Satanás

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Satan and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español
Satanás por Gustave Doré, una ilustración para "El paraíso perdido" de John Milton.
Parte de una serie de artículos sobre la
falsa jerarquía



   Artículos principales   
Falsa jerarquía
Ángeles caídos
Anticristo.



   Ángeles caídos individuales:   
Belcebú
Belial
Lucifer
Samael
Satanás
Serpiente



   Bandas de ángeles caídos   
Nefilim
Vigilantes
Luciferinos
Serpientes
Satanistas
Satánicos
Hijos de Belial



   Ramas de la    
   falsa jerarquía   
Illuminati
La Hermandad Negra de la India
La Hermandad del Cuervo Negro
Falsos gurús
 

[Del griego; hebreo "adversario".] Lugarteniente del Arcángel caído Lucifer y miembro de grado de su falsa jerarquía, a quien equivocadamente se toma por el mayor impostor. Sin embargo, antes de su caída Satanás no alcanzó el rango de Arcángel. Así, pues, en la jerarquía de los ángeles caídos, ni él ni nadie más sobrepasó nunca a Lucifer.

El "Demonio" era Lucifer y los ángeles caídos que sobrevivieron y que estaban a su mando se llaman demonios, es decir, la simiente de Lucifer que supera a la semilla de los poderes y principados menores de la Oscuridad. Aun así, en su personificación del Mal, o Velo de Energía (Energy Veil), aquéllos que deificaron y encarnaron el Mal Absoluto son conocidos con el término genérico de "demonio".

En la Biblia se hace referencia a Lucifer, a Satanás y a sus diversos lugartenientes como el adversario, el acusador de los hermanos, el tentador, el Anticristo la personificación de la mente carnal de la humanidad, esto es, el morador en el umbral planetario, Serpiente, la bestia, el dragón, etc.

El juicio final de Satanás

El 27 de enero de 1982 Satanás fue enviado al Tribunal del Fuego Sagrado, pasó por el juicio final y posteriormente por la segunda muerte. Jesús anunció este memorable evento:

Os anuncio que el miércoles pasado la Palabra ha sido pronunciada, en la hora y el triunfo del vigésimo séptimo día, para llevar ante la Corte del Fuego Sagrado a aquel que han conocido durante tanto tiempo como Satanás.

Benditos corazones, algunos de vosotros que sois nuestros discípulos alrededor del mundo saben que hace muchos años, en respuesta al llamado de nuestros mensajeros cuando ambos estaban encarnados juntos, Satanás fue atado y su poder se redujo. [1] Por lo tanto, para seguir ostentando sobre la ley de la Persona del mensajero, de la Persona de los portadores de luz, nuestro Padre me envió el llamado para activar esa misma tarde la acción del llamado a juicio de ese Caído.

Por lo tanto, que se sepa que el hecho de llevar a Satanás a esa corte, que preside el Señor Sanat Kumara en presencia de los Veinticuatro Ancianos, tuvo como resultado su juicio final. ¡Por lo cual alegraos, cielos y tierra! ¡Porque el poder de Satanás ha sido atado, y ese Caído ha sido juzgado y ya no podrá tentar más a los habitantes de este o de cualquier otro mundo contra la Persona del Señor Cristo!...

Este es el segundo evento que marca el juicio final de los caídos por el trabajo y la mano de nuestros dos testigos, pues el llamado ha salido por delante. Sois conscientes del juicio, la atadura y la segunda muerte de Lucifer.[2]

Así que, sed conscientes ahora de la atadura, el juicio y la segunda muerte de Satanás. Comprended que la hora de la segunda muerte llega después del juicio en la corte de la Estrella Divina. Por lo tanto, hemos escuchado y hemos dado testimonio de la influencia no solo de Satanás, sino también de la raza de su simiente llamada los Satanes, quienes se han infiltrado en cada rincón de esta galaxia y más allá.

La simiente de Satanás ha proliferado, benditos corazones, tanto que ni siquiera podríais concebirlo en la más grande imaginación de vuestro corazón. Por lo tanto, incluso atado detrás de las rejas, he aquí, todos estos años, el Caído ha tenido el punto focal de una raza de Satanes que se alzaron contra la Raza YO SOY hace mucho, mucho, mucho tiempo.

Por lo tanto, aquellos que aún se pavonean en la tierra y otros hogares planetarios permanecen en ese estado de disolución y desaceleración acelerada. Han perdido el ímpetu de la semilla original y al que les sostuvo la manifestación que es comparable a la que mi Sagrado Corazón tiene para vosotros.

Este ser, amados corazones, ha sido el adversario personal de mi corriente de vida y de todos los que han venido en la plenitud de mi alegría. Este hecho, entonces, tan anticipado y esperado por mí mismo, dará como resultado una nueva oleada de poder, sabiduría, amor, "curación", transmutación, y contacto connmigo a través de la bendita llama trina de todos los corazones que están unidos a mí.

Benditos, aunque esa semilla ya no conserva su manifestación original, aun así, el acecho en la tierra de aquellos que son replicas del original sigue siendo un punto de alerta para los fieles y una señal de que, aun en la hora de su propia disolución, se quejan y desvarían justo antes del momento en que el deterioro interior se manifiesta también en el juicio final que se vuelve físico. Por lo tanto, todos los que fueron parte de su simiente y son su simiente también han sido juzgados a niveles internos junto con él, ¡porque son una y la misma manifestación! Pero en la octava física, todavía se manifiestan los residuos de estas corrientes de vida.

Y así, he venido a vosotros para que podáis comprender cómo se reúnen todas las fuerzas de estos anticristos y cómo justo antes de la última hora de su propia desaparición de la pantalla de la vida, atentan contra los portadores de la luz y tratan de arrancarles la inminente victoria que proviene en el momento de la señal del matrimonio del Cordero y la esposa del Cordero.[3] Así que, comprended que en la misma hora del regocijo, también es el momento en que el llamado a juicio debe ir por delante con diligencia para confirmar en la tierra lo que ha sucedido en el cielo.

Daos cuenta, amados corazones, de que al arrojar al Caído, del cielo a la tierra, se produjo la manifestación en la Tierra (que continua hasta la hora presente) de la guerra de la simiente de Lucifer y Satanás contra la simiente de la Mujer. Como sabéis cuando se disuelve el punto de la causa, también el efecto queda vacío. Sin embargo, hay una limpieza de escombros que es necesaria. ¡Y este también es el poderoso trabajo de todas las eras![4]

Véase también

Ángeles caídos

Lucifer

Satanes

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Saint Germain Sobre Alquimia: Fórmulas para la autotransformation.

  1. Apocalipsis 20:2, 3. Satanás fue sujetado y atado por el Arcángel Miguel en 1968
  2. Isaías 14:12. El 26 de abril de 1975, Lucifer fue sentenciado a pasar por la segunda muerte. Su juicio final fue anunciado por Alfa el 5 de julio de 1975. Véase Alfa, "El juicio: El sello de las corrientes de vida en toda la galaxia", y "El anticristo: El dragón, la bestia, el falso profeta y la gran ramera" Elizabeth Clare Prophet, 6 de julio de 1975, en Elizabeth Clare Prophet, The Great White Brotherhood in the Culture, History and Religion of America (La Gran Hermandad Blanca en la cultura, historia y religión de los Estados Unidos)
  3. Apocalipsis 19:7; 21:9.
  4. Jesucristo, "El juicio final de Satanás", Perlas de Sabiduría, vol. 25, núm. 16, 18 de abril de 1982.