Difference between revisions of "Christopher Columbus/es"

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
(Updating to match new version of source page)
(Updating to match new version of source page)
Line 203: Line 203:
  
 
Delno C. West, August Kling (trans. and eds.) ''The Book of Prophecies of Christopher Columbus''.
 
Delno C. West, August Kling (trans. and eds.) ''The Book of Prophecies of Christopher Columbus''.
 +
 +
[[Category:Embodiments of ascended masters]]
  
 
<references />
 
<references />
 
[[Category:Embodiments of ascended masters]]
 

Revision as of 15:11, 11 October 2021

Other languages:
English • ‎español • ‎português
caption
Posthumous portrait of Christopher Columbus by Sebastiano del Piombo (1519)

El Maestro Ascendido Saint Germain fue encarnado como Cristóbal Colón, Cristóbal Colón (c. 1451-1506), el descubridor de América. Le pusieron acertadamente el nombre de San Cristóbal, quien, según la leyenda, está representado llevando al niño Jesús a través de las aguas.

Under the patronage of Spain, Columbus with three small ships braved the turbulent unfamiliar Atlantic Ocean to discover a new route to the East; but in a deeper sense, there is no doubt that his Holy Christ Self was drawing him to a new land—a virgin soil—where his long-cherished vision of an Utopia might be brought to fruition. No doubt the focus of Lord Zadkiel beckoned him onward to pursue the flame that was his first love—freedom.

Vida temprana

Cristóbal Colón es uno de los personajes más conocidos de la historia, pero su vida está envuelta en misterio y está sujeta a malentendidos y mitos.

Se han escrito más de 250 libros y artículos académicos sobre los orígenes de Colón. Pero nadie sabe con certeza dónde nació Colón o su fecha de nacimiento, ni siquiera exactamente cómo era. Fernando, el hijo de Colón, dijo que su padre

era un hombre robusto de estatura superior a la media, la cara larga, las mejillas algo altas, su cuerpo ni gordo ni delgado. Tenía nariz aguileña y ojos claros; su tez ... era clara y tendía a un rojo brillante. En la juventud su cabello era rubio, pero cuando cumplió los treinta, todo se volvió blanco.

Otros informes de sus contemporáneos coinciden. Pero nadie pintó un retrato de Colón durante su vida.

Se decía que Cristoforo Columbo (un trabajador de la lana genovés) nació en Génova en 1451, según la biografía estándar, pero el explorador y descubridor era conocido en España como Cristóbal Colón. Ese nombre no es el equivalente en español natural del genovés, "Colombo". No está nada claro que Columbo, el lanero, y Cristóbal Colón fueran la misma persona.

Colón (Colón) nunca dijo que era genovés y por lo general escribía en español o latín, nunca en italiano. La ciudad de Génova no parecía considerarlo un ciudadano. Firmó cartas y documentos como "El Almirante" como "Christo Ferens", el Portador de Cristo, o utilizó una agrupación de iniciales en forma de pirámide.

De lo que los historiadores han podido recopilar sobre la vida temprana de un hombre llamado Cristóbal Colón, muchos detalles de su vida no coinciden con los documentos genoveses sobre un Cristoforo Columbo nacido en 1451. Hay evidencia que demuestra que Colón nació antes de 1451. Por ejemplo, Andrés Bernáldez, amigo de Colón e historiador, dijo que Colón tenía “unos 70 años” cuando murió en 1506. Si eso es cierto, Colón nació en 1436.

La biografía estándar que retrata a Colón como un escalador social genovés pobre y egoísta impulsado por la necesidad de alcanzar la fama y la fortuna se apoya en bases históricas inestables. Algunos de los mitos sobre la vida de Colón se originan en la popular biografía de Washington Irving de 1828 "La vida y los viajes de Cristóbal Colón", incluido el mito de que muchos creían que el mundo era plano. De hecho, ninguna persona educada del siglo XV creía que el mundo fuera plano. Colón tampoco fue "un navegante oscuro", como afirma Irving.

"Inspiración de Cristóbal Colón", José María Obregón (1856)

Primeros Viajes

Colón hizo muchos viajes antes y en preparación para su gran "Empresa" de navegar a las "Indias". Se dice que navegó a Inglaterra, Irlanda, Islandia y Madeira (a 560 millas de la costa de África).

Los eruditos creen que Colón desarrolló su plan para navegar a las "Indias" en algún momento durante su estancia en Portugal. Pero los historiadores simplemente no saben cómo se le ocurrió la idea. Algunos argumentan que el plan surgió de la intuición, otros que lo formuló a partir de la lectura y el estudio. Otros más han llegado a la conclusión de que Colón usó mapas y fuentes escritas solo para respaldar sus conclusiones.

Esta última posición parece estar respaldada por las propias palabras de Colón. En 1501 escribió a Fernando e Isabel: “Para la ejecución del viaje a las Indias no me ayudó la inteligencia, ni las matemáticas ni los mapas. Fue simplemente el cumplimiento de lo que Isaías había profetizado”.

Vida Personal

Colón fue un hombre profundamente religioso. Pero, con pocas excepciones, los eruditos han minimizado la importancia de su vida espiritual o la han descartado por completo. También han ignorado el registro más conspicuo de esa vida espiritual: el "Libro de las profecías" de Colón.

Se dice que Colón se casó con Felipa Moniz, una mujer noble portuguesa. Algunos historiadores de la biografía estándar afirman que su familia debe haber atravesado tiempos difíciles para que Colón, sin un centavo, se casara con ella. Sabemos que su familia no fue deshonrada ni empobrecida. De hecho, tenían fuertes conexiones con la corte portuguesa. Si Colón-Colón no era hijo de un cardador de lana, su familia debió tener riqueza y distinción. Sus interacciones posteriores con el rey Fernando y la reina Isabel sugieren que sí.

Mientras estaba en Portugal, se dice que Colón recibió mapas de su suegra, cuyo difunto esposo era un marinero con el anhelo de descubrir el océano. Ella informó a Colón de los viajes de su esposo y le dio mapas y escritos de sus exploraciones oceánicas. Esto interesó a Colón, como lo registra su hijo Fernando:

Estas cosas excitaron aún más al Almirante (como llamaba a su padre); y se informó de los otros viajes y navegaciones que los portugueses estaban haciendo entonces a Mina y por la costa de Guinea, y disfrutó mucho hablando con los hombres que navegaban por esas regiones. Una cosa llevó a la otra y comenzó una línea de pensamiento, mientras que el Almirante en Portugal comenzó a especular que si los portugueses podían navegar tan al sur, sería posible navegar tan hacia el oeste, y que era lógico esperar encontrar tierra en esa dirección.

"Colón ante la reina", Emanuel Leutze (1843)

Planes para el viaje

Según la biografía estándar, en 1485, Colón llegó con su hijo Diego a Palos, España, a un monasterio franciscano, sin un centavo, y conoció al padre Antonio de Marchena, astrónomo y cosmógrafo, quien se dice que se convirtió en el padre espiritual y defensor de Colón. A través de Marchena, se supone que Colón ganó poderosos amigos en los círculos financieros y políticos. Finalmente, (en 1486) Colón conoció al rey Fernando y a la reina Isabel.

Sin embargo, existe un desacuerdo entre los estudiosos sobre cómo Colón llamó su atención por primera vez. La biografía estándar luego relata el escenario de la reina nombrando un "comité" para discutir el viaje propuesto por Colón. Colón es descrito como una persona de origen humilde, sin conexiones propias y a merced del “comité” y los soberanos. Después de seis años y mucha angustia, Colón finalmente recibió su encargo después de todas sus “asombrosas” demandas, entre ellas ser nombrado miembro de la nobleza.

Primer viaje al Nuevo Mundo

El 3 de agosto de 1492, Colón zarpó de Palos, España, en la "Niña", la "Pinta" y la "Santa María". Aunque estos pueden ser los barcos más conocidos del mundo, sabemos muy poco sobre ellos. Los eruditos han tenido que adivinar su tamaño. Los barcos llevaban una tripulación de 90 hombres.

Después de un viaje de 33 días que incluyó la amenaza de un motín, la tripulación aterrizó en una isla de Colón llamada San Salvador. Sin embargo, no está claro en qué isla desembarcó Colón por primera vez. Se han perdido el registro original de Columbus y una copia. El historiador Bartolomé de las Casas hizo una copia del diario o una copia de una copia. Se cree que solo alrededor del 15 por ciento del registro son palabras del propio Colón. Colón también descubrió y reclamó otras islas para los monarcas, incluidas Cuba y La Española (Haití y República Dominicana).

Después de haber perdido el "Santa María", que estaba encallado en un arrecife de coral (el oficial de guardia le entregó el timón a uno de los muchachos del barco), la "Niña" y la "Pinta" zarparon de regreso a España, no sin antes verse atrapados en una fuerte tormenta. Colón regresó a España el 15 de marzo de 1493 y fue recibido por Fernando e Isabel con gran pompa. La corona reconfirmó sus títulos y honores.

First landing of Christopher Columbus in America, Dióscoro Puebla (1862)

Viajes posteriores

Colón hizo tres viajes más a las Indias. Durante el segundo viaje, de 1493 a 1496, estableció una colonia en La Española y descubrió otras islas, incluida Jamaica. Durante el tercer viaje, de 1498 a 1500, descubrió América del Sur, desembarcando en la desembocadura del río Orinocco.

Sin embargo, durante el tercer viaje, la administración de Colón en La Española se derrumbó. Se enfrentó a la rebelión y finalmente fue arrestado y enviado de regreso a España encadenado. Fue exonerado por los soberanos pero perdió su derecho a gobernar las tierras que había descubierto. Durante su cuarto viaje (1502-1504) llegó a Panamá.

Colón murió en Valladolid, España, el 20 de mayo de 1506, rico y rodeado de familia.

Trasfondo de Colón

La biografía estándar de Colón tiene muchas imposibilidades, comenzando con la historia de la pobreza a la riqueza, del cardador de lana al almirante. Se suponía que Colón estaba tan avergonzado por sus orígenes humildes que nunca los mencionó. Sin embargo, se casó con una de las familias nobles más prestigiosas de Portugal cuando no se permitió el matrimonio entre clases sociales. Se mezcló fácilmente con las élites de su época: duques, eclesiásticos, nobles y reyes. Aunque era extranjero, se incorporó a la nobleza española; reclamó y recibió los cargos extraordinarios de almirante y virrey.

Cuando los soberanos obsequiaron a Colón un escudo de armas como recién noble , le otorgaron el singular honor de incorporar en su escudo los símbolos reales de Castilla y León. Simplemente no lo habrían hecho si hubiera sido de origen humilde. Pero en 1493, los soberanos le escribieron a Colón una carta confirmando su nobleza y dándole el derecho de usar la insignia real junto con "tus propias armas que estás acostumbrado a llevar". En otras palabras, Colón ya tenía su propio escudo de armas, algo que ningún plebeyo genovés habría tenido. Solo la nobleza tenía escudos de armas.

Colón parecía tener una relación cercana con la reina Isabel. Estaba en la nómina real, pero nunca estuvo claro qué hizo Colón por la monarquía. Una entrada de registro de un empleado de contabilidad real muestra que el empleado le dio dinero "a Cristóbal Colón, extranjero, que está aquí en el servicio secreto de Su Majestad". Lo que hacía Colón en nombre de la reina era un secreto real. Según la Enciclopedia de Colón, Colón pudo haber estado ayudando a la reina Isabel con el matrimonio de su hija con el príncipe de Portugal entre 1488 y 1489. Esto sugiere, pero no prueba, que Colón era de una de las clases altas.

Según Robert Fuson, una autoridad en Colón:

Este velo de misterio que rodea los antecedentes personales de Colón no es ... un accidente de la historia. Es en gran parte obra del propio Colón. Existe amplia evidencia de que Colón alteró su identidad, ocultando muchos hechos a sus propios hijos. Su hermano Bartholomew obviamente estuvo en el encubrimiento, pero incluso la vida de Bartholomew se ha oscurecido.

La biografía estándar de Colón tiene muchos otros problemas. La historia tradicional de Colón que llegó pobremente a España en 1485 puede ser ficción. Tampoco hay evidencia documental que demuestre que Colón mostró mapas y cartas al "Comité" en 1486 en la corte de la reina Isabel con respecto a su empresa de navegar a las "Indias".

Foster Provost, autor de "Columbus: An Annotated Guide to the Scholarship of His Life and Writings", no cree que la empresa de Colón haya sido jamás rechazada por ningún comité, porque los soberanos estaban interesados en la empresa de Colón, y tan pronto como el Los moros fueron derrotados el 2 de enero de 1492, se emitieron las “Capitulaciones” (contratos y títulos entre Colón y los monarcas). Sin embargo, es posible que Colón todavía haya tenido que esperar años antes de obtener el patrocinio real, pero no porque estuviera esperando que el “Comité” decidiera.

¿Sabía Colón hacia dónde navegaba?

¿Creía Colón que en realidad había navegado a las "Indias", que en la época de Colón significaba Asia, incluidos China, India y Japón? A primera vista, la evidencia parece abrumadora de que lo hizo. Pero también hay pruebas convincentes de que Colón sí sabía adónde iba y que no eran las Indias.

Primero, en las Capitulaciones y Títulos, los contratos que firmó Colón con Fernando e Isabel, no se menciona a las Indias. El rey y la reina simplemente autorizaron a Colón a descubrir y adquirir "islas y continentes" en el Océano Atlántico.

En segundo lugar, las acciones de Colón sugieren fuertemente que sabía que no estaba en las Indias. Se dice (por biógrafos) que Colón trajo consigo una “Carta Credencial” de los monarcas que le presentaba al Gran Khan en China (o a quien fuera el gobernante que le sucediera) ya otros potentados orientales que pudiera encontrar. Pero cuando Colón llegó a las Bahamas, bajó inmediatamente a tierra y reclamó la tierra para Fernando e Isabel. Llevaba banderas reales y repitió una declaración requerida para legalizar la adquisición. Lo hizo a la vista de los nativos, sin la protección de un ejército, como si tuviera conocimiento previo de que no estaría en peligro por las fuerzas de un príncipe asiático.

Habría sido peligroso reclamar los territorios del Gran Khan. Sin embargo, Colón no mostró temor de reclamar tierras pertenecientes al Gran Khan o cualquier otro gobernante oriental. Además, mientras supuestamente buscaba Japón o el continente asiático, Colón continuó navegando, reclamando islas para Fernando e Isabel.

Copia de Colón de "Le Livre des Merveilles" de Marco Polo, con sus notas escritas a mano en los márgenes.

Los escritos de Marco Polo describían a China y Japón como sociedades avanzadas y opulentas con calles de mármol y techos de oro. Sin embargo, Colón llevó consigo baratijas sin valor en su viaje. ¿Pudo Colón haber traído cuentas de vidrio y campanas baratas para comerciar con el Gran Khan? Definitivamente no. Pero eso es exactamente lo que traería si estuviera esperando encontrar gente que fuera tecnológicamente inferior a la gente de Europa. De hecho, eso es lo que los portugueses habían traído a África para intercambiar con los nativos, y Colón lo sabía.

Además, Colón trajo de regreso a varios nativos para mostrar al rey y la reina de España y para colonizar las islas. ¿Lo permitiría el emperador de China o Japón? Esto también indica que Colón sabía que no estaba en Asia. Aquellos que creen que Colón se dirigía a las Indias tienen la ventaja en los círculos académicos, sin embargo, se puede argumentar que Colón sabía adónde se dirigía.

Sabemos que Colón eligió un camino casi perfecto para navegar desde España a las Bahamas, y que navegó hacia el norte y eligió un camino casi perfecto de regreso a Europa. También parecía saber qué tan lejos estaba su destino. Según Fernando, el hijo de Colón, Colón le dijo a su tripulación que no esperaran encontrar tierra hasta que hubieran recorrido 750 leguas desde Canarias, casi la distancia de la primera llegada a tierra. Se podría argumentar que Colón simplemente calculó mal la distancia entre Europa y Japón usando su teoría del "océano estrecho", como dice la biografía estándar. Pero si Colón pensó que no se dirigía a las Indias, ¿cómo sabía exactamente dónde esperar tierras o que encontraría tierras que podría reclamar? Aparentemente, sabía que encontraría personas que estarían encantadas con las baratijas.

¿Había estado Colón en América antes? El mismo Colón dio su propia descripción de por qué hizo el viaje. En una carta, Colón describió sus antecedentes de la siguiente manera:

A una edad muy temprana comencé a navegar por los mares, que he continuado hasta el día de hoy. El mío es un llamado que inclina a quienes lo persiguen a desear comprender los secretos del mundo. Tal ha sido mi interés durante más de 40 años, y he navegado todo lo que se puede navegar en nuestros días.

He tenido negocios y conversaciones con hombres instruidos entre laicos y clérigos, latinos y griegos, judíos y musulmanes, y muchos otros de diferentes religiones. Oré al Señor más misericordioso acerca de mi deseo, y él me dio el espíritu y la inteligencia para ello. Me dio una gran habilidad en las artes marinas, un conocimiento adecuado de las estrellas y de la geometría y la aritmética. Me dio la capacidad mental y la habilidad manual para redactar mapas esféricos y para dibujar ciudades, ríos, montañas, islas y puertos, todo en sus lugares adecuados.

Durante este tiempo, he buscado y estudiado todo tipo de textos: geografías, historias, cronologías, filosofías y otros temas. Con una mano que se podía sentir, el Señor me abrió la mente a la posibilidad de navegar de aquí a las Indias, y abrió mi voluntad al deseo de realizar el proyecto.

Este era el fuego que ardía dentro de mí cuando vine a visitar a Sus Altezas. Todos los que se enteraron de mi proyecto lo denunciaron entre risas y se burlaron de mí. Todas las ciencias que mencioné anteriormente no me sirvieron de nada. Las citas de opiniones eruditas no ayudaron. Solo Sus Majestades tuvieron fe y perseverancia.

¿Quién puede dudar de que este fuego no era solo mío, sino también del Espíritu Santo, que me animó con una radiante iluminación de sus sagradas Sagradas Escrituras, con un testimonio muy claro y poderoso de los 44 libros del Antiguo Testamento, de los Cuatro Evangelios, de las 23 epístolas de los benditos Apóstoles, ¿me instan a seguir adelante? Continuamente, sin dudarlo ni un momento, las Escrituras me instaban a seguir adelante con gran prisa.

Legado

A lo largo de la historia, Colón ha tenido amigos y enemigos. Durante su propia vida, la gente se rio de él y de su "Empresa". Después de haber navegado hacia el Nuevo Mundo, algunos estaban celosos de su poder y trataron de socavar su autoridad. Pero Colón tenía muchos amigos poderosos entre el clero y la nobleza que lo ayudaron en los momentos decisivos de su carrera.

Colón ha sido visto como una figura fundamental en la historia, el hombre que inició la edad moderna. Su descubrimiento unificó el mundo y puso en marcha el proceso de integración global. El descubrimiento del Nuevo Mundo transformó el Viejo. Antes de 1492, Europa era cínica y pesimista. Pero después del descubrimiento de Colón, la perspectiva de Europa cambió. Los hombres comenzaron a preguntarse si una edad de oro podría estar en un futuro próximo. El descubrimiento del Nuevo Mundo dio un poderoso impulso al Renacimiento y la Ilustración.

Colón también ha ocupado un lugar especial en los corazones de los estadounidenses, desde el siglo XIX y durante la mayor parte del siglo XX. Pero a partir de las dos últimas décadas del siglo XX, Colón fue juzgado en América. Incluso hoy existe la tendencia a menospreciar a Colón. Ha sido acusado de codicia, ambición, deshonestidad, crueldad y genocidio.

Acusaciones de genocidio

La base de la acusación de genocidio es que, tras el viaje de Colón al Nuevo Mundo, la población de los indios se redujo vertiginosamente. Y algunas tribus, como los taínos, fueron completamente aniquiladas. Los investigadores estimaron que la población india de La Española era de unos ocho millones antes de 1492. Veinte años después era de unos 28.000. Las poblaciones indias del Nuevo Mundo, que contaban entre 40 y 50 millones de personas antes de 1492, fueron diezmadas. Pero no fue por genocidio. Las verdaderas causas fueron las enfermedades europeas, en particular la viruela. Muchos más indios murieron por transmisión accidental de enfermedades europeas de los que fueron asesinados deliberadamente por espadas europeas. En resumen, ni Colón ni los españoles participaron en la destrucción deliberada y sistemática de los indios.

Se dice que Colón inició la esclavitud en América. Sin embargo, los nativos ya practicaban la esclavitud cuando llegó. Las tribus indias de América eran tan crueles y corruptas, y más, que las naciones de Europa. Es bien sabido que los caribes y los aztecas practicaban el canibalismo ritual y el escroto ritual. Si bien es cierto que Colón envió 550 indios a España, estas eran las costumbres de ese período y, lamentablemente, la esclavitud era una práctica consuetudinaria, sancionada por los monarcas gobernantes y la Iglesia católica, especialmente como resultado de la derrota de la República. Moros, que fueron vendidos o entregados como esclavos.

Su vida espiritual

Los eruditos han tenido dificultades para asimilar la vida espiritual de Colón. Sabían que era extremadamente devoto de Jesucristo, la Santísima Madre y San Francisco. Reconocieron que era un hombre piadoso, cercano a los franciscanos y que pudo haber pertenecido a una orden laica franciscana. Sabían que en ocasiones escuchaba voces celestiales. El siguiente extracto de una de las cartas de Colón narra una de sus experiencias místicas. El escribe:

Estaba afuera y solo en esta costa tan peligrosa, con fiebre alta y muy exhausto. No había ninguna esperanza de rescate. En este estado, subí con dolor al punto más alto del barco y llamé, con lágrimas y temblor, a los valientes guerreros de Vuestras Altezas, en los cuatro rincones de la tierra, en busca de socorro, pero ninguno de ellos me respondió. . Finalmente, gimiendo de cansancio, me quedé dormido y escuché la voz más misericordiosa que decía:

“O fool, so slow to believe and to serve thy God, the God of all! What more did He do for Moses or for His servant David? He has had thee in His care from thy mother’s womb. When He saw thee a grown man, He caused thy name to resound most greatly over the earth. He gave thee the Indies, which are so rich a part of the world, and thou hast divided them according to thy desire. He gave thee the keys to the gates of the Ocean, which were held with such great chains. Thou was obeyed in many lands, and thou hast won a mighty name among Christians. What more did He do for the people of Israel when He led them out of Egypt, or for David, that shepherd boy whom He made a king in Jewry. Turn thyself to Him, and acknowledge thy sins. His mercy is infinite. Thine old age shall not prevent thee from achieving great things, for many and vast are His domains. Abraham was more than a hundred years old when he begat Isaac; and Sarah, was she a girl?

“Thou criest for help, with doubt in thy heart. Ask thyself who has afflicted thee so grievously and so often: God or the world? The privileges and covenants which God giveth are not taken back by Him. Nor does He say to them that have served Him that He meant it otherwise, or that it should be taken in another sense; nor does He inflict torments to show His power. Whatever He promises He fulfills with increase; for such are His ways. Thus I have told thee what thy Creator has done for thee, and for all men. He has now revealed to me some of those rewards which await thee for the many toils and dangers which thou has tendured in the service of others.”

I heard all this as if in a trance, but I could find no reply to give to so sure a message, and all I could do was to weep over my transgressions. Whoever it was that had spoken, ended by saying: “Fear not, but have faith. All these tribulations are written upon tablets of marble, and there is reason for them.”

Columbus collected a series of biblical and secular quotes in an unfinished book known as the Book of Prophecies. Scholars have not known what to make of this book. As Columbus wrote in the introduction to his Book of Prophecies:

Already I pointed out that for the execution of the journey to the Indies I was not aided by intelligence, by mathematics or by maps. It was simply the fulfillment of what Isaiah had prophesied.

Columbus believed he was destined to fulfill prophecies relating to the dawning of a new age. When Columbus was arrested in Hispaniola in 1500 and sent back to Spain, he wrote a letter in which he said (referring to the newly discovered lands):

Of the New Heaven and Earth which our Lord made, as Saint John writes in the Apocalypse, after he had spoken it by the mouth of Isaiah, He made me the messenger thereof and showed me where to go.

Two themes run through the Book of Prophecies: the recovery of Mount Zion in Jerusalem, symbolical of the Holy Land and the final conversion of all people to Christianity. Yet conquering the city of Jerusalem may not have been what Columbus had in mind. In the very beginning of the Book of Prophecies Columbus collected quotes which stated that the scriptures had four levels of interpretation. He then included one example: the fourfold interpretation of the word “Jerusalem.” The passage reads:

In a historical sense, Jerusalem is the earthly city to which pilgrims travel. Allegorically, it indicates the Church in the world. Tropologically, Jerusalem is the soul of every believer. Anagogically, the word means the Heavenly Jerusalem, the celestial fatherland and kingdom.

Columbus never explained his real purpose in “recovering Jerusalem.” He was speaking metaphorically and that was his true purpose: to establish the New World and a place where God’s plan for the New Age would unfold.

For more information

This article is excerpted from a lecture by Elizabeth Clare Prophet, “Christopher Columbus: The Man and the Myth,” delivered October 12, 1992. See the complete lecture for additional information.

See also

Saint Germain

Sources

Pearls of Wisdom, vol. 20, no. 51, December 18, 1977.

Elizabeth Clare Prophet, “Christopher Columbus: The Man and the Myth,” October 12, 1992.

Fernando Columbus, The Life of the Admiral Christopher Columbus by His Son Ferdinand.

Andres Bernaldez, History of the Catholic Monarchs Ferdinand and Isabella.

Silvio A. Bedini, The Christopher Columbus Encyclopedia, Vol. 1 and 2.

Robert Fuson, The Log of Chrisopher Columbus.

Eliot Morison, Admiral of the Ocean Sea.

William D. Phillips, Carla Rahn Phillips, The Worlds of Christopher Columbus.

Paolo Emilio Taviani, Columbus, The Great Adventure: His Life, His Times, and His Voyages.

Zvi Dor-Ner, Columbus and the Age of Discovery.

Michael Bradely, The Columbus Conspiracy.

John Wilford, The Mysterious History of Columbus.

Christopher Columbus, The Book of Prophecies.

Henry Vignaud, The Letter and Chart of Toscanelli.

Pauline Moffitt Watts, Prophecy and Discovery: On the Spiritual Origins of Christopher Columbus’s “Enterprise of the Indies”.

Foster Provost, Columbus: An Annotated Guide to the Scholarship of His Life and Writings.

Kirkpatrick Sale, The Conquest of Paradise.

Bartolome de las Casas, The History of the Indies.

Delno C. West, August Kling (trans. and eds.) The Book of Prophecies of Christopher Columbus.