Changes

Jump to navigation Jump to search
no edit summary
Line 14: Line 14:  
<blockquote>... un pergamino doble para cada corriente de vida. Uno está magnetizado con el fuego sagrado y contiene el patrón de la vida de la persona al completo. Es inalterable e irrevocable; ¡es la ley de la vida para vosotros! Hay un pergamino pequeño que se coloca encima del permanente. Es mucho más delgado y algo plástico en su sustancia. Contiene el registro engramático completo de vuestra vida desde el momento en que surgisteis como conciencia individualizada. Cada marca de vuestro ser, cada pensamiento que hayáis albergado, está registrado ahí.</blockquote>
 
<blockquote>... un pergamino doble para cada corriente de vida. Uno está magnetizado con el fuego sagrado y contiene el patrón de la vida de la persona al completo. Es inalterable e irrevocable; ¡es la ley de la vida para vosotros! Hay un pergamino pequeño que se coloca encima del permanente. Es mucho más delgado y algo plástico en su sustancia. Contiene el registro engramático completo de vuestra vida desde el momento en que surgisteis como conciencia individualizada. Cada marca de vuestro ser, cada pensamiento que hayáis albergado, está registrado ahí.</blockquote>
   −
<blockquote>Yo no miro estos pergaminos a menos que el Consejo Kármico me pida específicamente que lo haga. Esto ocurre cuando se desea la evaluación de una corriente de vida para poder establecer sus oportunidades o la necesidad de bajar temporalmente el martillo kármico sobre ellos. Cuando de tal forma se hace necesaria una evaluación así, os aseguro que inmediatamente vuelvo los ojos hacia el fuego violeta de la transmutación para borrar de mi conciencia, enseguida, todo lo que la infamia de la conciencia humana ha escrito en el pergamino<ref></ref>.</blockquote>
+
<blockquote>Yo no miro estos pergaminos a menos que el Consejo Kármico me pida específicamente que lo haga. Esto ocurre cuando se desea la evaluación de una corriente de vida para poder establecer sus oportunidades o la necesidad de bajar temporalmente el martillo kármico sobre ellos. Cuando de tal forma se hace necesaria una evaluación así, os aseguro que inmediatamente vuelvo los ojos hacia el fuego violeta de la transmutación para borrar de mi conciencia, enseguida, todo lo que la infamia de la conciencia humana ha escrito en el pergamino<ref>Ídem.</ref>.</blockquote>
    
Cuando el alma va ante el Consejo Kármico para dar cuentas al final de cada encarnación, el Guardián de los Pergaminos o uno de sus representantes lee a los Señores del Karma los registros sacados del Libro de la Vida. El Guardián de los Pergaminos también lee los registros de aquellas corrientes de vida que han llegado al Juicio Final en la Corte del Fuego Sagrado, en Sirio, y ocupando ese puesto, sólo él tiene permitido ponerse enfrente del trono del Todopoderoso.
 
Cuando el alma va ante el Consejo Kármico para dar cuentas al final de cada encarnación, el Guardián de los Pergaminos o uno de sus representantes lee a los Señores del Karma los registros sacados del Libro de la Vida. El Guardián de los Pergaminos también lee los registros de aquellas corrientes de vida que han llegado al Juicio Final en la Corte del Fuego Sagrado, en Sirio, y ocupando ese puesto, sólo él tiene permitido ponerse enfrente del trono del Todopoderoso.

Navigation menu