Templo de la Resurrección

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Resurrection Temple and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
Vista de Jerusalén desde el Monte de los Olivos

El Templo de la Resurrección se encuentra en el reino etérico, sobre la ciudad de Jerusalén, en Tierra Santa. Este retiro, foco de la llama de la resurrección, está a cargo de Jesús y la Virgen María.

El templo está localizado en un edificio redondo flanqueado por dos alas. Es blanco y de forma circular, rodeado por siete pasillos de varios grados de radiación o radiación graduada. En el centro del templo está la llama de la resurrección, una llama opalescente, madreperla, que eleva el cuerpo a ese estado justo antes de la ascensión en el que la llama trina está equilibrada y los cuatro cuerpos inferiores están alineados.

Ocho columnas rodean el altar central. Las pinturas sobre las paredes de la sala de la llama circular representan la elevación de la conciencia de la humanidad mediante patrones y actividades individuales clave que la Hermandad de este retiro proyecta como las fases que conducen a la era de oro. Observamos en una sección de uno de los cuatro murales a un gran patriarca con una túnica de terciopelo rosa, leyendo a la gente un libro de ley cósmica.

Ángeles de la llama de la resurrección prestan servicio en este retiro, sirviendo a la llama y a aquellas almas que son llevadas a las cámaras de la resurrección en las alas adjuntas a la sala de la llama central. Ahí los estudiantes son instruidos sobre cómo elevar sus vibraciones para equilibrar la llama trina y alinear sus cuatro cuerpos inferiores en preparación para la ascensión, la iniciación que va después de la resurrección.

Hay secciones del retiro donde aquellos que han abandonado la pantalla de la vida prematuramente son llevados para recuperarse de la conmoción. Allí permanecen en un estado de sueño en sus cuerpos etéricos hasta que la acción de la llama de la resurrección resucita su conciencia, elimina el aguijón de la muerte y ellos despiertan por su propio libre albedrío, apareciendo para participar en el trabajo en clase que se lleva a cabo en el retiro. Después de que se han adaptado al cambio y a sus oportunidades de servicio y preparación entre encarnaciones, son llevados a otros retiros de los maestros para recibir un entrenamiento especializado y a otras ciudades etéricas.

El Arcángel Uriel y Aurora, junto con Gabriel y Esperanza, frecuentan este retiro para expandir la llama de la resurrección por la humanidad. Del mismo modo, la Diosa de la Primavera, la amada Amarilis, utiliza el Espíritu de la Llama de la Resurrección cada año por el reino de la naturaleza.

Jesús nos recibe en su retiro:

Os doy la bienvenida, junto con María la Madre y Saint Germain, así como muchos que os anteceden y que prestan servicio aquí, conmigo, en el Templo de la Resurrección, la ciudad santa que late con la vida abundante sobre el lugar en el que nuestra victoria fue y es por siempre una.

«¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta a sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste!»[1]. Nuestro retiro permanece para dar eterno testimonio de la Verdad que hemos exteriorizado en el mundo de la forma, ¡y los portales del infierno no prevalecerán contra él![2].

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 2, “El Templo de la Resurrección”.

  1. Mateo 23:37.
  2. Elizabeth Clare Prophet, The Opening of the Temple Doors (La apertura de las puertas del templo), capítulo 7.