Orden de San Francisco y Santa Clara

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Order of Francis and Clare and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español

El 27 de enero de 1985, Kuthumi inauguró formalmente la Orden de San Francisco y Santa Clara. Él dijo:

Amados, hago hincapié y pongo en primer plano vuestra atención a nuestra orden, la Orden de san Francisco y santa Clara, que ha sido durante mucho tiempo el motivo y propósito subyacente de muchos de los que sirven aquí y en todo el campo. Deseo inaugurar esta orden en esta hora de una manera más organizada, para que podáis identificaros, ya sea en el sendero del celibato o casados, con las obras que nos esforzamos por lograr en la reconstrucción de la Iglesia[1] sobre la piedra angular de la pureza mientras estáis sirviendo a toda la vida.

Deseo hablaros de nuestro lema, que lo llamaría hoy como obediencia, como pobreza, como castidad[2]. Hablaré de esto por un momento. Pues la obediencia de nuestro orden es para lo que llamamos amor a Cristo. Obediencia para amar en la persona de Cristo en cada maestro ascendido y no solo en Jesús. Obediencia a la luz interior y al llamado interno: la base de aquellos que caminan en conmemoración de los Instructores del Mundo.

La Orden de San Francisco y Santa Clara toma su nombre de un pintoresco período en la historia que estaba plagado de Armagedón personal y fuerzas viciosas en todo el sentido nefastas como lo que son hoy en día. También se remonta a una comprensión limitada de Cristo; sin embargo, en los misterios internos de nuestro corazón, sabíamos mucho más de lo que nos atrevíamos a decir.

La orden de hoy va más allá de lo que era un nuevo nacimiento en la era de Acuario. Y a medida que recibís el manto y la percepción del cargo, forjáis esa orden y hacéis de ella lo que debe de ser. Por lo tanto, amados corazones, la castidad misma es pureza. Es la pureza de los chakras. Es la pureza del corazón. Es el sendero del Sagrado Corazón. Es la pureza del alma y la purificación del cuerpo. Sobre todo, es la transmutación de todo el karma pasado. Es la dedicación al sendero de la ascensión al elevar ese fuego de la kundalini.

La pobreza es autovaciarse, para que uno pueda ser llenado. Cada día dais de vuestra propia luz como ofrenda. Por lo tanto, conoced el verdadero camino de la Madre Pobreza. El vaciamiento para que uno pueda ser llenado es la naturaleza del sendero. La pobreza es un amor que es más grande para los demás que para uno mismo.

A estas tres virtudes agrego una cuarta: es la defensa de la Madre Iglesia.

También se incluye en esta orden la Orden del Niño, amada por Jesús, traída por Lanello, de la que habéis oído contar en el aniversario de The Summit Lighthouse.[3]...

Que seáis entonces aquellos que se esfuerzan. Recordad también que la Orden de San Francisco y Santa Clara en la octava etérica se cumple ahora a través de la Orden de los Hermanos y Hermanas de la Túnica Dorada. Es la túnica dorada de los Instructores del Mundo y de la Cristeidad, es el amanecer dorado de la iluminación para la Tierra. Así traigo el concepto de la orden en la hora de la venida de Jofiel cuando se necesita tanta iluminación.

Benditos, no temáis el Sendero, pues se revela como un manto dorado ante vosotros. El amor que hemos conocido, la exacerbación por el Espíritu Santo en nuestras comuniones, todo lo que compartimos, supera con creces cualquier adversidad, persecución o conciencia humana que podáis encontrar. [4]

Para más información

Página web dedicada a las Santas Órdenes.

Véase también

Hermanos y Hermanas de la Túnica Dorada

Notas

  1. Mientras oraba un día en 1206 en la capilla en ruinas de san Damián fuera de la puerta de Asís, escuchó una voz desde el crucifijo sobre el altar: “Francisco, ve y repara mi casa que, como veis, se está cayendo en ruinas". Francisco, renunciando a los bienes terrenales y a los lazos familiares, abrazó una vida de pobreza y, durante dos o tres años, se dedicó fervientemente a reparar la iglesia de san Damián, una capilla en honor a san Pedro, y la Porciúncula, la capilla de santa María de los Ángeles, cerca de Asís.
  2. La Orden Franciscana de los Frailes Menores (los "hermanos pequeños") fue fundada por San Francisco en 1209 "para seguir las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo y seguir sus huellas". Francisco escribió: "La Regla y la vida de los Hermanos Menores es esta, concretamente, observar el Santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo viviendo en obediencia, sin propiedades y en castidad". En 1212, cuando Clara, una joven devota de noble cuna, decidió seguir su forma de vida, Francisco inició una segunda orden para mujeres, que se conoció como las Clarisas Pobres (o la Orden de santa Clara). Hacia 1221, fundó la tercera Orden de Hermanos y Hermanas de la Penitencia, una fraternidad laica para quienes no deseaban retirarse del mundo ni tomar votos religiosos, sino que deseaban vivir según los preceptos franciscanos.
  3. Durante la celebración del vigésimo quinto aniversario de The Summit Lighthouse en agosto de 1983, la mensajera leyó extractos de las Notas del Ashram, una colección preciosa de correspondencia y enseñanzas del Maestro Morya documentada por Mark L. Prophet antes de la fundación de The Summit Lighthouse en 1958. La primera carta, fechada el 26 de abril de 1951, Mark anuncia a sus chelas la formación de la "Orden del Niño".
  4. Kuthumi “Recordad el antiguo encuentro", Perlas de Sabiduría, vol. 28, núm. 9, 3 de marzo de 1985.