Changes

Jump to navigation Jump to search
Created page with "== Libre albedrío y karma =="
Line 8: Line 8:  
El alma que ha escogido glorificar al Ego Divino (la Realidad) asciende a la Presencia del [[Special:MyLanguage/I AM THAT I AM|YO SOY EL QUE YO SOY]]. El alma que ha elegido glorificar al ego humano (la irrealidad) pasa por la [[Special:MyLanguage/second death|segunda muerte]], <ref> Apocalipsis 20:6, 11-15, 21:8.</ref> esto es, su conciencia de Autonegación será cancelada para siempre; y todas sus energías, consumidas simultáneamente por el fuego sagrado, son devueltas al  [[Special:MyLanguage/Great Central Sun|Gran Sol Central]] para ser repolarizadas.  
 
El alma que ha escogido glorificar al Ego Divino (la Realidad) asciende a la Presencia del [[Special:MyLanguage/I AM THAT I AM|YO SOY EL QUE YO SOY]]. El alma que ha elegido glorificar al ego humano (la irrealidad) pasa por la [[Special:MyLanguage/second death|segunda muerte]], <ref> Apocalipsis 20:6, 11-15, 21:8.</ref> esto es, su conciencia de Autonegación será cancelada para siempre; y todas sus energías, consumidas simultáneamente por el fuego sagrado, son devueltas al  [[Special:MyLanguage/Great Central Sun|Gran Sol Central]] para ser repolarizadas.  
   −
== Free will and karma ==
+
== Libre albedrío y karma ==
    
Sin libre albedrío no puede haber karma, ni en Dios ni el hombre. El libre albedrío, por tanto, es una capacidad del Espíritu Santo, la causa del rayo en manifestación. El libre albedrío es el punto crucial de la ley de la integración. Solo Dios y el hombre pueden incurrir en karma, pues solo Dios y Dios en el hombre tienen libre albedrío. Todas las demás criaturas —incluyendo la vida elemental, la evolución dévica y la angélica— son instrumentos de la voluntad de Dios y la del hombre. Por ello son instrumentos del karma de Dios y el hombre.   
 
Sin libre albedrío no puede haber karma, ni en Dios ni el hombre. El libre albedrío, por tanto, es una capacidad del Espíritu Santo, la causa del rayo en manifestación. El libre albedrío es el punto crucial de la ley de la integración. Solo Dios y el hombre pueden incurrir en karma, pues solo Dios y Dios en el hombre tienen libre albedrío. Todas las demás criaturas —incluyendo la vida elemental, la evolución dévica y la angélica— son instrumentos de la voluntad de Dios y la del hombre. Por ello son instrumentos del karma de Dios y el hombre.   

Navigation menu