Retiro Royal Teton

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Royal Teton Retreat and the translation is 92% complete.
Other languages:
English • ‎español
La cordillera Teton


El Retiro Royal Teton, congruente con la cordillera Teton, cerca de Jackson Hole, en Wyoming, es el retiro principal de la Gran Hermandad Blanca en Norteamérica. Confucio es el jerarca de este retiro físico-etérico en la montaña Grand Teton. Este retiro es un antiguo foco de gran luz donde los siete rayos de los Elohim y los arcángeles están amparados.

Los Señores del Karma, Gautama Buda y todos los miembros de la Gran Hermandad Blanca frecuentan este lugar de reunión de los maestros ascendidos y sus discípulos, manteniendo las funciones especializadas de sus propios retiros.

Historia

Este retiro es muy antiguo. En este punto, la primera y la segunda raza raíz descendieron a la forma patrocinadas por el Arcángel Miguel y los demás arcángeles. A medida que los miembros de la primera raza raíz completaron su plan individual y comenzaron a ascender, fueron asumiendo puestos en la jerarquía para reforzar en el sistema creativo de arriba los impulsos acumulados que se habían reunido abajo.

Los retiros y focos de la Gran Hermandad Blanca se fueron estableciendo gradualmente a medida que los miembros de la primera raza raíz fueron surgiendo para llenar los puestos necesarios para una magnetización de luz en constante expansión y trascendencia sobre el cuerpo planetario. En los primeros días de la primera raza raíz, el Retiro Royal Teton se abrió como el hogar del Manú y el centro de los siete amados arcángeles y sus complementos, que también habían anclado sus llamas en todo el cuerpo planetario.

Meetings at the retreat

Dos veces al año –durante el solsticio de invierno y el de verano– los Señores del Karma se congregan en las cámaras de consejo de este retiro para actuar con respecto a las peticiones de los hijos y las hijas de Dios y para entregar las dispensaciones cósmicas que provienen del corazón de Alfa y Omega, en el Gran Sol Central (asignaciones de energía para la iluminación y el progreso de la humanidad).

Cada víspera de Año Nuevo el Vigilante Silencioso de este sistema solar entrega la forma de pensamiento para el año entrante al Señor del Mundo, Gautama Buda, que a su vez la entrega a las evoluciones no ascendidas de la Tierra desde el Retiro Royal Teton. La forma de pensamiento contiene las claves para la exteriorización de la voluntad de Dios para el planeta del próximo ciclo de doce meses.

Definición

Nos acercamos a la entrada oculta del Retiro Royal Teton acompañados por un maestro ascendido, para quien los grandes peñascos de la ladera montañosa se apartan y unas grandes puertas de bronce se abren de par en par. En un ascensor, descendemos doscientos pies al corazón de la montaña. Tras entrar por el vestíbulo de recepción, observamos un magnífico tapiz, abundantemente bordado con seda y joyas, que representa a los fundadores del retiro en el acto de invocar un enorme poder del sol.

Acompañado por el maestro ascendido Saint Germain, Guy W. Ballard (ahora el maestro ascendido Godfre) visitó el Retiro Royal Teton en un tiempo anterior del siglo xx, dejando constancia de sus experiencias tanto en este retiro como en la Cueva de los Símbolos en sus libros Unveiled Mysteries (Misterios desvelados) y The Magic Presence (La Mágica Presencia).

The great council hall

Él describió cómo fue llevado a un gran salón de consejo de doscientos pies de largo y cien pies de ancho, cuyo techo estaba a una altura de cincuenta pies. Ónice blanco forma parte de las paredes. Otras son de un granito azul y rosa muy pulido. Una veta de oro dejada en su estado natural en la roca de una de las paredes adorna este marco.

En el centro del techo abovedado hay un disco de oro, de doce pies de diámetro. Una estrella de siete puntas formada totalmente por resplandecientes diamantes amarillos llena el centro del disco y emite una luz brillante y dorada. Alrededor de este foco del Gran Sol Central hay dos anillos de doce pulgadas. El anillo interior es rosa oscuro y el exterior es de un violeta oscuro iridiscente. Siete discos más pequeños también rodean el Sol Central concentrando los siete rayos de los Elohim, que entran en contacto y dan vigor a los siete chakras en el hombre y a las agrupaciones de ganglios en la vida animal. Las corrientes de los Elohim dirigidas a través de estos focos también benefician al reino elemental y la vida de las plantas en la Tierra. Las enormes corrientes emitidas por los Elohim son reducidas por los maestros ascendidos y puestas a disposición de la humanidad y los elementales.

0000212 all-seeing-eye-of-god-5-x-7 600.jpeg

Focalizado en la pared, al fondo de este salón, hay un gran ojo, que representa el Ojo Omnividente de Dios. A través de él poderosas corrientes son dirigidas para realinear las fuerzas que hay sobre la Tierra con el patrón inmaculado que Dios mantiene para toda su creación. Los siete rayos de los Elohim están amparados en este retiro y los rayos están concentrados y afianzados en esta gran imagen del Ojo Omnividente de Dios, en el gran salón de consejo.

El Espejo Cósmico

Artículo principal: Espejo Cósmico

En otra pared hay un panel de sustancia precipitada que se utiliza como espejo para instruir a los iniciados de los maestros ascendidos y miembros de la Hermandad. Sobre él los maestros proyectan los registros akáshicos de las actividades de la Tierra o cualquier otro planeta sobre el que deseen dar enseñanza, ya sea del pasado, del presente o del futuro.

Otras salas

También hay en este retiro salas de registros que contienen unos ejes sobre los que hay escritos, en oro prensado, los registros de muchas civilizaciones que han existido en la Tierra desde sus primeros días. Otras salas contienen oro y joyas que los maestros ascendidos han rescatado de los continentes y civilizaciones perdidas que se han derrumbado.

En el centro de la sala, donde se guarda el oro, hay un foco para la precipitación de la luz solar. En otra sala se focaliza la llama trina. También hay una cámara de llama violeta así como departamentos de ciencia y rehabilitación, y salas de consejo en las que tiene lugar una continua planificación y desarrollo de proyectos que han de llevar a cabo las almas encarnadas.

En muchas clases son recibidos los que asisten a este retiro en sus cuerpos sutiles mientras duermen. Otras zonas están provistas para quienes, después de abandonar su encarnación física, han de permanecer en un estado de sueño hasta que llegue el momento de despertar para prepararse para la siguiente encarnación. Una sala de música con hermosos instrumentos que han sido perfeccionados por los maestros ascendidos envía al mundo la música de las esferas. Los patrones perfectos de algunos de estos instrumentos han sido enviados como ideas a la mente de algunos músicos del mundo, y más se enviarán en la era de oro. Muchas nuevas invenciones, fórmulas científicas, técnicas en el arte y en todos los campos del empeño humano (ya desarrolladas por los maestros ascendidos) también serán entregadas desde este retiro cuando la humanidad haya demostrado su predisposición a utilizarlas honorablemente y de acuerdo moralmente con la regla de oro.

El Retiro Royal Teton es el foco para la precipitación de la cultura de la Madre Divina. La precipitación es necesaria para crear una era de oro y la llama de la precipitación está afianzada allí, el verde chino teñido con oro y amarillo, la llama de la iluminación concentrada por Confucio y el Señor Lanto. Este retiro, funcionando junto con la iluminación del retiro de los Elohim Apolo y Lúmina en Europa occidental, da un ímpetu a las invenciones científicas del hemisferio occidental.

Attending the retreat

En el Retiro Royal Teton se celebran cónclaves a los que asisten miles de corrientes de vida de todos los continentes, que viajan allí en sus cuerpos sutiles mediante el viaje del alma mientras duermen. También hay clases y seminarios más pequeños. Saint Germain y el Señor Lanto, con el maestro ascendido Confucio, dirigen sus Universidades del Espíritu allí (cursos de instrucción que dan los señores de los siete rayos y el Maha Chohán en sus respectivos retiros para decenas de miles de estudiantes que siguen el sendero de la maestría propia en los siete rayos). En el reino etérico que hay sobre este retiro se ha construido un anfiteatro para acoger a aquellas corrientes de vida que, por dispensación reciente, han recibido permiso para ir al retiro en sus cuerpos sutiles para ser instruidas.

Confucio ha hablado de algunas de las finalidades que tiene el asistir el retiro:

Al venir al Retiro Royal Teton, se sirven muchos propósitos, por el hecho en particular de que muchas de las evoluciones de la antigua China han reencarnado aquí, en los Estados Unidos. Son las apacibles almas Búdicas, los diligentes, los que han establecido también la base de la familia en los Estados Unidos y la lealtad básica de la familia, el código ético, la amabilidad, la dulzura y el deseo de aprender como medio de llegar a la conciencia Divina.

Muchas de estas almas han respondido también a las enseñanzas del Tíbet, de Gautama y de Maitreya. De Oriente han venido. Han venido por una encarnación con el fin de que su sabiduría pueda ser encendida con la libertad, para que puedan ayudar a los Estados Unidos en el gran cambio de los siglos en el que la mecanización y el falso materialismo pueda ser detenido y se pueda manifestar en su lugar una eterealización, una espiritualidad, un conquistar el yo, la sociedad y las energías del tiempo y el espacio[1].

Lanto también nos invita a que asistamos a las clases de este retiro:

En las cámaras del Royal Teton, donde el brillo dorado de la victoria satura la atmósfera santificada por los victoriosos, estoy para dar conferencias a quienes guardan la llama de la Madre del Mundo y al remanente de la progenie de ella que ha abandonado los caminos del mundo en favor de su manto. Invito a todos aquellos que buscan la Sabiduría –aunque sus velos y atuendo varíen cuando ella pasa por todos los niveles del aprendizaje–, a todos aquellos que busquen su conocimiento como el verdadero conocimiento que surge de la mente fértil del Creador.

A vosotros os digo: venid a la fuente de la Sabiduría y preparaos mientras queda tiempo para convertiros en todo lo que la Sabiduría os ha tenido reservado durante las eras. Y con el aceite santo del cedro del Himalaya, la Madre os ungirá para consagraros a la reunión en la Llama[2]

La música del retiro es «Oh tú, dulce estrella del crepúsculo», de Tannhäuser.

Véase también

Alfas, guardián de la entrada del Retiro Royal Teton

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 2, “Retiro Royal Teton”.

  1. Confucio, “In the Golden Light of the Golden Age of China (En la luz dorada de la era de oro de China)”, 13 de junio de 1976.
  2. Elizabeth Clare Prophet, The Opening of the Temple Doors (La apertura de las puertas del templo), capítulo 9.