 de noviembre de 1963.
  2. Vaivasvata Manu, “Torrents of Divine Love (Torrentes de amor divino)”, “The Radiant Word (La Palabra radiante)”, Perlas de Sabiduría, vol. 15, núm. 48, 26 de noviembre de 1972.