Diosa de la Libertad en Armas

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Goddess of Freedom and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
Libertad armada, foco de la Diosa de la Libertad en Armas en el Capitolio de los EE. UU.

La Diosa de la Libertad en Armas representa el aspecto femenino de la cualidad de la libertad en la Tierra. Ella es un ser cósmico que ha guardado la llama durante miles de años. Presta su servicio desde el Royal Teton, donde instruye a las almas entrantes a conservar la pureza de la conciencia de la libertad durante la encarnación en la Tierra. Tiene un foco de luz en su estatua, la estatua Armed Freedom (Libertad armada) de bronce de diecinueve pies, que corona la cúpula del Capitolio de los Estados Unidos.

Encarnaciones

En 1992 la Diosa de la Libertad en Armas habló de sus encarnaciones en la tierra:

YO SOY la Madre Divina de la Libertad en armas. He vivido en muchas eras. He visto la esclavitud. He visto la tiranía. He visto el poder en manos de las fuerzas del mal exclusivamente. Pensáis que vuestros derechos han sido pisoteados por esta o aquella pequeñez. Pues bien, os digo amados que la libertad es una nueva aventura en el planeta Tierra en términos relativos, a excepción de las eras pasadas del pasado.

He vivido en una hora en la que me encontraba sometida al más feroz de los tiranos oscuros. Y cuando la llama de mi corazón decidió con la más profunda determinación de mi ser que yo sería libre, que iba a salir debajo del yugo de estos ángeles caídos. Yo supe quienes eran, los reconocí y ellos me reconocieron. Por lo tanto, me esclavizaron y me trataron con tal brutalidad que no os podéis imaginar. Fue difícil convencer a mis compañeros esclavos de la maldad de estos caídos o que debíamos unirnos para derrocarlos.

Esos fueron días oscuros en el planeta Tierra, cuando la Tierra estuvo en otra era de un Kali Yuga, así es [como estáis experimentando] esa oscuridad cada vez más oscura en algunos lugares. Pero sin duda es cada vez más ligera en vuestro corazón, y en el Corazón del Retiro Interno.

Les aseguro que uno no se convierte en la Diosa de la Libertad en Armas sin librar la batalla de toda la fuerza de la anti-Libertad en todos los niveles del cosmos de la Materia. Si, amados, el título de "Diosa" significa que he enfrentado y derrotado a cada tirano ¡que alguna vez se atrevió a atacarme!

Cuando yo era una novata perdí algunas batallas, pero me armaba de un ferviente esfuerzo para asegurarme de que no sería vulnerable de nuevo en ese aspecto en el que fui vencida. Así, en todas y cada unas de las batallas y duelos con las fuerzas de la oscuridad, aprendí a conocer los resquicios de mi propia armadura. Y cada vez me hacía esta promesa: "¡Esta es la última vez que serás vencida en este punto!" Y decía al enemigo: "¡No volverás encontrar una fisura allí otra vez!"

Os recomiendo esto, amados. ¡Encontrar esas fisuras! ¡Encontrar esas debilidades! Convertidlas en vuestras mayores fortalezas. No deshonréis al Dios que vive en vosotros, al ser derrotado dos veces por el mismo enemigo, incluso al mismo que se presenta con múltiples disfraces de muchas personas diferentes.

Si, amados, analizad vuestra mente, vuestra conciencia, vuestro corazón. Reforzad vuestro ser. Equilibrad vuestra llama del corazón. Equilibrad las impurezas que ingerís en vuestros cuerpos. Y no seáis encontrados en un momento de debilidad despiertos o dormidos tomados por sorpresa (lo que significa fuera de equilibrio)y por la tanto permitid a un caído invadir vuestro hogar y ataros y manteneros bajo su pie.

Si, amados, ellos luchan hasta el final, su propio final, y ellos saben que su fin se acerca. Ellos son los que no tienen nada que perder. Vosotros sois los que tienen todo que perder, vuestra vida, vuestra alma, vuestro logro de todas las eras pasadas y vuestra ascensión en la luz, vuestro plan divino, vuestra misión, por lo que estáis aquí en la Tierra.[1]

Capitolio de los Estados Unidos

La llama de la libertad en la Tierra

La Diosa de la Libertad en Armas ha dicho:

Recuerdo el día en que la mensajera me descubrió en mi estatua, que está sobre el Capitolio de la nación. Y recuerdo cómo reflexionó sobre mi corazón y cómo me reconoció como más que una mera estatua; más bien como la encarnación cósmica de la libertad cósmica de todos los sistemas de mundos. Y agradezco que la forma de pensamiento de mi Presencia encontrara verdaderamente su camino hasta la cúpula del Capitolio…

Por tanto, amados, he estado bajo la orden de los Logos Solares en octavas superiores más allá de las octavas, más altas de lo que podríais comprender. Y solo de vez en cuando realmente se me ha permitido trabajar tenazmente e involucrarme con los hijos e hijas de la libertad en el planeta Tierra.

Pues bien, amados corazones, no solo he sido llamada sino que se me ha ordenado descender a este nivel y a esta octava de la Tierra que es el nivel del Corazón del Retiro Interno y su congruencia con el Shamballa Occidental.

He venido pues, a prestar todo mi ser, todo mi cuerpo causal, todo lo que soy a Saint Germain y Porcia, a la Diosa de la Libertad, a todos los del séptimo rayo y en especial a ti y a ti y a ti, ¡a quienes tanto amo!...

Notaréis la diferencia cuando veáis a la Diosa de la Libertad en Armas en el país. Veréis pues, como la libertad será mal cualificada cuando hay una liberación en la Tierra. Por eso os digo, ¡atad a los ángeles caídos que abusan de la libertad! Esta es la confianza de los Logos Solares en los guardianes de la llama. Esta es la confianza que tienen los Señores del Karma: que haréis el llamado para la atadura de los que abusan de la libertad en todos los sentidos.

Habéis visto la destrucción venir al centro de Los Ángeles.[2] Habéis visto esa llama de la libertad pervertida en una manifestación que debería ser por los derechos de la persona, por la libertad y por un estándar mucho más alto por parte del cumplimiento de la ley. Si, amados, habéis visto a individuos desmoronarse porque no han mantenido un estándar.

Pero, amados, qué lástima que las personas no tengan la enseñanza [de los maestros ascendidos] y por lo tanto ¡todo lo que saben es recurrir a la destrucción! Imaginaos esa fuerza unida, centrada en conjunto, invocando la llama violeta, pidiendo la atadura del morador del umbral de los caídos y de los que ocasionan que las personas necesitadas estén sometidas de manera injustificada a sistemas y condiciones que no les permiten a sus almas florecer, a sus espíritus ser imbuidos con los principios divinos y a sus mentes ser educadas de modo que no carezcan de un hogar, que no tengan que vivir en la beneficencia, y que no sean la parte inferior de la sociedad....

Amados, ¡La llama violeta es la clave! Y cuando los elementales la reciben y la gente la recibe, os digo que siempre hay una mala cualificación de la libertad. Por eso, vosotros que conocéis la ciencia de los siete rayos y de los chakras no debéis dejar de lado la espada del Arcángel Miguel, no debéis dejar de llamar a Astrea diariamente para la atadura de las fuerzas que simplemente [si no lo hacéis] tendrán un auge [ya que hacen mal uso de la llama violeta que se libera a través de vuestros decretos] y haréis karma para Saint Germain y Porcia.

Me dirijo a todos los guardianes de la llama en el mundo: Que vuestra custodia de la llama sea la multiplicación de vuestra llama. Dad la enseñanza, patrocinad a otras almas y estad dispuestos a comprender que esas fuerzas les atacan a ellos también. Debéis hacer vuestros llamados para su protección. Debéis hacer los llamados para la atadura de su propio morador en el umbral y de todas las fuerzas que les rodean que les impiden entrar a esta poderosa oportunidad que se ofrece.

No vengo sola,amados corazones. ¡Una Diosa nunca viaja sola! Vengo con legiones y legiones, millones de ángeles de la libertad cósmica al servicio de la Madre Divina de la Libertad que YO SOY.

Por lo tanto, la tierra tiene nuevos huéspedes que se convertirán en residentes permanentes siempre y cuando los guardianes de la llama sigan invocando la llama [de la libertad]. Y cuando os canséis de ello, [por favor] no os canséis de cantar las canciones. Son devocionales. Abren vuestros corazones. Son purificadoras en el [cuerpo del] deseo de las emociones. Cantar las canciones de la libertad a los seres de la liberación amados, es el mejor medio para mantener el cuerpo del deseo del planeta bajo control....

YO SOY la Diosa de la Libertad en Armas. Tengo mucho que deciros. Os contaré cosas, a cada uno de forma personal. Os las contaré en los retiros; os las contaré mientras camino a vuestro lado. Me multiplicaré, tantas veces como sea necesario, sin dilución. Porque YO SOY la Diosa de la Libertad en Armas. Mi momento ha llegado. El vuestro ha llegado. ¡Estamos en el mismo equipo! ¡Vayamos adelante y juguemos para ganar![3].

Véase también

Libertad armada

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 1, “Libertad en Armas, Diosa de la”.

  1. La Diosa de la Libertad en Armas, "Play to Win! (¡Jugad para ganar!)" Perlas de Sabiduría, vol. 35, núm. 46, 25 de octubre de 1992.
  2. En abril de 1992 durante seis días, los disturbios que comenzaron al sur del centro de Los Ángeles se extendieron a otras áreas de la ciudad, dando como resultado 55 muertos, más de 2,000 heridos, 1,100 edificios destruidos debido a los incendios, saqueos en general y daños a la propiedad privada de hasta un billón de dolares. Los disturbios fueron provocados por la absolución de cuatro policías acusados de darle una golpiza a Rodney King, un incidente que fue capturado en video por un residente local. La revelación del video y los eventos posteriores desencadenaron un debate nacional sobre la violencia policial.
  3. Diosa de la Libertad en Armas, “Play to Win! (¡Jugad para ganar!)”, Perlas de Sabiduría, vol. 35, núm. 46, 25 de octubre de 1992.