Discipulado

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Discipleship and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español

Condición de hallarse adherido al Cristo y a las enseñanzas de la Gran Hermandad Blanca; proceso de alcanzar la automaestría a través de la autodisciplina en las iniciaciones del Buda, los Instructores del Mundo y los Maestros Ascendidos.

Grados iniciáticos

Grados iniciáticos en el discipulado de la Palabra Viva:

(1) Estudiante: Durante esta fase el individuo se instruye, se convierte en estudiante de los escritos y las enseñanzas del Maestro. Es libre de ir y venir dentro de su comunidad, gozando de la compañía de los seguidores del Maestro y de los frutos de su dedicación pero sin haber declarado ninguna responsabilidad en particular a la persona del Maestro. No ha adquirido ningún compromiso, sino que más bien está estudiando para «presentarse aprobado»[1] y poder ser aceptado como siervo, o coservidor (conocido también como «chela»), compartiendo el gozo de la misión del Maestro en el mundo.

(2) Discípulo (chela): El individuo desea establecer un vínculo con el Maestro, esto es, recibir enseñanza directamente del Maestro más que solamente de sus escritos publicados. El discípulo responde al llamado del Maestro de abandonar sus propias redes de enredos kármicos y deseos mundanos y seguirlo: «Venid, dejad vuestras redes, os haré pescadores de hombres.»[2] El discípulo recibe las iniciaciones del Cristo Cósmico en el transcurso de su servicio al Maestro. Su corazón, su mente y su alma han comenzado a desplegar más amor en forma de aprecio y gratitud por las enseñanzas recibidas durante el nivel anterior de estudiante. Este amor se traduce en sacrificio, abnegación, servicio y entrega a la Persona del Cristo, el Sol detrás del Hijo del hombre del Maestro: Una vez acelerado ese estadio hacia el nivel de «ofrecimiento aceptable», y mientras el chela está dedicado a equilibrar la llama trina y saldar su karma, se sopesa si puede pasar al siguiente estadio.

(3) Amigo: Los que se consideran amigos del Maestro inician, por invitación —«Ya no os llamaré siervos sino amigos»[3]—, una relación de compañeros y colaboradores, llevando más responsabilidades en el camino del Maestro como salvador del mundo. El amigo carga la cruz y lleva la carga de la Luz del Maestro; demuestra las cualidades de la amistad, como Abraham hizo en su vida, u otros chelas que han subido a un nivel de entendimiento del corazón mismo y de la experiencia del Maestro, proporcionando aliento, consuelo, consejo y apoyo, por lealtad, tanto hacia los propósitos como hacia la persona del Maestro.

(4) Hermano: El grado de hermano es el nivel en que la unidad de la relación Gurú-chela, Alfa-Omega, se completa a través del intercambio horizontal de corazón a corazón en forma de ocho; el Gurú ha hecho al discípulo parte real de su propia carne y sangre y le ha otorgado toda la energía acumulada de su propia realización y porciones de su manto y autoridad en preparación para la ascensión del Maestro y para que el discípulo asuma una parte o todo el cargo del Maestro. Ésta es la relación de amor ejemplificada entre Jesús y Juan, su Madre, María, y tal vez su propio hermano (o primo) carnal, Santiago.

(5) Cristo o Ser Crístico: el Ungido de la Palabra Encarnada.

El sendero de discipulado

Ser un instrumento disponible es una de las grandes claves en el sendero del discipulado. El discípulo es el disciplinado que siempre está listo.

Kuthumi dice:

Un discípulo es el que practica las disciplinas del Ser Divino, que gobierna y disciplina la personalidad externa y sus propios patrones de ideas y tiene la conciencia Divina de sí mismo como una manifestación individualizada del YO SOY EL QUE YO SOY. Aquellos tan afortunados que han escogido el discipulado como un estilo de vida, han escogido así servir a la Luz. Al poner siempre a la Luz en primer lugar, encontrarán que un día la Luz los colocará a ellos en primer lugar: en el centro mismo de la voluntad de Dios. Entonces nada será imposible para el discípulo, porque nada es imposible para el Maestro.[4]

Para más información

Jesús y Kuthumi, Corona Class Lessons: For Those Who Would Teach Men the Way, capítulos 25–30.

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Saint Germain Sobre Alquimia: Fórmulas para la autotransformation.

  1. 2 Timoteo 2:15.
  2. Mateo 4:19; Marcos 1:17.
  3. Juan 15.
  4. Jesús y Kuthumi, Corona Class Lessons: For Those Who Would Teach Men the Way, capítulo 30.