Changes

Jump to navigation Jump to search
no edit summary
Line 8: Line 8:  
En la noche oscura del alma, “la oscuridad que cubre la tierra” es el peso del propio karma de retorno de cada individuo mientras aprende a enfrentarse al karma mundial. Ambos tipos de karma eclipsan durante ciertos ciclos la luz del alma y, por tanto, su [[Special:MyLanguage/discipleship|discipulado]] bajo el Hijo de Dios. Cuando ese karma personal es equilibrado por el alma, debe forjar la identidad Crística, pasar por el [[Special:MyLanguage/alchemical marriage|matrimonio alquímico]] (de la unión del alma con el Ser Crístico), y estar en condiciones, si se requiere, de sostener el equilibrio para cierto peso del karma planetario. Esto último ocurre como la iniciación de la Noche Oscura del Espíritu que cada iniciado debe enfrentar como la prueba suprema de su Cristeidad.  
 
En la noche oscura del alma, “la oscuridad que cubre la tierra” es el peso del propio karma de retorno de cada individuo mientras aprende a enfrentarse al karma mundial. Ambos tipos de karma eclipsan durante ciertos ciclos la luz del alma y, por tanto, su [[Special:MyLanguage/discipleship|discipulado]] bajo el Hijo de Dios. Cuando ese karma personal es equilibrado por el alma, debe forjar la identidad Crística, pasar por el [[Special:MyLanguage/alchemical marriage|matrimonio alquímico]] (de la unión del alma con el Ser Crístico), y estar en condiciones, si se requiere, de sostener el equilibrio para cierto peso del karma planetario. Esto último ocurre como la iniciación de la Noche Oscura del Espíritu que cada iniciado debe enfrentar como la prueba suprema de su Cristeidad.  
   −
La noche oscura del alma, creada kármicamente por el libre albedrío del individuo, es la prueba de la confrontación del alma con su propio karma del bien y mal relativos (el pecado que puede ser perdonado); la Noche Oscura del Espíritu es la iniciación del encuentro del alma con el Gran Dios, el Bien Absoluto, y, por ese Bien en el que se ha convertido, de la derrota del Mal Absoluto, su antítesis. Esto se experimenta como la presencia y la ausencia de la Luz, como Cristo y [[Anticristo]], así como la participación activa y pasiva del Hijo del hombre en los ciclos del [[Armagedón]] interior y exteriormente. Esta iniciación trata del pecado contra el [[Espíritu Santo]] que es imperdonable,<ref>Matthew 12:31.</ref> la deificación del Mal Absoluto y la falta de entrega del [[morador del umbral]] en el mismo rostro del Dios vivo.  
+
La noche oscura del alma, creada kármicamente por el libre albedrío del individuo, es la prueba de la confrontación del alma con su propio karma del bien y [[Special:MyLanguage/evil|mal]] relativos (el pecado que puede ser perdonado); la Noche Oscura del Espíritu es la iniciación del encuentro del alma con el Gran Dios, el Bien Absoluto, y, por ese Bien en el que se ha convertido, de la derrota del Mal Absoluto, su antítesis. Esto se experimenta como la presencia y la ausencia de la Luz, como Cristo y [[Special:MyLanguage/Antichrist|Anticristo]], así como la participación activa y pasiva del Hijo del hombre en los ciclos del [[Special:MyLanguage/Armageddon|Armagedón]] interior y exteriormente. Esta iniciación trata del pecado contra el [[Special:MyLanguage/Holy Ghost|Espíritu Santo]] que es imperdonable,<ref>Matthew 12:31.</ref> la deificación del Mal Absoluto y la falta de entrega del [[Special:MyLanguage/dweller-on-the-threshold|morador del umbral]] en el mismo rostro del Dios vivo.  
    
La noche oscura del alma es la tolerancia de la Ley, un período de gracia para que el alma se separe del error y lo transmute; es el requisito previo a la Noche Oscura del Espíritu. Los que han recibido los ciclos necesarios para pasar por la noche oscura del alma, pero no lo han hecho, deben pasar, a pesar de todo, a la iniciación de la Noche Oscura del Espíritu. Esta es la iniciación de la Presencia YO SOY. Es el principio autolimitante de la Ley que no tolera el abuso del Cristo por parte del Anticristo.  
 
La noche oscura del alma es la tolerancia de la Ley, un período de gracia para que el alma se separe del error y lo transmute; es el requisito previo a la Noche Oscura del Espíritu. Los que han recibido los ciclos necesarios para pasar por la noche oscura del alma, pero no lo han hecho, deben pasar, a pesar de todo, a la iniciación de la Noche Oscura del Espíritu. Esta es la iniciación de la Presencia YO SOY. Es el principio autolimitante de la Ley que no tolera el abuso del Cristo por parte del Anticristo.  

Navigation menu