Changes

Jump to navigation Jump to search
no edit summary
Line 176: Line 176:  
<blockquote>Todos los zoroastrianos, hombres y mujeres por igual, usan [un] cordón como una faja, se pasan tres veces alrededor de la cintura y se anudan por detrás y por delante. La iniciación tuvo lugar a los quince años; ya partir de entonces, todos los días por el resto de su vida, el creyente debe desatar y atar el cordón repetidamente cuando ora. El simbolismo del cinturón (llamado en persa "kusti") fue elaborado a lo largo de los siglos; pero es probable que desde el principio las tres espirales estuvieran destinadas a simbolizar la ética triple del zoroastrismo, y así concentrar los pensamientos del usuario en la práctica de su fe.</blockquote>
 
<blockquote>Todos los zoroastrianos, hombres y mujeres por igual, usan [un] cordón como una faja, se pasan tres veces alrededor de la cintura y se anudan por detrás y por delante. La iniciación tuvo lugar a los quince años; ya partir de entonces, todos los días por el resto de su vida, el creyente debe desatar y atar el cordón repetidamente cuando ora. El simbolismo del cinturón (llamado en persa "kusti") fue elaborado a lo largo de los siglos; pero es probable que desde el principio las tres espirales estuvieran destinadas a simbolizar la ética triple del zoroastrismo, y así concentrar los pensamientos del usuario en la práctica de su fe.</blockquote>
   −
<blockquote> Además, el kusti está atado sobre una camisa interior de color blanco puro, la "sudra", que tiene un pequeño bolso cosido en la garganta; y esto es para recordarle al creyente que debe estar continuamente llenando su vacío con el mérito de buenos pensamientos, palabras y hechos, y así acumular tesoros para sí mismo en el cielo. <ref> Boyce, '' Zoroastrians '', pp. 31–32. </ref> </blockquote>
+
<blockquote>Además, el kusti está atado sobre una camisa interior de color blanco puro, la "sudra", que tiene un pequeño bolso cosido en la garganta; y esto es para recordarle al creyente que debe estar continuamente llenando su vacío con el mérito de buenos pensamientos, palabras y hechos, y así acumular tesoros para sí mismo en el cielo.<ref>Boyce, ''Zoroastrians'', pp. 31–32.</ref></blockquote>
    
[[File:ZoroastrianPriest Banier1741a.jpg|thumb|Un sacerdote de Zoroastro lee un libro mientras realiza un sacrificio, Bernard Picart (1673-1733)]]
 
[[File:ZoroastrianPriest Banier1741a.jpg|thumb|Un sacerdote de Zoroastro lee un libro mientras realiza un sacrificio, Bernard Picart (1673-1733)]]

Navigation menu