Teosofía

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
This page is a translated version of the page Theosophia and the translation is 100% complete.
Other languages:
English • ‎español • ‎português
Mary Baker Eddy

La maestra a la que hoy conocemos como Diosa de la Sabiduría prestó servicio en el Templo de la Iluminación de la Atlántida. Después encarnó como María de Betania, hermana de Marta y Lázaro, durante la vida de Jesús. En su última encarnación como Mary Baker Eddy (1821-1910) recibió el encargo de Jesús el Cristo, el maestro ascendido Hilarión (el apóstol Pablo) y la Virgen María de hacer públicas ciertas revelaciones sobre la ciencia del concepto inmaculado, que publicó en Science and Health with Key to the Scriptures (Ciencia y salud con clave de las escrituras) y otros escritos y conferencias compilados bajo el título de Prose Works (Obras en prosa).

Tras su ascensión, Mary Baker Eddy asumió el cargo en la jerarquía de Teosofía, Diosa de la Sabiduría, que había sido desempeñado durante mucho tiempo por otro ser conocido como Teosofía, un ser de gran logro en la focalización del aspecto femenino del rayo de la sabiduría. Este ser cósmico siguió su camino hacia un servicio cósmico cuando Mary Baker Eddy asumió este cargo así como el nombre y título asociados con él.

Su vida como Mary Baker Eddy

Mary Baker Eddy fundó el movimiento de la Ciencia Cristiana a finales del siglo xix. Tuvo un contacto muy intenso con el Sagrado Corazón de Jesús por haber estado tan cerca de Jesús en su encarnación galilea. Ella entendió y enseñó que las curaciones de Jesús demostraban la ley espiritual, que Jesús era el Hijo del hombre y que el Cristo era el principio eterno que él exteriorizó, y que Jesús estableció un ejemplo para que nosotros lo siguiéramos.

Mary Baker Eddy fue un instrumento de la curación del Señor, pero sus intentos para definir la religión de Cristo no fueron equivalentes al poderoso manto de curación que tenía. La curación que fluía a través de ella excedía en gran medida la matriz limitada de la enseñanza que ella dio. Después de su transición en 1910 fue a los templos etéricos de las octavas de luz, desde donde ascendió treinta años después.

En su vida Mary Baker Eddy demostró una gran perseverancia a la hora de superar la mala salud así como al afrontar ataques legales, de los medios de comunicación y la oposición de la religión organizada. En sus primeros años fue acosada por una serie de casos judiciales que levantaron polémica entre el público y generaron preguntas sobre su doctrina, organización y seguidores. Algunos de los litigios fueron iniciados vengativamente por anteriores asociados que habían abandonado el movimiento, y otros fueron iniciados por la propia Sra. Eddy en defensa de sus enseñanzas. Aunque fue vilipendiada por la prensa, en la mayoría de los casos salió victoriosa.

Teosofía habla de su preparación para la misión de su última vida:

He tenido varias vidas en esos dos mil años que van desde los tiempos de María de Betania hasta los de Mary Baker Eddy. Y durante esos siglos he pasado por iniciaciones con los santos de la Iglesia e incluso en Oriente, y estudié bajo las grandes Luminarias para prepararme para esta misión.

Por tanto, amados, estudié con aquellos que me dieron las enseñanzas sobre el control de la naturaleza y las fuerzas naturales. Y por la gracia de Dios tenía talento, y a través de esta enseñanza y estos escritos de la Ciencia Cristiana se curaron muchas personas. Pero fue verdaderamente por la gracia de Dios y mi unión con Cristo Jesús[1].

La ciencia del concepto inmaculado

Teosofía enseña la aplicación práctica de la sabiduría del Cristo en la vida cotidiana. También da enseñanza sobre curación y plenitud y la ciencia del concepto inmaculado:

He vivido una y otra vez para hacer pública la verdad de las eras. La luz de la Teosofía Divina es dar a los niños de Dios la conciencia de la irrealidad de la muerte. Esto es la base de toda la enseñanza de la Madre. Porque como veréis, si podéis entender que la muerte no es real, entonces todo lo que conduce a la muerte también debe ser irreal.

Comprended, pues, que ver a través de la niebla y el maya y entender que sólo Dios es Real es el camino para curarse y mantener el concepto inmaculado de uno mismo. Pero los caídos, que vienen con su degradación y condenación, siempre quieren que os creáis la mentira fundamental de que la muerte es real porque el pecado que la produjo es real.

Debéis ser científicos con vuestra espada de la Verdad; porque la Madre siempre es científica, y así sus hijos aprenden los caminos de la ciencia. Desgraciadamente, han tomado la ciencia material y han excluido la espiritual. Por eso la Madre debe aparecer una y otra vez y pronunciar la palabra de la Verdad y señalar el camino, señalar hacia él, quien enseñó, “YO SOY el camino, la verdad y la vida”. En ese bendito mantra yace el conocimiento de que Cristo, como luz, es el camino, el camino de salida de todo el luchar y el error humanos, y aquello que está separado de lo Real. Y la verdad del ser es que Dios cura. Dios reúne la armonía de la conciencia y la Materia. Dios es el gran Espíritu de la curación en esta era[2].

Educación

Teosofía también está muy interesada en la enseñanza correcta a los niños:

Vengo a vosotros con el manto de la Madre Divina también, porque encarno la sabiduría, y me llamo Teosofía. Sin embargo, no hace un siglo que he ocupado este cargo, tan recientemente he estado encarnada…

Ciertamente patrocinaría todas las escuelas que vosotros abrierais. Podéis comenzar con un niño, dos o tres, con los vuestros, los de los vecinos, los que pertenecen a hogares en los que los padres simplemente no quieren poner a sus hijos en manos de quienes manipularán su mente, hacia el sendero de la izquierda, lenta, imperceptiblemente, hasta que un buen día se ven atrapados por las garras de las fuerzas que ni padres ni profesores pueden desafiar.

Así, estad agradecidos por sentir el llamado, un llamado tan grande y una ciencia tan grande –desarrollado y continuado por los mensajeros, realizado por vosotros– por el cual podéis traer del cielo una repuesta mucho mayor de lo que vuestro actual nivel de logro justifica o merece. Esta dispensación llega porque llamáis en el nombre de vuestra poderosa Presencia YO SOY y vuestro Santo Ser Crístico[3].

Véase también

Mary Baker Eddy

Notas

Mark L. Prophet and Elizabeth Clare Prophet, The Masters and Their Retreats, “Teosofía”.

  1. Teosofía, “Signs of the Soul’s Longing for Christ (Señales del anhelo del alma por Cristo)”, Perlas de Sabiduría, vol. 33, núm. 25, 1 de julio de 1990.
  2. Teosofía, “A Page in the Mother’s Book of Healing (Una página en el libro de curación de la Madre)”, 1ª parte, Perlas de Sabiduría, vol. 20, núm. 8, 20 de febrero de 1977.
  3. Teosofía, “Educate the Children! (¡Enseñad a los niños!)”, Perlas de Sabiduría, vol. 34, núm. 36, 21 de Julio de 1991.