Gabriel y Esperanza

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Gabriel and Hope and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
El Arcángel Gabriel

Gabriel y Esperanza son el arcángel y la arcangelina del cuarto rayo de la llama de la resurrección y la ascensión. Junto con los ángeles de la pureza y los serafines, estas llamas gemelas protegen el concepto inmaculado del diseño Divino de cada hombre, mujer y niño del planeta.

Ángel de la Anunciación

Gabriel es el Ángel de la Anunciación que saludó a María con las palabras: «¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres».[1] Gabriel saluda a cada futura madre con las buenas nuevas de la venida del Cristo para quien ella tiene el privilegio de preparar el templo corporal. Él coloca el patrón electrónico del Ser Crístico del niño que ha de llegar en el aura de la madre para que los elementales del cuerpo de madre e hijo, bajo la dirección de sus Seres Crísticos, puedan trabajar juntos y producir la forma perfecta. Las huestes angélicas trabajan con los padres para afianzar en el niño los talentos mejores y más altos, desarrollados en encarnaciones anteriores y que están almacenados en el cuerpo causal.

Aunque las mayoría de las mujeres del planeta de hoy día no están sintonizadas con la elevada conciencia de pureza de Gabriel y, por tanto, no oyen su voz, se avecina el tiempo en que todos los futuros padres oirán la anunciación del Cristo que desciende, y sabrán que traer a un alma enviada por Dios para que cumpla su destino es un llamado elevado y santo, una responsabilidad de la cual las parejas cualificadas no deberían rehuir.

Gabriel advierte que la campaña para limitar la población es un complot Anticristo para privar a las almas de la oportunidad de ganarse la ascensión. Los que proclaman o hacen caso de las mentiras sobre el control de la población pueden encontrarse los portales del nacimiento cerrados cuando después soliciten a los Señores del Karma poder reencarnar.

0000178 archangel-gabriel-with-lillies-tiffany-2146AX 600.jpeg

La resurrección

Gabriel y Esperanza están dedicados a la pureza de todas las corrientes de vida y a la del propósito de Dios para todas las almas. Esperanza llena a los padres de expectativas, alegría, entusiasmo y el recuerdo de la meta de toda corriente de vida: la ascensión en la luz.

Gabriel quisiera compartir con nosotros sus valiosos recuerdos de la mañana de resurrección de hace dos mil años. Él dice:

Estimadas damas y caballeros », dice Gabriel, «ahora quisiera cruzar los grandes registros akáshicos y visionar otra vez aquella mañana gloriosa cuando descendí por los éteres, acompañado de los santos ángeles de mi grupo, para avivar la llama de la esperanza en el corazón de los expectantes amados discípulos del Cristo moviendo la piedra de delante de la tumba en la que el valioso cuerpo yacía.

No fue ningún esfuerzo, y no es ningún esfuerzo para un ser angélico mover la materia cuando la Divinidad le da el poder. Y la piedra no resistió el paso de la luz de mis dedos. Al agarrarla momentáneamente, se me ocurrió el pensamiento de que, quisiera Dios, incluso en ese momento podría haber hecho rodar la piedra de la muerte de todo hombre y mujer en este querido planeta hasta que todos estuvieran libres del miedo y la opresión.

Los ángeles que me acompañaban, captando mi pensamiento instantáneamente, como tenemos por costumbre –porque no somos como vosotros, benditos, que necesitáis que los pensamientos se pronuncien–, rápidamente comenzaron un cántico de esperanza. Y guiados en melódica expresión por mi amada Esperanza, los ángeles empezaron esta maravillosa canción, que pareció irradiar un sendero de luz dorada de esperanza por la faz de la Tierra con el amanecer que se avecinaba. Por la mañana temprano, cuando las mujeres santas vinieron buscando al Cristo, encontraron la piedra movida[2].

Esta misma bendición y este mismo servicio de un arcángel también se nos ofrece a quienes de nosotros podamos aceptarlo. Tal como la mano de Gabriel movió la piedra ante la entrada de la tumba en la que Cristo yacía, también pueden los problemas y la densidad de nuestra vida ceder ante la luz, si le permitimos que entre en nuestro mundo. Cuando la tumba de la materialidad que está ante cada uno de nosotros como nuestra creación y densidad humanas se retira, podemos ver dentro de esa tumba al Cristo resucitado, nuestro propio Santo Ser Crístico, por encima de nosotros en los éteres, radiante en todo el esplendor de su gloria y perfección.

Su servicio hoy

El Arcángel Gabriel ha hablado de los misterios de la vida y la muerte, de este mundo y el que viene, y de la naturaleza de una conspiración antiquísima para dominar la mente, el alma y el corazón de las oleadas de vida no sólo del planeta Tierra, sino de este y otros sistemas de mundos. Él presenció las épocas antediluvianas, y nos habla de los libros de nuestro padre Enoc, interpretando con viveza la batalla entre la Luz y la Oscuridad.

En su libro The Mysteries of the Holy Grail (Los misterios del Santo Grial), Gabriel ha dado su enseñanza sobre el conocimiento del bien y el mal relativos y de cómo fue transmitido a nuestros primeros padres terrenales por los ángeles caídos, que conspiraron para rasgar el velo de inocencia de Adán y Eva de forma que no pudieran ver más al SEÑOR Dios cara a cara; y para que su progenie fuera desviada durante miles de años.

Gabriel es el amigo de Dios y el hombre. Todos los amantes de la luz pueden afirmar a este arcángel como su confidente y consejero especial. Él nos enseña acerca de la comunión lícita de los santos que habitan en estas octavas inferiores de la tierra con los santos que se mueven en las octavas superiores del cielo.

En 1987, la Arcangelina Esperanza dijo:

Oh amados corazones, ¿sabéis una cosa sobre la que tenéis un control completo y absoluto? Es esto: ¡que la era de oro puede manifestarse en esta hora donde vosotros estáis! Allá donde esté en vosotros la individualización de la llama de Dios, la era de oro ya puede estar teniendo lugar, en marcha en vuestra aura… No tenéis que seguir especulando, «¿vendrá la era de oro a la Tierra?»; sino que podéis decir, «está aquí, en mí. Eso lo sé, oh Dios. Está donde yo estoy, y no puedo desear más que eso. Porque con Esperanza lleno el cosmos de mi era de oro»[3].

Retiro

Artículo principal: Retiro de Gabriel y Esperanza

El retiro del Arcángel Gabriel y Esperanza se encuentra en el plano etérico entre Sacramento y el monte Shasta, en California. Como arcángel y arcangelina del cuarto rayo de la pureza y la ascensión, ellos también sirven con Jesús y la Virgen María en el Templo de la Resurrección, sobre Tierra Santa, y con Serapis Bey, señor del cuarto rayo, en el retiro etérico del Templo de la Ascensión, en Lúxor (Egipto).

La energía de Gabriel se focaliza con la música del Intermezzo de Cavalleria rusticana, de Pietro Mascagni.

Véase también

Para saber más sobre el ser cósmico Esperanza, véase Fe, Esperanza y Caridad

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 1, “Gabriel y Esperanza”.

  1. Lucas 1:28.
  2. El Arcángel Gabriel, 10 de septiembre de 1963.
  3. Perlas de Sabiduría, 1984, Primer libro, Primera introducción, págs. 19–20.