Catedral de la Naturaleza

From TSL Encyclopedia
(Redirected from Catedral de la Naturaleza)
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Cathedral of Nature and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español
La casa donde se dice que nació Kuthumi en su encarnación final, Dal Lake, Cachemira

La Catedral de la Naturaleza es el retiro del maestro ascendido Kuthumi. Se encuentra justamente sobre el lago Dal, en la ciudad cachemira de Srinagar. El foco físico del retiro etérico se encuentra en los hermosos jardines que embellecen los entornos del lago. Estos jardines fueron diseñados y ejecutados bajo la dirección de Kuthumi, en su encarnación como Shah Jahan, el emperador que también construyó el Taj Mahal en Agra, entre 1632 y 1650.

En uno de los jardines hay una casa de la que dicen que es el lugar de nacimiento de Kuthumi en su última encarnación. Cerca hay otra casa, con un manantial de agua pura, del que dicen que cura muchas formas de enfermedades incurables. Los peregrinos llegan de todas partes para acceder a las aguas de este manantial. Detrás de los jardines hay una montaña, el punto de afianzamiento físico del retiro etérico del amado Kuthumi, cuya llama de paz iluminada se puede sentir por toda la región.

Jardín Chashme Shahi, Lago Dal, Cachemira

Definición

El enorme salón central del retiro está construido con una sustancia parecida al mármol, combinada con piedras blancas chispeantes. La gigantesca cúpula sobre el salón está compuesta del mismo material. Bancos de mármol forman un diseño circular alrededor del centro de la sala, mientras que en la periferia estos están orientados en perpendicular a los lados, en forma radial. Los bancos guardan cierta distancia unos de otros, dejando espacio para que los maestros reúnan un grupo de discípulos alrededor de cada uno de estos bancos.

Los colores del cuerpo causal son introducidos en este gran salón blanco en los cojines que hay sobre el asiento de los bancos. Los maestros y sus discípulos llevan túnicas doradas, pues pertenecen a la Orden de los Hermanos de la Túnica Dorada. Durante las veinticuatro horas del día, grupos de discípulos se reúnen con su instructor en este gran salón. A intervalos durante cada ciclo de veinticuatro horas, el Señor del Mundo, el Representante del Cristo Cósmico o uno de los Instructores del Mundo entra en el salón y se pone en el estrado elevado, en el centro, para dirigirse a los maestros y sus discípulos. En tal ocasión, cuando uno de los susodichos maestros da un discurso, los grupos se unen formando un gran y único grupo que mira al centro.

Adjunta al gran salón blanco hay una sala de la llama, en la que el foco de la llama de la iluminación está protegido. Allí los Hermanos de la Túnica Dorada van a sentarse en la postura del loto para meditar, rezar y expandir la acción de la llama por sus hermanos y hermanas, tanto los que están encarnados como los que no lo están. Otros edificios forman una parte del complejo de este retiro, incluyendo las bibliotecas que contienen pergaminos de sabiduría, protegidas por los ángeles de la iluminación. En estos edificios las funciones habituales de un retiro son llevadas a cabo por los administradores que están bajo el jerarca, como la programación de la enseñanza para todo el planeta y la reunión de almas, tanto las que están encarnadas como las que se están preparando para encarnar, con el fin de que estudien estos planes y luego vayan a aplicarlos en el mundo de la forma.

Jardín Chashme Shahi, con el Lago Dal a la distancia

Ven a Cachemira

Kuthumi escribe:

Se me conoce como un maestro de la paz, pero prefiero que me llamen simplemente Hermano de la Túnica Dorada. Esa orden santa, que fue fundada hace mucho por alguien que vio el verdadero conocimiento como la paz que sobrepasa todo entendimiento, aún está en funcionamiento hoy día; y en nuestro grupo contamos con seres ascendidos que han desposado la llama dorada de la iluminación como un medio de impartir paz a la humanidad así como con esos hermanos y hermanas no ascendidos que desean convertirse en la presencia de la paz de Su sabiduría para toda la humanidad.

Buscamos nuevos miembros. Por tanto, os escribo para informaros del hecho de que hay puestos disponibles en nuestras cámaras, en nuestras bibliotecas y en nuestros retiros, disponibles para quienes llamen con diligencia y estén dispuestos a ser la totalidad del Todo para los corazones con hambre de la llama, siempre sin reservas. Sí, tenemos puestos disponibles para aquellos que no tienen reservas en utilizar la llama cuando invocan con un gran fervor pronunciando Su nombre…

Si deseáis asistir a nuestra Universidad del Espíritu para aprender la forma de enseñar a los hombres a rezar, entonces digo: llamadme y pedid a las huestes angélicas que os acompañen a mi retiro en Cachemira. Y os recibiremos aquí para que escuchéis la Palabra; no sólo la mía, sino la de los maestros de los Himalayas, que han esbozado un curso de instrucción para los instructores de la raza[1].

Véase también

Hermanos y Hermanas de la Túnica Dorada

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 2, s.v. “Catedral de la Naturaleza”.

  1. Kuthumi, “The Opening of the Temple Doors II (La apertura de las puertas del templo II)”, Pearls of Wisdom, vol. 16, no. 11, 18 de marzo de 1973.