Era dorada

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Golden age and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español

Ciclo de iluminación, paz y armonía en el que las almas de la humanidad se funden con la Llama del Cristo para el cumplimiento del plan divino, "como es Arriba es abajo". A través de la convergencia del plano etérico y la envoltura etérica con los tres vehículos inferiores del cuerpo planetario y sus evoluciones, el reino de los cielos se manifestará en la Tierra tal como ya existe ahora en la octava etérica.

Las eras doradas de antaño

El recuerdo externo de eras doradas del pasado hace tiempo que se ha desvanecido de la conciencia de la humanidad, pero el deseo de la gente de progresar socialmente y de tener un buen gobierno demuestra que existe un recuerdo interno en algunas almas que saben que hay un mejor sistema de vida porque ya lo han experimentado. Cualesquiera datos relativos a civilizaciones de eras doradas quedaron enterrados no solo con los continentes que se hundieron bajo los océanos Atlántico y Pacífico y con los restos de otras civilizaciones que fueron destruidas por cataclismos, sino también en las partes recónditas del subconsciente de todos los que evolucionan en este planeta. Además, esos registros se grabaron en el éter, en esa sustancia y dimensión conocida como ákasha, donde el clarividente puede leerlos y estudiarlos.

El sueño de futuras eras doradas

Era el sueño del Rey Arturo y de los caballeros de la mesa redonda crear la sociedad ideal de la era dorada que Platón había soñado, y de la que Francis Bacon escribió más tarde y también Tomás Moro que escribió su Utopía. Y nosotros, en nuestros sueños de la infancia, también hemos anhelado esta sociedad ideal: hablamos del idealismo de la juventud, la búsqueda de lo que tal vez sea poco realista, poco práctico, pero es esa oleada de energía creativa que aún no está estancada, ese flujo de la vida, como es arriba es abajo. El sueño también está registrado en la profecía de Juan en el Libro de Apocalipsis. “La ciudad no tiene necesidad de sol, ni de luna que brillen en ella, porque la gloria de Dios la ilumina y el Cordero es su lumbrera”. [1]

Características de las eras doradas

Los líderes de la sociedad ideal son al mismo tiempo sacerdotes, reyes y científicos; porque no hay separación entre el gobierno, la ciencia y la religión, a las que se considera la llama tripartita de Poder, Sabiduría y Amor. Se otorgan los puestos de autoridad en los templos y en instituciones gubernamentales, educativas y científicas a aquellos iniciados que han aprobado ciertos niveles de maestría sobre sí mismos y que, por ello, están capacitados para gobernar y para tomar decisiones a favor de los que todavía están pasando por las pruebas e iniciaciones que todos, al fin y al cabo, deben superar para poder obtener la inmortalidad.

Las leyes de la sociedad ideal se basan en la ley cósmica que el Creador puso en "las entrañas" del hombre, que escribió cuidadosamente en su corazón, y luego envió a sus ángeles para que las registraran en los archivos de la Verdad universal. Se las ha custodiado hasta el momento presente en los retiros de la hermandad de los Maestros Ascendidos que ya han pasado por esta o por otras aulas planetarias.

Quienes reconocen la autoridad de Dios sobre el hombre, adquieren, por ello, el derecho a regir en calidad de supervisores de Dios en la sociedad ideal; y este es el doble significado de la palabra gobierno. Así como el Cristo es la cabeza de todo varón y la principal piedra angular en el templo del Ser, él está a la cabeza de la sociedad ideal. Y quienquiera que encarne en mayor medida la conciencia crística tendrá mayor capacidad para gobernar. Por tanto, se reconoce a la manifestación del Cristo Universal como la meta más alta de todos los miembros de la sociedad. Si no se adhieren todos a ella, la civilización de una era dorada no puede perdurar. Y puesto que los habitantes de la Tierra no comparten esta meta actualmente, la sociedad ideal no existe en ella hoy día.

La era dorada en el plano etérico

Si miramos hacia arriba en el sentido de mirar hacia el plano etérico, encontraremos la era dorada como un mándala y como un modelo para nuestro planeta que ahora es una realidad. Hay un plan para una era dorada en espera para poder cumplirse. Estamos en ese punto en el que ahora tenemos la opción de elegir si vamos a entrar en una sociedad de la era dorada o si aceleraremos las espirales de desintegración, decadencia, cisma que han comenzado en Estados Unidos y en el mundo. Las enseñanzas de los maestros ascendidos son un bosquejo paso a paso de cómo podemos hacer realidad la conciencia de la era dorada.

Eras doradas individuales

La era dorada de las tres primeras razas raíz

Lemuria

Atlántida

La era dorada de Jesucristo en la Atlántida

La era dorada del Rey y Reina de la Nieve, donde ahora es Groenlandia

Civilización de oro en el desierto del Sáhara

La civilización de oro de los Incas

La civilización de oro de Casimir Poseidón, donde ahora está el Amazonas

Era dorada de Grecia

Ciudades etéricas

Venus

Planeta Violeta

Para más información

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, El sendero del Yo Superior, págs. 60-71.

Elizabeth Clare Prophet, “La era dorada de Jesucristo en la Atlántida,” 28 de abril de 1991 (grabación de audio)

Elizabeth Clare Prophet, “La era dorada: ¿Es una realidad?” 10 de octubre de 1975 (grabación de audio)

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Saint Germain Sobre Alquimia: Fórmulas para la autotransformation.

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, El sendero del Yo Superior, capítulo 3.

Elizabeth Clare Prophet, 10 de octubre de 1975.

  1. Ap. 21:13.