Gran Hermandad Blanca

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Great White Brotherhood and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português

Orden espiritual de santos occidentales y adeptos orientales que se han unido al Espíritu del Dios vivo y que comprende las huestes celestiales. Han trascendido los ciclos de karma y renacimiento y ascendido (acelerado) a aquella realidad superior que es la morada eterna del alma. La palabra «blanca» no se refiere a raza sino al aura (halo) de luz blanca que circunda su forma.

En cada era y en cada cultura han surgido Maestros Ascendidos de la Gran Hermandad Blanca, unidos por los más altos propósitos de la hermandad del hombre bajo la Paternidad de Dios, para inspirar logros creativos en la educación, las artes y las ciencias, el gobierno divino y la Vida abundante en las economías de las naciones. La Hermandad comprende entre sus rangos a ciertos chelas no ascendidos de los Maestros Ascendidos. Jesús el Cristo reveló la existencia de esta orden celestial de santos «vestidos de blanco» a su siervo Juan en Apocalipsis[1].

Propósito

La función principal de la Gran Hermandad Blanca es devolver la libertad del Uno a la conciencia de la humanidad mediante el amplio esparcimiento de la comprensión del cosmos, las Leyes infalibles que gobiernan los ciclos y el destino del microcosmos (hombre) y el Macrocosmos (su verdadero hogar de Luz).

Fundación

La idea de la Hermandad nació en la mente de Dios a través de la conciencia Crística universal que era el Logos, la luz pura del Gran Camino Blanco. Dios Padre no podía contemplar el mal ni contemplar la iniquidad, pero a través del Cristo, se mantenía enterado de cada situación en el universo. La inteligencia del Cristo dotó al concepto del Padre con la Realidad tangible de la Gran Hermandad Blanca. Así nació la prenda sin costuras de la conciencia crística universal.

La Hermandad es la esperanza de todo hombre. Es el plan de Dios para la expresión ordenada de su amor. Su provisión es para la elevación del individuo mediante la elevación de la totalidad, así como para la elevación de la totalidad mediante la elevación del individuo. Es un medio eficaz por medio del cual Dios se acerca sigilosamente para realizar sus maravillas y milagros de rescate y salvación a un mundo que se ha apartado del camino de la justicia.

Aunque de origen espiritual, la Gran Hermandad Blanca mantiene hoy un contacto muy real con la gente de la Tierra. Los iniciados superiores son bastante conscientes de su contacto con la Hermandad, mientras que los iniciados menores trabajan y sirven sin ningún conocimiento consciente del contacto con la Hermandad. La Gran Hermandad Blanca también funciona en otros planetas y en otros sistemas de mundos.

Membresía

Los miembros de esta fraternidad espiritual representan a la Deidad como rayos de luz que brotan del sol, cada uno portando un aspecto de la conciencia del Creador y haciéndolo práctico para las almas encarnadas. Los miembros no pueden revelar su membresía, ni siquiera a otros miembros. Sin embargo, pueden reconocer el servicio bajo la dirección de los maestros de la Gran Hermandad Blanca.

Uno de los miembros más conocidos de la Gran Hermandad Blanca es el Maestro Ascendido Jesucristo, cuyo ministerio en Galilea fue una manifestación magnífica del cumplimiento de siglos de intensa preparación y miles de años de intención divina. Los iniciados superiores de la Hermandad son conocidos como "los Señores de la Llama".

Funciones de la Hermandad

Todo maestro ascendido pertenece a la Gran Hermandad Blanca, y aquellos que aspiran a unirse con esta Hermandad deben aspirar a la conciencia Crística. No es posible revelar todas las innumerables funciones de la Hermandad y los métodos por medio de los cuales la Hermandad busca ayudar a la humanidad y protegerla contra sí misma. Es la agencia de Dios sobre la Tierra, y aunque ha sido muy difamada e incomprendida, continúa funcionando y seguirá funcionando hasta que cada individuo en esta Tierra alcance su natural intención de libertad Divina. Sin embargo, presentemos los objetivos sagrados establecidos por el Jefe del Consejo de Darjeeling de la Gran Hermandad Blanca.

Al comienzo del Año Nuevo de 1968, el amado El Morya publicó un programa de asistencia de quince puntos, que los concilios de la Hermandad habían decidido entregar a la humanidad durante ese año. Estos puntos resumen los propósitos de la Hermandad a través de los siglos, por lo que los incluimos aquí para que aquellos que deseen poner sus manos con firmeza en las manos de los Hermanos de Blanco puedan entender específicamente lo que pueden hacer para promover el plan divino de la Tierra e invocar la ayuda que las huestes celestiales consideran más relevantes en esta hora de necesidad mundial.

El Morya escribe:

¿Quién puede negar las necesidades que se enfrentan en esta hora o que enfrenta la humanidad? ¿Quien podría? Es nuestro más sincero deseo prestar ayuda a la humanidad tanto a nivel individual como colectivo el cual se enumera a continuación, para que pueda responder al ministerio de las huestes celestiales:

1. Incrementar el nivel de servicio individual para proporcionar una mejor y clara comprensión a los hombres de menor entendimiento;

2. Exponer de la manera más conveniente las enseñanzas más elevadas de la ley cósmica para aquellos que sean capaces de comprenderlas;

3. Crear lazos más estables con la Jerarquía a través de nuestros avanzados puestos cósmicos en el mundo de los hombres;

4. Introducir nuevos niveles de integridad, justicia y fe en el gobierno, en los negocios y en los esfuerzos religiosos, científicos y artísticos;

5. Ayudar a los que han visto o experimentado poco del reino celestial al amplificar el poder de la visión piadosa entre los hombres;

6. Desarrollar la naturaleza espiritual de todos los pueblos a fin de que experimenten una mayor alegría en el cumplimiento de la voluntad de Dios donde y cuando sean llamados a servir;

7. Sostener la fe en aquellos que todavía deben andar por ella;

8. Satisfacer las necesidades espirituales de la humanidad en todos los niveles de conciencia;

9. Promover la paz y la comprensión para acelerar la manifestación del propósito cósmico;

10. Utilizar un interés renovado de percepción extrasensorial y los asuntos del Espíritu para dirigir al buscador hacia el desarrollo de su divinidad latente en lugar de involucrarse en la búsqueda de los fenómenos;

11. Dilucidar a la humanidad aún más sobre la gran historia de la Jerarquía cósmica;

12. Construir poderosos estanques de energías de reserva como depósitos de poder espiritual que puedan ser usados por los discípulos de los maestros ascendidos en su servicio a la humanidad y para bendecir a toda la vida desde los retiros de los maestros ascendidos;

13. Asegurar nuevas dispensaciones del Consejo Kármico que proporcionarán estos estanques de energía e individuos encarnados conectados con la Jerarquía con suficiente poder y conocimiento cósmico para exteriorizar el plan para el año en curso;

14. Alentar a todos, incluso a los oprimidos, a que mantengan un alto nivel de su fe en la manifestación final de la gloria de Dios, al mismo tiempo que se percibe la absoluta necesidad de contrarrestar las manifestaciones ignorantes de la humanidad involucrada en su materialismo excesivo, el uso de drogas psicodélicas, formas de arte y música disonante, y la búsqueda vana de placer en su propio detrimento; y

15. Integrar al hombre en su totalidad según el designio divino original.[2]

The Summit Lighthouse

La actividad de The Summit Lighthouse está patrocinada y obtiene su autoridad por y a través de la Gran Hermandad Blanca. A medida que defiende los principios de esa Hermandad lo mejor que pueda, la Hermandad, en esta era, usará a the Summit como su brazo para sostener la antorcha de la iluminación hacia el hombre y esperamos que muchos vengan.

Véase también

Jerarquía cósmica

Para más información

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, The Path to Attainment (El sendero hacia el logro), capítulo 4, “La Gran Hermandad Blanca.”

Elizabeth Clare Prophet, The Great White Brotherhood in the Culture, History and Religion of America (La Gran Hermandad Blanca en la cultura, historia y religión de los Estados Unidos).

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Saint Germain Sobre Alquimia: Fórmulas para la autotransformation.

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, The Path to Attainment (El sendero hacia el logro), capítulo 4, “La Gran Hermandad Blanca.”

  1. Apocalipsis 3:4, 5, 6:9-11, 7:9, 13, 14, 19:14.
  2. El Morya, Perlas de Sabiduría, vol. 11, núm. 1.