Templo del Sol

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Temple of the Sun and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español
La Estatua de la Libertad con Manhattan

Cuando estuvo encarnada en la Atlántida, la Diosa de la Libertad erigió el Templo del Sol, donde actualmente está la isla de Manhattan. Con el hundimiento del continente, el templo físico fue destruido, pero su homólogo etérico queda como un principal centro mundial que concentra las llamas de las doce jerarquías del Sol. El templo, que era la puerta oeste de la Atlántida, se ha convertido en la puerta este del Nuevo Mundo. Es uno de los retiros más importantes del planeta.

Definición

El altar central del Templo del Sol está sobre la Estatua de la Libertad, en la isla de la Libertad (isla de Bedloe), en la bahía de Nueva York, extendiéndose el foco sobre la isla de Manhattan y partes de Nueva Jersey. El templo es una réplica del templo de Helios y Vesta en el sol de nuestro sistema solar. En la sala de la llama central del templo encontramos el patrón que está reproducido una y otra vez por todo el universo, desde el corazón del Gran Eje hasta la Flamígera Yod, hasta el sol de cada sistema solar y cada Estrella Divina. Todo hogar planetario tiene un Templo del Sol donde el altar central está dedicado al Dios Padre-Madre, la pura esencia blanca del fuego creativo de Alfa y Omega. Y los doce altares a su alrededor están cuidados por representantes de las doce jerarquías del Sol, que concentran sus llamas por las evoluciones del planeta en cuestión.

Varios niveles de salas de la llama se despliegan desde esta sala central. En esas salas de la llama, los hermanos de blanco cuidan de otras llamas de entre las ciento cuarenta y cuatro. La llama de la libertad, la flor de lis rosa, azul y oro, resplandece desde uno de estos atrios exteriores. El aura del retiro está saturada de la llama dorada de la iluminación; y, como el Château de Liberté en Francia (también un foco de la llama trina de la libertad), emite un aura rosada, por lo que vemos que las llamas gemelas de Helios y Vesta están representadas en perfecto equilibrio en estos dos retiros dedicados a la liberación de toda la humanidad. El oro y el rosa reflejan la sabiduría y el amor del Dios y la Diosa del Sol nuestros.

Funciones del retiro

La Diosa de la Libertad dice: «Dadme a vuestros fatigados, a vuestros pobres, a vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad, el desamparado desecho de vuestra rebosante orilla. Enviadme a estos, los desamparados, sacudidos por las tempestades, a mí. ¡Yo elevo mi lámpara junto a la puerta dorada!»[1]. Su Templo del Sol es la puerta abierta a los Estados Unidos desde Europa, dando entrada a todas las facetas de la conciencia de la humanidad a través de los doce aspectos de las doce jerarquías solares. Los muchos millones que han llegado de Europa y Asia están destinados a convertirse en parte del mandala, o patrón, de la era de oro.

La gran diversidad de virtudes que surgen del Templo del Sol da cuenta de la gran inmigración que han atraído las costas orientales de los Estados Unidos. La mezcla que ha creado la nación de los Estados Unidos se ha producido por la red y el campo energético de este retiro. Todas las evoluciones asociadas con este planeta se pueden encontrar en la isla de Manhattan. Todas las formas de empeño en las ciencias, el arte, la música y todas las cosas posibles que la humanidad ha imaginado (para amplificar los atributos y las virtudes de las doce jerarquías o como perversiones de eso mismo), todas ellas se pueden encontrar a unas pocas millas de este retiro.

La llama de este retiro inspiró la creación de la Estatua de la Libertad. El libro que ella tiene en su mano es el Libro de la Ley, que está destinado a surgir en los Estados Unidos, las enseñanzas de los grandes maestros de sabiduría, las enseñanzas de los maestros ascendidos.

Véase también

Diosa de la Libertad

Château de Liberté

Templo del Sol de Helios y Vesta

Notas

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, Los Maestros y sus Retiros, Volumen 2, s.v. “El Templo del Sol”.

  1. Palabras de Emma Lazarus, de “The New Colossus (El nuevo coloso)”, inscritas en el pedestal de la Estatua de la Libertad.