Porcia

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Portia and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
La Maestra Ascendida Portia

Gracias a miles de años de servicio a Dios en el séptimo rayo de la justicia, la libertad, la misericordia, el perdón, la alquimia y el ritual sagrado, la amada Porcia logró la encarnación de la llama Divina y la conciencia Divina de la justicia divina como oportunidad divina. De ahí que sea llamada Diosa de la Justicia o Diosa de la Oportunidad.

Representando el sexto rayo del servicio y la ministración en el Consejo Kármico, Porcia guarda la llama de la justicia y la oportunidad por las evoluciones de la Tierra. Prestando servicio con la jerarquía de Libra (véase Doce jearquías solares), enseña a la humanidad a sostener el equilibrio de la llama del Cristo en los cuatro cuerpos inferiores mediante la maestría sobre los cuatro elementos. Puesto que la justicia es el punto central entre el pensamiento y el sentimiento, el equilibrio de Porcia se encuentra entre las polaridades creativas de los rayos masculino y femenino de la Deidad, o entre el yin y el yang de la creación.

La amada Porcia es la llama gemela y la consorte divina de Saint Germain, el chohán del séptimo rayo. El 1 de mayo de 1954, en los niveles internos, fueron coronados oficialmente como directores de la séptima dispensación del servicio ordenado. Durante este ciclo de dos mil años, conocido como era de Acuario, ha sido ordenado que se establezca para la Tierra la nueva y permanente era de oro.

Su servicio en eras pasadas

En eras anteriores de belleza, perfección y abundancia, la justicia reinó suprema. Porcia realizó la ascensión en la luz antes de que la discordia comenzara a manifestarse en la Tierra. Cuando el sentido de justicia de la humanidad se deformó, provocando así un desequilibrio en todo lo que ella emprendía, no pudo hacer otra cosa que arroparse con su manto y quedarse en el Gran Silencio (en reinos superiores de conciencia), pues los maestros ascendidos jamás interfieren con lo que hacen los hombres a menos que sean invocados por su decreto que se manifiesta como pensamiento, palabra y obra.

Durante esas eras, Saint Germain continuó encarnando en la Tierra mientras Porcia permaneció en las octavas de la luz. Cuando ascendió desde la Mansión Rakoczy en 1684, Saint Germain también entró en el Gran Silencio, donde su amada llama gemela (cuyo nombre había inscrito en El mercader de Venecia) había esperado su regreso por mucho tiempo.

No mucho después, el amado Sanctus Germanus recibió la dispensación de los Señores del Karma para operar en el mundo de la forma como un ser ascendido con la apariencia de un ser no ascendido. Por las cortes de la Europa del siglo XVIII fue conocido como el Conde de Saint Germain. Muchas de las demostraciones que hizo de su maestría están descritas en los diarios de Madame d'Adhémar, quién lo conoció durante al menos medio siglo. Ella escribe sobre las visitas de Saint Germain a ella y a las cortes de Luis XV y Luis XVI, observando en su rostro radiante la apariencia de un hombre de poco más de cuarenta años de edad durante todo ese período. Desgraciadamente, sus esfuerzos por conseguir la atención de la corte de Francia y otras coronadas cabezas de Europa no tuvieron éxito.

Saint Germain fue visto por última vez por Madame Adhémar en la Plaza de la Revolución el 16 de octubre de 1793, durante la ejecución por guillotina de María Antonieta. El maestro estaba con Porcia bajo de la estatua de la Diosa de la Libertad. Inmediatamente después de su ejecución, llevaron el alma de María Antonieta a la Cueva de la Luz, el retiro del Gran Director Divino en la India. Tres meses después de que abandonaran esta escena, Porcia se retiró a las octavas de luz, donde permaneció en nirvana hasta que salió en 1939 para ayudar a Saint Germain con sus actividades en los Estados Unidos.

Mientras estuvo en nirvana, Porcia sostuvo el equilibrio para las actividades externas de Saint Germain y purificó los registros del dolor de la experiencia europea que tuvieron. Algún tiempo después de que Porcia entrara en nirvana, Saint Germain volvió a Europa solo, con el fin de patrocinar a Napoleón en el establecimiento de los Estados Unidos de Europa. Cuando quedó claro que Napoleón iba a utilizar la luz del maestro para promover su propia voluntad, Saint Germain le retiró todo el patrocinio en 1810. Desde ese momento en adelante Saint Germain permaneció a falta de un término mejor, "descansando" en la Cueva de la Luz y reuniendo fuerzas. De vez en cuando patrocinó actividades en los Estados Unidos y pasó ciclos calculados en nirvana.

Su servicio hoy

En ese momento los ciclos de la vida habían exigido que la balanza de la justicia se equilibrara como preparación para la era de oro y, puesto que entre los hombres algunos habían comenzado a solicitar que se restableciera la justicia divina, el 9 de abril de 1939 Porcia salió del Gran Silencio para hablar por primera vez desde su ascensión. Incluso ahora apenas habla, pero cuando lo hace, su atributo divino de equilibrio perfecto (simbolizado por la balanza) se afianza en el campo energético de todos los que lo quieran recibir.

El equilibrio entre justicia y misericordia

Porcia habla del equilibrio entre justicia y misericordia, dos cualidades del séptimo rayo:

La humanidad frecuentemente se ve presa de una gran aflicción por motivo de sus propios actos kármicos y por los registros que se encuentran en su forma, porque como el pajarillo, las personas se sienten como si estuvieran en las garras de las condiciones externas y no saben que incluso la vida, aquí, tiene el propósito de devolverlas al nido del corazón de Dios y el de la justicia santa.

Los hombres tiemblan, porque tiemblan en ignorancia. Por tanto, que reciban ahora el consuelo de la justicia y sepan que aunque se me conoce como la Diosa de la Justicia, la Misericordia me lleva de la mano siempre y lo hará por siempre, porque Kuan Yin camina conmigo allí donde yo vaya y también ella derrama su radiación.

Sobre el círculo de la justicia está impreso el círculo de la misericordia. Y si queréis hacer como hago yo, allá donde intentéis o queráis administrar justicia a otros quienes también tengáis bajo vuestra responsabilidad, impartiréis misericordia; no con esa cualidad desequilibrada que hace que las personas se destruyan a sí mismas por vuestra falta de firmeza, sino con ese perfecto equilibrio de comprensión espiritual que da a cada hombre esa cantidad de misericordia adecuadamente mezclada con justicia que es lo mejor para él. [1]

Entonces, ¿cómo traducirá la libertad, como una llama de la Madre, como la shakti de Saint Germain, la misericordia y la justicia de la Ley en esta época? Oh amados, justicia y misericordia son la interacción del gran caduceo del rayo femenino de la séptima era y dispensación. El séptimo rayo de la luz de Dios que es la llama violeta es un caduceo ígneo, el entrelazado de la misericordia y la justicia como una guirnalda de Alfa y Omega alrededor del altar central de la luz de la libertad.[2]

Retiro

Artículo principal: Retiro de Porcia

Porcia tiene un retiro sobre Ghana. Ella pidió que utilicemos la música de la «Marcha Rakoczy», de Franz Liszt, para atraer su presencia.

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 2, “Porcia”.

  1. Porcia, 10 de octubre de 1964.
  2. Porcia, «La misericordia y la justicia de la Ley en la llama de la libertad de la Madre», 1 de julio de 1978.