Catedral de la Llama Violeta

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Cathedral of the Violet Flame and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español

El 11 de octubre de 1975, en San Francisco, el Arcángel Zadquiel anunció la transferencia de la Catedral de la Llama Violeta desde los sacerdotes y sacerdotisas del Planeta Violeta. El dijo:

En este momento está siendo transportada por huestes angélicas, que llevan esta gigantesca catedral para colocarla en el plano etérico de la atmósfera de la Tierra para la consagración de la llama violeta y como otro punto de concentración para las almas que deseen ser libres de frecuentarla mientras su cuerpo duerme por la noche. Y por tanto, la Catedral de la Llama Violeta está colocada en el corazón de las montañas Rocosas, en conmemoración a la luz de la libertad del Regente del Planeta Violeta, Omri-Tas, que responde a las llamadas de las hombres y las mujeres que buscan la luz de la libertad pero que no conocen la llama violeta. ¡Salve a los hijos de la luz! ¡Salve a los elementales! Porque ellos también están invitados a entrar en la Catedral de la Llama Violeta para ser saturados con esa luz, para ser depurados de todas las cargas de los planos de la conciencia humana…

Los focos de luz de esta Catedral son las joyas de los cristales de amatista y violeta de muchas variedades, que también sostienen la acción de la llama violeta. Y estos cristales no son nativos de la Tierra, sino que provienen del Planeta Violeta como especímenes de lo que allí se forma como la cristalización de la mente Crística…

Acordaos de entrar en la Catedral de la Llama Violeta. Encontraréis a ángeles de la llama violeta que allí cuidan, cuidan de la llama del fuego sagrado; y también encontraréis en el altar, el altar central, un foco de jade, el regalo del Ángel Deva del Templo de Jade, que está colocado ahí como la ofrenda de curación para aquellos que vengan para que su sustancia sea transmutada. Un foco de jade, jade curativo, para la eliminación de la causa y el núcleo de ese pecado y esa lucha que produce la enfermedad en la mente, en las almas, en los cuerpos.

Y también veréis a ciertos ángeles, doce en número, que vienen del Templo del Ángel Deva. También veréis un arco de luz desde ese templo en China hasta el templo en Norteamérica. Y si sois afortunados en la llama de la Verdad viva, también encontraréis al Ángel Deva allí, oficiando ante el altar con los ángeles de la llama violeta.

Así, he venido en medio del juicio para hablaros de este regalo de los sacerdotes y sacerdotisas del fuego sagrado. Así que haced camino hacia la Catedral de la Llama Violeta y sed bendecidos al llevar esa llama al norte, al sur, al este y al oeste[1].

Véase también

Templo de Jade

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 2, “La Catedral de la Llama Violeta”.

  1. Arcángel Zadquiel, “The Cathedral of the Violet Flame (La Catedral de la Llama Violeta)”, 11 de octubre de 1975.