Ciudad Cuadrangular

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page City Foursquare and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
El ángel muestra a Juan la Nueva Jerusalén, con el Cordero de Dios en el centro, del Apocalipsis de Bamberg

La Nueva Jerusalén; arquetipo de las ciudades etéricas de luz de la era dorada que existen incluso ahora en el plano etérico (en el cielo) y a la espera de descender a la manifestación física (en la tierra). San Juan el Revelador vio el descenso de la Ciudad Santa como la geometría inmaculada de lo que ha de ser y que ya es en los reinos invisibles de luz: «Y yo, Juan, vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios».[1] Así que para que esta visión y esta profecía se cumplan, Jesús nos enseñó a orar con la autoridad de la Palabra hablada: «¡Venga a nosotros tu reino en la tierra como en el cielo!».

Las almas no ascendidas pueden invocar el mandala de la Ciudad Cuadrangular para la manifestación de la conciencia crística como es Arriba es abajo. La Ciudad Cuadrangular contiene el proyecto original de la identidad solar (soul: del alma) de los 144.000 arquetipos de los hijos e hijas de Dios, necesarios para concentrar la Integridad Divina de Su conciencia en una dispensación en particular. La Luz de la ciudad se emite desde la Presencia YO SOY; la del Cordero, el Cristo Cósmico, desde el Yo Crístico. Las joyas son los 144 focos y frecuencias de la luz anclados en los chakras del Cristo Cósmico.

Ciclopea habló de la Ciudad Cuadrangular en un dictado el 5 de julio de 1970:

Esta noche pinto ante vosotros la visión de la Ciudad Santa, la magnífica Ciudad Cuadrangular, el reino divino que llegará a la Tierra al guardar vosotros la llama. Y cuandoquiera que veáis informes sobre problemas, crisis e injusticias en los periódicos, pido por el poder de los Elohim, en nombre del Todopoderoso y con el permiso de vuestro Santo Ser Crístico, que esa visión de la Ciudad Cuadrangular destelle desde vuestra conciencia hacia el mundo, hacia esa situación, hacia los puntos problemáticos como una matriz divina del cubo cósmico, esa Ciudad Cuadrangular que es la clave para la superación de todo hombre, la clave para la ascensión del planeta mismo.

Metafísicamente, los cuatro planos del universo de la Materia

Metafísicamente hablando, la Ciudad Cuadrangular es el mandala de los cuatro planos y cuadrantes del universo de la Materia; son los cuatro lados de la Gran Pirámide de la conciencia crística concentrada en las esferas de la Materia. Las doce puertas son puertas de la conciencia del Cristo que señalan las líneas y los grados de las iniciaciones que él ha preparado para sus discípulos. Las doce puertas son puertas abiertas a las doce cualidades del Cristo Cósmico sostenidas por las doce jerarquías solares (que son emanaciones del Cristo Universal) para todos aquéllos que se han investido del Amor ardiente del Espíritu que todo lo consume, aquéllos que revestidos de gracia quieran entrar «por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza»[2].

El Retiro de la Madre Divina

Artículo principal: Retiro de la Madre Divina

Madre María también habló de la Ciudad Cuadrangular:

La fundación de vuestro ser y la pirámide de la Vida es, de hecho, una por una la Ciudad Cuadrangular. Y la Ciudad Santa que Juan vio descender del cielo: esa ciudad, amados, es la ciudadela de la conciencia superior de cada ser del hombre en los vastos confines del Gran Cuerpo Causal. Colectivamente, esa gran Ciudad Cuadrangular es la inmensidad del Retiro de la Madre Divina en las octavas etéricas donde está la verdadera Ciudad de la Luz, donde reina la era dorada.[3]

Norteamérica

Los maestros ascendidos han llamado a América del Norte el mapa de la "Ciudad Cuadrangular", el Lugar Preparado y la Tierra Prometida para la reencarnación de la semilla de luz de Abraham. El Dios y la Diosa Merú han dicho:

Estamos decididos a revertir la marea con una Ciudad Cuadrangular de Estados Unidos y Canadá fuerte y unida. Y este cuadrado más grande, encuentra su corazón en el Retiro Interno, que será la base y la fortaleza de los poderes de la Luz y los chelas para avanzar y hacer retroceder todo el impulso acumulado y el efecto de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis.[4]

Gran Sol Central

La más alta representación de la Divinidad en el Huevo Cósmico son Alfa y Omega, que moran en la Ciudad Cuadrangular en el Gran Sol Central. El 11 de abril de 1971, Omega habló sobre esa Ciudad Cuadrangular:

Vengo, entonces, a encender la llama de nuevo, para dar visión y perspectiva, para orientar el plan divino y para resucitar dentro de vosotros el recuerdo del voto original que habéis tomado delante del altar del Dios Altísimo, el altar central en la Ciudad Cuadrangular, dentro de la catedral que hay allí, donde el gran órgano tocó la nota clave de vuestra llama Divina cuando entrasteis en los anillos de la niebla de fuego cristalino y avanzasteis hacia las casas de las jerarquías solares, descendiendo a través de ciclos del infinito a ciclos de tiempo y espacio.

Cuando los cuatro cuerpos inferiores están en perfecta alineación a través del poder del Cristo dentro del corazón, entonces el campo de fuerza de la Ciudad Cuadrangular en el Gran Sol Central es superpuesto a la conciencia del hombre.

La ciudad de Los Ángeles

El 20 de marzo de 1975, Jesús consagró a Los Ángeles como la Nueva Jerusalén:

Yo, Jesús, vuestro Señor y vuestro Maestro, deseo tener en esta Ciudad de los Ángeles un foco permanente de luz donde el Vicario de Cristo pueda venir para dar la palabra de salvación y atraer esas energías, las energías de la luz de los ángeles y la luz de los Elohim, al punto focal de la Deidad. Porque este es ese lugar en la nueva tierra y en el nuevo Israel, en estos Estados Unidos. Este es el lugar que he consagrado como el punto de la Nueva Jerusalén.

Deseo representar aquí a la Ciudad Santa y al Retiro de la Llama de la Resurrección que está sobre Tierra Santa. Entonces, en el Nuevo Mundo y en este continente, que esta ciudad se dedique al cumplimiento de la resurrección para y en nombre de toda la humanidad. Deseo entrar en mi Iglesia, donde el llamado de mi convocatoria me recibirá, y deseo predicar la Palabra a través de la Madre de la Llama cada domingo por la mañana para la elevación de la humanidad.[5]

Otras ciudades y lugares en la tierra

El 3 de febrero de 1985, el Arcángel Miguel habló de la matriz de la Nueva Jerusalén que también descendía sobre otros lugares del planeta:

Simultáneamente con el descenso de la réplica del campo de fuerza de la Corte del Fuego Sagrado sobre Los Ángeles, también se produce el descenso de la matriz etérica de la Nueva Jerusalén en este punto y en varios puntos del planeta.

Hemos hablado antes del descenso de este arquetipo y esta manifestación, pero el descenso debe venir a través de la Presencia Electrónica de los chelas encarnados, a través del imán de sus corazones, de su propia Presencia YO SOY, a través de su adhesión a la voluntad de Dios y esa fe perfecta que confía en que Dios realizará todos los milagros y salvará al máximo a esta comunidad de Luz para realizar su obra perfecta.

Comprended que podemos anunciar muchas veces el descenso de la Ciudad Santa y debéis entender lo que es: es la contraparte etérica de lo que es el plan divino para todas y cada una de las ciudades y centros de luz en la tierra. Y en última instancia, superpuesta a lo que es el plan divino, específico y único para la ciudad, está el de la mismísima Nueva Jerusalén, que es la ciudad de Cristo y sus santos y que contiene la matriz etérica divina y verdadera a la que las tribus pérdidas y los Cristos regresarán.

Veamos que ambos se manifiesten en cada área: tanto el plan divino local como la ciudad etérica que desciende (esa en particular de esa área) y la de la mismísima Nueva Jerusalén. Que todos se den cuenta de que si debe haber justicia en la Tierra en cualquier campo de actividad, es esta matriz la que debe invocarse y hacer descender a la manifestación. Por lo tanto, aquellos ciudadanos de otras ciudades, estados y naciones pueden tomar esto, mi revelación, pueden reproducirla y reproducirla tan a menudo como quieran y escribir sus cartas a los Veinticuatros Ancianos para que la misma matriz etérica de la Corte del Fuego Sagrado pueda focalizarse en sus estados y naciones.

No digo cuál será la respuesta. Soy un defensor del llamado y la espada de llama azul. Soy un defensor de la ciencia de la Palabra hablada. Soy un defensor del poder del chakra del rayo azul y de lo que puede hacer para recrear al mundo.[6]

Una visión para la curación de la Tierra

En 1970 el Elohim Ciclopea anunció que las jerarquías de las Pléyades habían dado una dispensación para la manifestación del arquetipo divino del planeta Tierra. Ciclopea dijo:

Esta noche pinto ante vosotros la visión de la Ciudad Santa, la magnífica Ciudad Cuadrangular, el reino divino que llegará a la Tierra al guardar vosotros la llama. Y cuandoquiera que veáis informes sobre problemas, crisis e injusticias en los periódicos, pido por el poder de los Elohim, en nombre del Todopoderoso y con el permiso de vuestro Santo Ser Crístico, que esa visión de la Ciudad Cuadrangular destelle desde vuestra conciencia hacia el mundo, hacia esa situación, hacia los puntos problemáticos como una matriz divina del cubo cósmico, esa Ciudad Cuadrangular que es la clave para la superación de todo hombre, la clave para la ascensión del planeta mismo.

Y así, digo, por el poder del Poderoso Víctory, por el poder de esa estrella de seis puntas del equilibrio divino, como Arriba, así abajo, por el poder del Ojo Omnividente de Dios que penetra en el centro de esa estrella, concentro en vuestra conciencia esta noche y afianzo en vuestro tercer ojo la visión de esa ciudad Cuadrangular…

Ese foco es la imagen más poderosa que se puede producir para la manifestación del Cristo y del reino de Dios en esta Tierra. Contiene en sí todo el poder de la Madre del Mundo y la matriz divina de ella para todo el universo material para la manifestación del Cristo....

Que el Ojo Omnividente de Dios penetre para determinar qué está ocurriendo en el mundo, para determinar la posición de las fuerzas malvadas. Y entonces, que esa proyección del cubo cósmico sea impresa sobre ellas, sellando el lugar donde el mal habita mediante el poder del Altísimo.

Toda la jerarquía de las Pléyades está detrás de este experimento para la total transformación del orbe planetario mediante el poder del Ojo Omnividente de Dios. Por tanto, digo, os doy la clave: llamad a las Pléyades y a sus jerarquías. Hay millones de seres cósmicos con sus séquitos cósmicos que aparecerán en respuesta a vuestra oración, millones de Cristos Cósmicos que llevarán a la manifestación ese arquetipo divino[7]

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Saint Germain Sobre Alquimia: Fórmulas para la autotransformation.

Perlas de Sabiduría, vol. 29, núm. 16.

Elizabeth Clare Prophet, 31 de marzo de 1972.

  1. Apocalipsis 21:2, 9-27.
  2. Salmos 100:4.
  3. Madre María, "¿Quién construirá mi Templo?" Perlas de Sabiduría, vol. 31, núm. 51, 14 de agosto de 1988.
  4. Dios y Diosa Merú, "La batalla de Armagedón en los salones de clase de América", Perlas de Sabiduría, vol. 31, núm. 41, 24 de febrero de 1985.
  5. Jesucristo, "Las piedras vivientes de la Iglesia Universal y Triunfante", Perlas de Sabiduría, vol. 62, núm. 15, 15 de abril del 2019.
  6. Arcángel Miguel, "El llamado: Hablen claro y una espada del Jerarca de Banff", Perlas de Sabiduría, vol. 28, núm. 10, 10 de marzo de 1985.
  7. Perlas de Sabiduría, 1978, págs. 390-91.