Changes

Jump to navigation Jump to search
Created page with "''St. Juan de la Cruz'', Francisco de Zurbarán (1656)"
Line 1: Line 1:  
<languages />
 
<languages />
[[File:Zurbarán St. John of the Cross.jpg|thumb|''St. John of the Cross'', Francisco de Zurbarán (1656)]]
+
[[File:Zurbarán St. John of the Cross.jpg|thumb|''St. Juan de la Cruz'', Francisco de Zurbarán (1656)]]
    
En el ascenso hacia la perfección, el alma pasa por lo que el místico del siglo dieciséis [[San Juan de la Cruz]] describe como la '''''noche oscura'''''. La primera noche oscura se vive cuando uno se encuentra con el retorno de su [[karma]] personal, la creación humana que casi borra por completo, por un tiempo, la luz del [[Ser Crístico]] y la [[Presencia YO SOY]]. Esta '''''noche oscura del alma''''' sirve de preparación para la '''''noche oscura del espíritu''''', que conlleva la prueba suprema que Jesús afrontó en la cruz cuando exclamó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”.<ref>Matt. 27:46; Mark 15:34.</ref> En esta [[iniciación]], el alma parece estar completamente separada de la Presencia YO SOY y la jerarquía celestial. El alma debe pasar por la [[crucifixión]] y la [[resurrección]] sostenida solamente por la luz reunida en su propio sagrado corazón, mientras mantiene el equilibrio del karma planetario.
 
En el ascenso hacia la perfección, el alma pasa por lo que el místico del siglo dieciséis [[San Juan de la Cruz]] describe como la '''''noche oscura'''''. La primera noche oscura se vive cuando uno se encuentra con el retorno de su [[karma]] personal, la creación humana que casi borra por completo, por un tiempo, la luz del [[Ser Crístico]] y la [[Presencia YO SOY]]. Esta '''''noche oscura del alma''''' sirve de preparación para la '''''noche oscura del espíritu''''', que conlleva la prueba suprema que Jesús afrontó en la cruz cuando exclamó: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?”.<ref>Matt. 27:46; Mark 15:34.</ref> En esta [[iniciación]], el alma parece estar completamente separada de la Presencia YO SOY y la jerarquía celestial. El alma debe pasar por la [[crucifixión]] y la [[resurrección]] sostenida solamente por la luz reunida en su propio sagrado corazón, mientras mantiene el equilibrio del karma planetario.

Navigation menu