Difference between revisions of "Reincarnation/es"

From TSL Encyclopedia
Jump to navigation Jump to search
 
(22 intermediate revisions by the same user not shown)
Line 36: Line 36:
 
== Reencarnación en el cristianismo gnóstico ==
 
== Reencarnación en el cristianismo gnóstico ==
  
La reencarnación fue una parte importante de la teología [[gSpecial:MyLanguage/Gnosticism|nosticismo]]. Los gnósticos afirmaron que Jesús lo había enseñado tanto explícitamente (en sus enseñanzas privadas a sus discípulos) como implícitamente (en sus dichos y parábolas).
+
La reencarnación fue una parte importante de la teología [[Special:MyLanguage/Gnosticism|gnosticismo]]. Los gnósticos afirmaron que Jesús lo había enseñado tanto explícitamente (en sus enseñanzas privadas a sus discípulos) como implícitamente (en sus dichos y parábolas).
  
 
La reencarnación aparece en el ''Libro de Tomás el Contendiente''. En él, el Salvador le dice a su discípulo Tomás que después de la muerte, aquellos que alguna vez fueron creyentes pero que han permanecido apegados a cosas de “belleza transitoria” serán consumidos “en su preocupación por la vida” y “'' serán devueltos al reino visible''.”<ref>''Libro de Tomás'' 4:7, 18, 17, en Marvin W. Meyer, trad., ''Las enseñanzas secretas de Jesús: Cuatro evangelios gnósticos'' (1984; reimpresión, Nueva York: Random House, Vintage Books, 1986), págs. 44, 45 (énfasis añadido).</ref>
 
La reencarnación aparece en el ''Libro de Tomás el Contendiente''. En él, el Salvador le dice a su discípulo Tomás que después de la muerte, aquellos que alguna vez fueron creyentes pero que han permanecido apegados a cosas de “belleza transitoria” serán consumidos “en su preocupación por la vida” y “'' serán devueltos al reino visible''.”<ref>''Libro de Tomás'' 4:7, 18, 17, en Marvin W. Meyer, trad., ''Las enseñanzas secretas de Jesús: Cuatro evangelios gnósticos'' (1984; reimpresión, Nueva York: Random House, Vintage Books, 1986), págs. 44, 45 (énfasis añadido).</ref>
Line 112: Line 112:
 
<blockquote>Toda la vida es cíclica. Incluso los ciclos de los siglos, las décadas y los años se dividen en meses, semanas y días. Cada ciclo de veinticuatro horas se divide en noche y día: períodos de regeneración y descanso y períodos de creatividad.</blockquote>
 
<blockquote>Toda la vida es cíclica. Incluso los ciclos de los siglos, las décadas y los años se dividen en meses, semanas y días. Cada ciclo de veinticuatro horas se divide en noche y día: períodos de regeneración y descanso y períodos de creatividad.</blockquote>
  
<blockquote>El Maestro [[Special:MyLanguage/Hilarion|Hilarion]] declaró cuando se encarnó como [[San Pablo]], "Yo muero todos los días". Aunque se estaba refiriendo a la mortificación del ego, el despojo de la conciencia humana y el vestuario de la conciencia divina<ref>1 Cor. 15:31; Ef. 4: 22-24.</ref>: esta declaración también se puede aplicar a toda la humanidad cuando cierran los ojos por la noche durante un período de sueño, cuando hay una pérdida de contacto con las realidades de las actividades del día y una separación del alma a partir de los patrones de memoria del yo personal. Esta ruptura del hilo de la conciencia, que se restablece con cada amanecer, le da al hombre la oportunidad de morir diariamente y comenzar la vida de nuevo.</blockquote>
+
<blockquote>El Maestro [[Special:MyLanguage/Hilarion|Hilarion]] declaró cuando se encarnó como [[Special:MyLanguage/Saint Paul|San Pablo]], "Yo muero todos los días". Aunque se estaba refiriendo a la mortificación del ego, el despojo de la conciencia humana y el vestuario de la conciencia divina<ref>1 Cor. 15:31; Ef. 4: 22-24.</ref>: esta declaración también se puede aplicar a toda la humanidad cuando cierran los ojos por la noche durante un período de sueño, cuando hay una pérdida de contacto con las realidades de las actividades del día y una separación del alma a partir de los patrones de memoria del yo personal. Esta ruptura del hilo de la conciencia, que se restablece con cada amanecer, le da al hombre la oportunidad de morir diariamente y comenzar la vida de nuevo.</blockquote>
  
<blockquote> Como un acto de misericordia, los recuerdos del pasado se borran de la mente consciente cada vez que el alma se reencarna. Esta es una acción deliberada de los Señores del Karma para evitar el contacto con los aspectos sórdidos de vidas anteriores que estropearían la oportunidad de un nuevo comienzo en el nuevo ciclo. Sin embargo, de vez en cuando, a medida que los recuerdos subconscientes suben en espiral a la superficie de la conciencia, las personas reciben impresiones de haber realizado antes el mismo acto que se encuentran haciendo por primera vez en su encarnación actual. Debido a que la memoria de los viejos patrones de experiencia se rompe al nacer, la posibilidad de liberación siempre está presente, y el alma puede salir de sus propias imperfecciones y transformarse en un estado superior de conciencia Crística. </blockquote>
+
<blockquote>Como un acto de misericordia, los recuerdos del pasado se borran de la mente consciente cada vez que el alma se reencarna. Esta es una acción deliberada de los Señores del Karma para evitar el contacto con los aspectos sórdidos de vidas anteriores que estropearían la oportunidad de un nuevo comienzo en el nuevo ciclo. Sin embargo, de vez en cuando, a medida que los recuerdos subconscientes suben en espiral a la superficie de la conciencia, las personas reciben impresiones de haber realizado antes el mismo acto que se encuentran haciendo por primera vez en su encarnación actual. Debido a que la memoria de los viejos patrones de experiencia se rompe al nacer, la posibilidad de liberación siempre está presente, y el alma puede salir de sus propias imperfecciones y transformarse en un estado superior de conciencia Crística.</blockquote>
  
<blockquote> Debes tener en cuenta que las almas que vienen a la tierra por primera vez a menudo no manifiestan una gran brillantez de logros, incluso en las cosas simples de la vida. Algunos mantienen para una serie de encarnaciones estados de conciencia que no son comparables a los de los individuos que han regresado a las escuelas de la tierra cientos e incluso miles de veces para cumplir su plan divino. La escalera de la evolución, por lo tanto, representa corrientes de vida y patrones de vida de almas tanto maduras como jóvenes, todas teniendo la misma oportunidad de sobresalir en la magnificación de las cualidades de Dios, pero no todas iguales en logros. </blockquote>
+
<blockquote>Debes tener en cuenta que las almas que vienen a la tierra por primera vez a menudo no manifiestan una gran brillantez de logros, incluso en las cosas simples de la vida. Algunos mantienen para una serie de encarnaciones estados de conciencia que no son comparables a los de los individuos que han regresado a las escuelas de la tierra cientos e incluso miles de veces para cumplir su plan divino. La escalera de la evolución, por lo tanto, representa corrientes de vida y patrones de vida de almas tanto maduras como jóvenes, todas teniendo la misma oportunidad de sobresalir en la magnificación de las cualidades de Dios, pero no todas iguales en logros.</blockquote>
  
 
=== Oportunidad de construir un templo más noble ===
 
=== Oportunidad de construir un templo más noble ===
  
<blockquote> Así como "una estrella difiere de otra estrella en gloria", así el Cuerpo Causal de cada hijo de Dios refleja la cosecha de buenas obras obtenidas de cada oportunidad sucesiva en la viña del Padre. Así, los talentos multiplicados por cada trabajador se acumulan para su beneficio con interés, mientras que aquellos que entierran [en el [[cinturón electrónico]]] esa porción de la energía de Dios que se les ha confiado no encuentran acumulación de buen karma para mejorar sus vidas futuras, <ref > 1 Cor. 15:41; Lucas 19: 12-27. </ref> pero solo la carga del desequilibrio que algún día debe convertirse en el equilibrio de la perfección de la luz. </blockquote>
+
<blockquote>Así como "una estrella difiere de otra estrella en gloria", así el Cuerpo Causal de cada hijo de Dios refleja la cosecha de buenas obras obtenidas de cada oportunidad sucesiva en la viña del Padre. Así, los talentos multiplicados por cada trabajador se acumulan para su beneficio con interés, mientras que aquellos que entierran [en el [[cinturón electrónico]]] esa porción de la energía de Dios que se les ha confiado no encuentran acumulación de buen karma para mejorar sus vidas futuras,<ref >1 Cor. 15:41; Lucas 19:12-27.</ref> pero solo la carga del desequilibrio que algún día debe convertirse en el equilibrio de la perfección de la luz.</blockquote>
  
<blockquote> A medida que la oportunidad de encarnación se otorga al alma una y otra vez, cada experiencia posterior en el mundo de la forma de la materia está destinada a ser utilizada para construir un "templo más noble que el anterior". Aquellos que aprovechan las oportunidades de autodominio que se presentan en cada vida reciben una mayor porción del Espíritu Santo como gracia para las necesidades del momento. Por lo tanto, ocurre una formación de la naturaleza crística en aquellos que dan preeminencia a su llamado superior. </blockquote>
+
<blockquote>A medida que la oportunidad de encarnación se otorga al alma una y otra vez, cada experiencia posterior en el mundo de la forma de la materia está destinada a ser utilizada para construir un "templo más noble que el anterior". Aquellos que aprovechan las oportunidades de autodominio que se presentan en cada vida reciben una mayor porción del Espíritu Santo como gracia para las necesidades del momento. Por lo tanto, ocurre una formación de la naturaleza crística en aquellos que dan preeminencia a su llamado superior.</blockquote>
  
<blockquote> Aquellos que en el período entre la muerte y el renacimiento se vuelven devotos de los Maestros en los templos de la belleza y la música, a menudo regresan como genios de las artes, o así los ha llamado la humanidad. Aquellos que eligen estudiar en los templos etéricos de la ciencia y la curación pueden obtener suficiente de la llama de la Verdad para producir inventos y técnicas para la salud y el bienestar de la humanidad. Los discípulos que se aplican en el [[Templo de la Voluntad de Dios]] regresan para guiar el destino de las naciones a través de un conocimiento interno del gobierno de Dios y la economía que les enseñaron los estadistas del Espíritu que sirven en el [[Consejo de Darjeeling]]. < / blockquote>
+
<blockquote>Aquellos que en el período entre la muerte y el renacimiento se vuelven devotos de los Maestros en los templos de la belleza y la música, a menudo regresan como genios de las artes, o así los ha llamado la humanidad. Aquellos que eligen estudiar en los templos etéricos de la ciencia y la curación pueden obtener suficiente de la llama de la Verdad para producir inventos y técnicas para la salud y el bienestar de la humanidad. Los discípulos que se aplican en el [[Templo de la Voluntad de Dios]] regresan para guiar el destino de las naciones a través de un conocimiento interno del gobierno de Dios y la economía que les enseñaron los estadistas del Espíritu que sirven en el [[Special:MyLanguage/Darjeeling Council|Consejo de Darjeeling]].</blockquote>
  
<blockquote> El arte de traer sanación y consuelo a la vida y de mantener el código de honor de los Maestros, así como sus estándares educativos, es enseñado por [[Maha Chohan]], [[Madre María | María la Madre]], y los hermanos de las escuelas de sabiduría. [[Arcángel Rafael]], junto con la Madre María, imparte clases sobre desarrollo infantil y cuidado infantil y la formación de padres e hijos “en el camino que deben seguir” <ref> Prov. 22: 6. </ref> para que puedan hacer una valiosa contribución a sus comunidades, al mismo tiempo que hacen los avances espirituales más rápidos en sus vidas individuales. </blockquote>
+
<blockquote>El arte de traer sanación y consuelo a la vida y de mantener el código de honor de los Maestros, así como sus estándares educativos, es enseñado por [[Special:MyLanguage/Maha Chohan|Maha Chohan]], [[Special:MyLanguage/Mother Mary|María la Madre]], y los hermanos de las escuelas de sabiduría. [[Special:MyLanguage/Archangel Raphael|Arcángel Rafael]], junto con la Madre María, imparte clases sobre desarrollo infantil y cuidado infantil y la formación de padres e hijos “en el camino que deben seguir”<ref>Prov. 22:6.</ref> para que puedan hacer una valiosa contribución a sus comunidades, al mismo tiempo que hacen los avances espirituales más rápidos en sus vidas individuales.</blockquote>
  
<blockquote> La escuela de los Señores de la Llama aspirantes a sacerdotes del fuego sagrado que están destinados a regresar a la tierra para traer una oleada revitalizante de [[llama de la resurrección | llama de la resurrección]] a las diversas iglesias del mundo. Por lo tanto, no por casualidad sino por dirección divina, fluye hacia la octava de la conciencia evolutiva de la humanidad la organización y el sustento del cielo. </blockquote>
+
<blockquote>La escuela de los Señores de la Llama aspirantes a sacerdotes del fuego sagrado que están destinados a regresar a la tierra para traer una oleada revitalizante de [[resurrection flame|llama de la resurrección]] a las diversas iglesias del mundo. Por lo tanto, no por casualidad sino por dirección divina, fluye hacia la octava de la conciencia evolutiva de la humanidad la organización y el sustento del cielo.</blockquote>
  
<blockquote> La escuela de los Señores de la Llama aspirantes a sacerdotes del fuego sagrado que están destinados a regresar a la tierra para traer una oleada revitalizante de [[llama de la resurrección | llama de la resurrección]] a las diversas iglesias del mundo. Por lo tanto, no por casualidad sino por dirección divina, fluye hacia la octava de la conciencia evolutiva de la humanidad la organización y el sustento del cielo. </blockquote>
+
<blockquote>Dado que el velo se descorre tanto durante el sueño como al nacer, los individuos no siempre retienen en su conciencia externa una conciencia de lo que se les ha concedido en los niveles internos. Sin embargo, hay una piedra imán, un imán, un animus de poder espiritual que atrae a cada uno a su curso designado, incluso cuando las estrellas y galaxias son guiadas por la mano invisible del destino cósmico.</blockquote>
  
<blockquote> A medida que la humanidad se eleva al lugar donde consciente y voluntariamente piden la transmutación de sus errores pasados y desviaciones de la Ley, poco a poco se abren las puertas de la memoria y todo el conocimiento y entrenamiento de vidas pasadas, también como las enseñanzas de los Maestros dadas en los planos internos, se recuerdan para el beneficio del individuo como una ayuda para lograr el autodominio y la finalización de su misión hacia su ascensión en la luz. </blockquote>
+
<blockquote>A medida que la humanidad se eleva al lugar donde consciente y voluntariamente piden la transmutación de sus errores pasados y desviaciones de la Ley, poco a poco se abren las puertas de la memoria y todo el conocimiento y entrenamiento de vidas pasadas, también como las enseñanzas de los Maestros dadas en los planos internos, se recuerdan para el beneficio del individuo como una ayuda para lograr el autodominio y la finalización de su misión hacia su ascensión en la luz.</blockquote>
  
<blockquote> Es inútil que la humanidad intente refutar por medios bíblicos los grandes ciclos eternos y las continuas mareas de la vida. Aquellos que lo hagan encontrarán que al final del camino, al final de cada ciclo, son llevados por ministros angelicales a un lugar de descanso, regeneración e instrucción, preparándolos para una nueva aventura en el mundo de la forma. Su negación de las leyes de la vida no tiene poder para alterar la intención divina. Porque es la misericordia de Dios que continuamente exhala el aliento de vida en las fosas nasales de los hombres para que él pueda estimular la [[Llama triple | Llama de Cristo dentro del corazón]], hasta la fragancia del Unigénito del Padre, del El Santo de Israel (del Dios de todo lo que es real) fluye a través de ellos para cumplir el plan divino. <ref> Jesús y Kuthumi, en '' Lecciones de los Guardianes de la Llama no. 18 '', págs. 7-12. </ref> </blockquote>
+
<blockquote>Es inútil que la humanidad intente refutar por medios bíblicos los grandes ciclos eternos y las continuas mareas de la vida. Aquellos que lo hagan encontrarán que al final del camino, al final de cada ciclo, son llevados por ministros angelicales a un lugar de descanso, regeneración e instrucción, preparándolos para una nueva aventura en el mundo de la forma. Su negación de las leyes de la vida no tiene poder para alterar la intención divina. Porque es la misericordia de Dios que continuamente exhala el aliento de vida en las fosas nasales de los hombres para que él pueda estimular la [[Llama triple | Llama de Cristo dentro del corazón]], hasta la fragancia del Unigénito del Padre, del El Santo de Israel (del Dios de todo lo que es real) fluye a través de ellos para cumplir el plan divino.<ref>Jesús y Kuthumi, en ''Lecciones de los Guardianes de la Llama no. 18'', págs. 7-12.</ref></blockquote>
  
 
== Una perspectiva cósmica ==
 
== Una perspectiva cósmica ==
  
En su "Trilogía sobre la Llama Triple de la Vida", [[Saint Germain]] explica:   
+
En su ''Trilogía sobre la Llama Triple de la Vida'', [[Special:MyLanguage/Saint Germain|Saint Germain]] explica:   
  
<blockquote> Sería muy beneficioso si la mónada humana se abstuviera de prejuzgar en cuestiones de doctrina cósmica y aún mejor si pudiera aceptar universalmente la realidad de la reencarnación. Porque es en la aceptación de este hecho de la vida que verdaderamente discernirá la sabiduría de las edades y comprenderá más fácilmente su razón de ser. </blockquote>
+
<blockquote>Sería muy beneficioso si la mónada humana se abstuviera de prejuzgar en cuestiones de doctrina cósmica y aún mejor si pudiera aceptar universalmente la realidad de la reencarnación. Porque es en la aceptación de este hecho de la vida que verdaderamente discernirá la sabiduría de las edades y comprenderá más fácilmente su razón de ser.</blockquote>
  
<blockquote> Es más difícil para las personas de cualquier edad, que observan en el lapso de vida de unos pocos años comparativamente cortos una serie de eventos relativos al yo personal, poder juzgar el mundo en el que viven y la sociedad en la que viven. han derivado tanto la perdición como la bendición, y luego poder percibir los asuntos relacionados con el espíritu y evaluarlos adecuadamente. </blockquote>
+
<blockquote>Es más difícil para las personas de cualquier edad, que observan en el lapso de vida de unos pocos años comparativamente cortos una serie de eventos relativos al yo personal, poder juzgar el mundo en el que viven y la sociedad en la que viven. han derivado tanto la perdición como la bendición, y luego poder percibir los asuntos relacionados con el espíritu y evaluarlos adecuadamente.</blockquote>
  
<blockquote> Al comprender y aceptar correctamente su propia reencarnación, el individuo desarrolla un sentido cósmico de la continuidad del yo (pasado, presente y futuro) y está mejor equipado para ver detrás de los efectos superficiales de las circunstancias actuales las causas personales subyacentes que se extienden de regreso a través del polvo de siglos .... </blockquote>
+
<blockquote>Al comprender y aceptar correctamente su propia reencarnación, el individuo desarrolla un sentido cósmico de la continuidad del yo (pasado, presente y futuro) y está mejor equipado para ver detrás de los efectos superficiales de las circunstancias actuales las causas personales subyacentes que se extienden de regreso a través del polvo de siglos ....</blockquote>
  
<blockquote> ¡Cuán grande es el sufrimiento que los cristianos han soportado por la eliminación de este único punto de la verdad espiritual! Al negar la reencarnación, han negado a sus almas la piedra angular del arco del ser. </blockquote>
+
<blockquote>¡Cuán grande es el sufrimiento que los cristianos han soportado por la eliminación de este único punto de la verdad espiritual! Al negar la reencarnación, han negado a sus almas la piedra angular del arco del ser.</blockquote>
  
<blockquote> Verás, hay ciertos puntos finos de la Ley Cósmica que en un sentido relativo no son tan importantes como este. El hombre puede negar algunos detalles sin sufrir demasiado daño, pero negar la verdad de la continuidad de su propio ser, el lapso de su existencia anterior y su futuro glorioso destino, es aislarse de la premisa básica de la vida. <ref> Saint Germain, "A Trilogy on the Threefold Flame of Life", en {{SGA}} (Corwin Springs, Mont .: Summit University Press, 1993), págs. 287, 290. </ref> </blockquote>
+
<blockquote>Verás, hay ciertos puntos finos de la Ley Cósmica que en un sentido relativo no son tan importantes como este. El hombre puede negar algunos detalles sin sufrir demasiado daño, pero negar la verdad de la continuidad de su propio ser, el lapso de su existencia anterior y su futuro glorioso destino, es aislarse de la premisa básica de la vida.<ref>Saint Germain, "A Trilogy on the Threefold Flame of Life", en {{SGA}} (Corwin Springs, Mont.: Summit University Press, 1993), págs. 287, 290.</ref></blockquote>
  
 
== La transmigración de las almas ==
 
== La transmigración de las almas ==
Line 158: Line 158:
 
El hombre puede extender su conciencia Divina hacia cualquier parte de la vida, pero sigue siendo la expresión de la totalidad. Su alma no tiene necesidad de encarnar en formas animales para adquirir experiencias. Desde el principio, el hombre estuvo destinado a ser la plenitud del Dios vivo en manifestación.   
 
El hombre puede extender su conciencia Divina hacia cualquier parte de la vida, pero sigue siendo la expresión de la totalidad. Su alma no tiene necesidad de encarnar en formas animales para adquirir experiencias. Desde el principio, el hombre estuvo destinado a ser la plenitud del Dios vivo en manifestación.   
  
«Padre nuestro, que estás en el cielo [los planos del Espíritu], santificado sea tu nombre, YO SOY [la llama en los planos de la Materia]». El hombre es quien consagra la llama de Dios encendida en su templo corporal por el Espíritu Santo del Dios Padre-Madre. Esa llama no está enclaustrada en la vida animal. Por tanto, el alma del hombre, destinada a expandir la conciencia del SEÑOR a través de la llama, no podría cumplir su razón de ser en una forma animal.   
+
«Padre nuestro, que estás en el cielo [los planos del Espíritu], santificado sea tu nombre, YO SOY [la llama en los planos de la Materia]». El hombre es quien consagra la llama de Dios encendida en su templo corporal por el Espíritu Santo del Dios Padre-Madre. Esa llama no está enclaustrada en la vida animal. Por tanto, el alma del hombre, destinada a expandir la conciencia del S<small>EÑOR</small> a través de la llama, no podría cumplir su razón de ser en una forma animal.   
  
 
La creencia en que el alma del hombre encarna en formas animales y evoluciona a través de ellas está basada en una evaluación incorrecta de la vida humana y animal. La llama trina es la identidad del hombre. El campo energético de sus cuatro cuerpos inferiores, restablecido en cada encarnación sucesiva, es la plataforma provista para su maestría del alma sobre esa llama.   
 
La creencia en que el alma del hombre encarna en formas animales y evoluciona a través de ellas está basada en una evaluación incorrecta de la vida humana y animal. La llama trina es la identidad del hombre. El campo energético de sus cuatro cuerpos inferiores, restablecido en cada encarnación sucesiva, es la plataforma provista para su maestría del alma sobre esa llama.   
Line 168: Line 168:
 
¿Cómo detenemos la cadena del renacimiento? Los santos y sabios de las religiones orientales han respondido a esa pregunta de muchas formas diferentes.  
 
¿Cómo detenemos la cadena del renacimiento? Los santos y sabios de las religiones orientales han respondido a esa pregunta de muchas formas diferentes.  
  
Los jainistas creen que se puede destruir el karma mediante la purificación, la penitencia y la austeridad. Los teólogos hindúes enseñan que se logra la liberación de la ronda del renacimiento al darse cuenta de que el alma individual es una con la Realidad Absoluta o Última, llamada [[Brahman]]. Los textos hindúes abogan por la práctica de diferentes "[[yoga]]s" como formas de obtener conocimiento de la unión con Brahman. El hinduismo enseña que la rendición a Dios, la disolución del mal karma y la creación del buen karma pueden ayudar a liberar al individuo de la esclavitud del karma y el renacimiento.
+
Los jainistas creen que se puede destruir el karma mediante la purificación, la penitencia y la austeridad. Los teólogos hindúes enseñan que se logra la liberación de la ronda del renacimiento al darse cuenta de que el alma individual es una con la Realidad Absoluta o Última, llamada [[Special:MyLanguage/Brahman|Brahman]]. Los textos hindúes abogan por la práctica de diferentes "[[Special:MyLanguage/yoga|yoga]]s" como formas de obtener conocimiento de la unión con Brahman. El hinduismo enseña que la rendición a Dios, la disolución del mal karma y la creación del buen karma pueden ayudar a liberar al individuo de la esclavitud del karma y el renacimiento.
  
[[Gautama Buddha]] enseñó que para ser liberado del ciclo del renacimiento (llamado samsara) debes extinguir el anhelo o deseo. Dijo que el deseo desordenado es lo que causa todo el sufrimiento y el karma negativo y da como resultado el renacimiento.
+
[[Special:MyLanguage/Gautama Buddha|Gautama Buddha]] enseñó que para ser liberado del ciclo del renacimiento (llamado samsara) debes extinguir el anhelo o deseo. Dijo que el deseo desordenado es lo que causa todo el sufrimiento y el karma negativo y da como resultado el renacimiento.
  
 
== Transmutación del registro de vida ==
 
== Transmutación del registro de vida ==
Line 178: Line 178:
 
El hombre no escapa de su karma personal a través de la transición llamada muerte, aunque pierde su forma y puede perder temporalmente su identidad. Porque adonde va el hombre, ahí va el récord de su vida. El registro de vida debe purificarse antes de que pueda alcanzar el yoga más elevado (unión con Dios) y, a la inversa, la práctica del yoga más elevado le enseñará cómo purificar el registro de su vida.   
 
El hombre no escapa de su karma personal a través de la transición llamada muerte, aunque pierde su forma y puede perder temporalmente su identidad. Porque adonde va el hombre, ahí va el récord de su vida. El registro de vida debe purificarse antes de que pueda alcanzar el yoga más elevado (unión con Dios) y, a la inversa, la práctica del yoga más elevado le enseñará cómo purificar el registro de su vida.   
  
Entran Saint Germain y [[Portia]] con su dispensación de la [[llama violeta]] para la [[Era de Acuario]]. La llama violeta atraviesa el cinturón electrónico y puede comenzar a penetrar, disolver, transmutar y equilibrar esa energía y enviarla de regreso a tu Cuerpo Causal transmutado, incluso si nunca conoces a las personas a las que debes karma, incluso si naces en el mal momento y siglo equivocado, como mucha gente piensa que es. Retroceden y reviven siglos anteriores en la fantasía, en obras de teatro, etc.
+
Entran Saint Germain y [[Special:MyLanguage/Portia|Portia]] con su dispensación de la [[Special:MyLanguage/violet flame|llama violeta]] para la [[Special:MyLanguage/Aquarian age|Era de Acuario]]. La llama violeta atraviesa el cinturón electrónico y puede comenzar a penetrar, disolver, transmutar y equilibrar esa energía y enviarla de regreso a tu Cuerpo Causal transmutado, incluso si nunca conoces a las personas a las que debes karma, incluso si naces en el mal momento y siglo equivocado, como mucha gente piensa que es. Retroceden y reviven siglos anteriores en la fantasía, en obras de teatro, etc.
  
 
La llama violeta es el solvente universal en el sentido de que resuelve un problema universal, y el problema universal es tener todos estos cabos sueltos sobrantes del karma antiguo y reciente para atar, y tener la oportunidad al final de esta era de Piscis. y el comienzo de la era de Acuario para hacer nuestra ascensión.   
 
La llama violeta es el solvente universal en el sentido de que resuelve un problema universal, y el problema universal es tener todos estos cabos sueltos sobrantes del karma antiguo y reciente para atar, y tener la oportunidad al final de esta era de Piscis. y el comienzo de la era de Acuario para hacer nuestra ascensión.   
Line 184: Line 184:
 
== Véase también ==
 
== Véase también ==
  
[[Reincarnation in Buddhism]]
+
[[Special:MyLanguage/Reincarnation in Buddhism|Reencarnación en el budismo]]
  
 
== Para más información ==
 
== Para más información ==

Latest revision as of 22:35, 13 October 2021

Other languages:
English • ‎español

Reencarnación, a la que los maestros ascendidos a veces se refieren como reencarnación, es el renacimiento de un alma en un nuevo cuerpo humano. El alma continúa regresando al plano físico en un nuevo templo corporal hasta que equilibra su karma, alcanza el dominio de sí mismo, supera los ciclos del tiempo y el espacio y finalmente se reúne con la Presencia YO SOY a través del ritual de la ascensión.

Evidencia de la reencarnación

Uno de los apoyos más fuertes para el concepto de reencarnación es el niño prodigio, el niño que a una edad increíblemente temprana muestra cualidades de genio. La diferencia entre un niño promedio y uno de genio no radica en los genes sino en el espíritu dentro de la casa de barro. Como Jesús y Kuthumi han explicado, el niño prodigio ha desarrollado su talento a través de muchas rondas de encarnación en la tierra, así como a través de la formación en el mundo celestial.

En preparación para tal encarnación, el alma trabaja de la mano con la Junta Kármica y los futuros padres para asegurarse de que ella crezca en el entorno terrenal más propicio para la expresión de su talento.

De hecho, todos tenemos la mayor oportunidad posible para desarrollar nuestro potencial espiritual. La Junta Kármica y los Poderes Superiores que actúan en nombre de la humanidad bajo la guía de Dios determinan, dentro de los límites de la ley kármica, los padres y la naturaleza del templo del cuerpo que se crea para albergar el alma en progreso. En la mayoría de los casos, la memoria se embota misericordiosamente por decreto divino para que el individuo no tenga los lazos con un padre, una madre o una situación familiar anterior. El alma tampoco está tan fuertemente sujeta a viejos patrones de hábitos limitantes de los que deseaba escapar, aunque ciertas características pueden recrearse y presentarse vida tras vida.

Universalidad de la creencia en la reencarnación

La creencia en la reencarnación es antigua y está muy extendida. Antes del advenimiento del cristianismo, la reencarnación era parte de las creencias espirituales de muchos de los pueblos de Europa, incluidas las primeras tribus teutónicas, los finlandeses, islandeses, lapones, noruegos, suecos, daneses, alemanes, primeros sajones y los celtas de Irlanda, Escocia, Inglaterra, Bretaña, Galia, Francia y Gales.

En el siglo VI A.C., Pitágoras enseñó que el alma tenía muchas encarnaciones, que eran oportunidades para que el alma se purificara y se perfeccionara a sí misma. En los siglos IV y V A.C., Platón enseñó que el alma es inmortal y que sus circunstancias en su vida actual dependen de su disposición formada en una vida anterior.

Según algunos eruditos, las declaraciones hechas por el historiador judío del primer siglo Josefo indican que los fariseos y los esenios creían en la reencarnación.

Algunas tribus de indios americanos, así como numerosas tribus de América Central y del Sur, han creído en la reencarnación.

La reencarnación también fue enseñada por estudiantes de la Cabalá, un sistema de misticismo esotérico judío que surgió en el siglo XIII. La reencarnación sigue siendo parte de las creencias religiosas del movimiento jasídico judío, fundado en el siglo XVIII.

Hoy en día, la creencia en la reencarnación también existe entre más de cien tribus en África, así como entre las tribus esquimales y de Australia Central y muchos pueblos del Pacífico Sur, incluidos los hawaianos, tahitianos, melanesios y okinawenses.

Los conceptos de reencarnación más elaboradamente desarrollados se encuentran hoy en las tradiciones religiosas de la India, especialmente el hinduismo, el budismo, el jainismo y el sijismo. En estas religiones, la reencarnación está vinculada con la ley del karma. De acuerdo con la ley del karma, tal como se enseña en Oriente, sus pensamientos, palabras y acciones en vidas pasadas han determinado las condiciones de su vida presente, y sus pensamientos, palabras y acciones en esta vida determinarán su destino en vidas futuras.

El hinduismo y el budismo enseñan que la ley del karma es una ley universal de causa y efecto que afecta a todos. Como dice la Tercera Ley del Movimiento de Newton: Para cada acción hay una reacción igual y opuesta. La ley del karma opera automáticamente y sin prejuicios. Según las enseñanzas orientales, el karma necesita el renacimiento simplemente porque no puedes cosechar todos los efectos de tu karma en una sola vida.

Reencarnación en la Biblia

Cuando Jesús reunió a sus discípulos a su alrededor, discutieron las enseñanzas de la reencarnación libremente y con familiaridad. Se registró una de esas discusiones, y parece que se pasó por alto en el cuidadoso proyecto emprendido para eliminar grandes verdades de las Escrituras. Quizás se pasó por alto, o quizás se dejó porque se sintió que la mayoría de la gente no tomaría las palabras literalmente.

Jesús y los discípulos estaban hablando de la venida del profeta Elías. Para los discípulos, la palabra venida significaba la venida del alma a la manifestación o el nacimiento. Las escrituras dicen que un precursor que tenga el espíritu y el poder de Elías el Profeta debe preceder a la venida de Jesús. Los discípulos estaban especulando sobre si Elías había nacido o no. Jesús les respondió: “'Os digo que Elías [Elías] ya ha venido, y no le conocieron, pero hicieron con él todo lo que quisieron ...' Entonces los discípulos entendieron que les hablaba de Juan. el Bautista ”.[1]

Reencarnación en el cristianismo gnóstico

La reencarnación fue una parte importante de la teología gnosticismo. Los gnósticos afirmaron que Jesús lo había enseñado tanto explícitamente (en sus enseñanzas privadas a sus discípulos) como implícitamente (en sus dichos y parábolas).

La reencarnación aparece en el Libro de Tomás el Contendiente. En él, el Salvador le dice a su discípulo Tomás que después de la muerte, aquellos que alguna vez fueron creyentes pero que han permanecido apegados a cosas de “belleza transitoria” serán consumidos “en su preocupación por la vida” y “ serán devueltos al reino visible.”[2]

Al final del Libro de Tomás, Jesús dice: "Velad y orad para que no nazcáis en la carne", sino para que dejéis la amarga servidumbre de esta vida ".[3] En otras palabras, ore para que no renazca en la tierra, sino para que regrese a reinos superiores.

El Libro secreto de Juan coloca la reencarnación en el centro de su discusión sobre la salvación de las almas. Aquí está la perspectiva de Secret John sobre la reencarnación: todas las personas han bebido el agua del olvido y existen en un estado de ignorancia. Algunos pueden vencer la ignorancia a través del Espíritu de vida que desciende sobre ellos. Estas almas "serán salvadas y perfectas",[4] es decir, escapar de la ronda del renacimiento.

Juan le pregunta al Salvador qué pasará con aquellos que no alcancen la salvación. Son arrojados “al olvido” y arrojados a “prisión”, la palabra clave para los cuerpos nuevos.[5] La única forma de escapar de estas almas, dice el Salvador, es salir del olvido y adquirir conocimiento. Un alma en esta situación puede hacerlo si encuentra un maestro o un salvador que tenga la fuerza para llevarla a casa. “Esta alma necesita seguir a otra alma en la que mora el Espíritu de Vida, porque es salva por el Espíritu. Entonces nunca más será arrojada a la carne. ”[6]

Este pasaje de El secreto de Juan muestra la importancia de la reencarnación en la teología gnóstica.

Los gnósticos utilizaron el concepto de reencarnación para explicar el dolor, el sufrimiento y las desigualdades de la vida. El filósofo cristiano Basílides, que enseñó a principios del siglo II y probablemente antes, dijo que la reencarnación explica por qué personas aparentemente inocentes sufren el martirio.

Otro texto gnóstico, Pistis Sophia, describe un elaborado sistema de recompensa y castigo que incluye la reencarnación. El texto explica las diferencias en el destino como efectos de las acciones de vidas pasadas. Un "hombre que maldice" recibe un cuerpo que será continuamente "turbado de corazón". Un "hombre que calumnia" recibe un cuerpo que será "oprimido". Un ladrón recibe un "cuerpo cojo, torcido y ciego". Un hombre "orgulloso" y "desdeñoso" recibe "un cuerpo cojo y feo" que "todo el mundo desprecia continuamente".[7] Así, la tierra, al igual que el infierno, se convierte en el lugar del castigo.

Según Pistis Sophia, algunas almas experimentan el infierno como un lugar oscuro de tortura al que van después de la muerte. Pero después de pasar por este infierno, las almas regresan para vivir más experiencias en la tierra. Solo unas pocas almas extremadamente malvadas no pueden reencarnarse. Estos son arrojados a las "tinieblas exteriores" hasta el momento en que están destinados a ser "destruidos y disueltos".[8]

Pero el cristianismo gnóstico no enfatiza la idea del castigo eterno tanto como lo hace el cristianismo ortodoxo. Aunque los gnósticos creían que se podían perder algunas almas, el objetivo siempre es el progreso. La serie de reencarnaciones está destinada a ser consumada por una vida final en la que se logra la unión con Dios.

Reencarnación negada por el dogma cristiano ortodoxo

En brutal contraste con este plan misericordioso de Dios está la doctrina que dice que el hombre solo vive una vez. Según esta errónea creencia, el individuo no tiene ninguna esperanza en el próximo mundo a no ser que acepte el credo fundado por el hombre que le garantiza la inmortalidad debido a que otro ha pagado por sus pecados. Y si no acepta este credo de todo corazón, no puede regresar y aceptarlo en otra vida una vez que fallece.

Los dogmáticos proponen la idea del infierno como un lugar de castigo eterno, destruyendo así el concepto de un mañana en el que los pecados de hoy pueden expiarse. Ellos eliminaron el concepto de la oportunidad del alma para aprender mediante ensayo y error. De esta forma, lograron un control eficaz sobre las masas. En lugar de transmitir la plena Verdad viva que Jesús ejemplificó, quienes niegan el concepto de reencarnación suprimieron las aspiraciones del alma. Le negaron la oportunidad de seguir completamente a Jesús hasta el perfeccionamiento en Dios.

Irónicamente, en los siglos posteriores solo se vio un progreso limitado para la Iglesia y sus miembros, al margen de la acumulación de riquezas materiales. Debido al escaso conocimiento (que se volvió peligroso), tanto la Iglesia como sus miembros se vieron privados del enorme poder de la Verdad que se encuentra en las enseñanzas originales del Cristo.

La opinión del mundo estaría más inclinada hacia el Cristo y que al anti-Cristo de no haber sido introducidas estas falsas enseñanzas por un sacerdocio que quería obtener control mediante el temor. Su deliberada confusión sobre la Palabra de Dios destruyó la vitalidad de la fe y el plan divino de muchas almas.

Si se hubiera explicado la ley del karma (en lugar de la errónea doctrina de la expiación indirecta a través de otro) y se hubiera engendrado en la humanidad el respeto por la Ley de Dios, habría habido una mayor disposición a obedecer la regla de oro.

La ciencia del renacimiento

Los procesos de la reencarnación son esenciales para la evolución espiritual del hombre y, cuando se los entiende adecuadamente, pueden ser una clave para su libertad inmortal. Cuando el hombre desgasta el abrigo con que se ha vestido durante un tiempo, Dios le dará otro, y al final le dará la vestidura sin costuras, un cuerpo imperecedero e incorruptible en el que morará para siempre, sujeto solo a las leyes de progresión eterna que conducen al hombre hacia adelante y hacia arriba, hacia el reino del día perfecto.

Al Padre Celestial no le resulta ni extraño ni difícil tomar un alma que se haya marchado de su templo corporal y ponerla en una nueva y saludable forma corporal. La finalidad es proporcionar una continuidad a la experiencia en la escuela de la Tierra, aunque el cuerpo viejo se gaste.

Las flores nacen y maduran, mostrando su belleza brevemente; después, los pétalos caen para mezclarse con el polvo. Con la llegada de la primavera, vuelven a aparecer. ¿Quién puede negar que el alma de la flor no sobrevive y permanece entre los bastidores de las etapas de la vida, esperando la señal del apuntador para hacer otra entrada? Y así es que vuelve a brotar para agradar los ojos y el corazón de los hombres.

Así, el registro kármico de una corriente de vida se transfiere a un nuevo templo corporal. El principio de la vida en ese templo corporal con un nombre nuevo y una situación distinta se convierte en una oportunidad reciente para que el niño-hombre vuelva a expandir sus bracitos y trate de alcanzar las estrellas de virtud cósmica que, en el pasado, pudieran habérsele escapado.

El propósito de la reincorporación

Cuando se entiende correctamente, la verdad de la reencarnación (más extraña que la ficción de una vida) ofrece la mayor esperanza para la humanidad. La reencarnación no es ni una excusa ni una liberación de la total responsabilidad y obligación kármica por los errores propios. Al contrario, la reencarnación provee una continuidad de la experiencia en la Tierra, la cual (aunque se mueve en secuencias interrumpidas) es el medio por el cual el alma puede evolucionar progresivamente hacia la victoria, la maestría sobre sí misma y el logro.

Se puede hacer la pregunta: ¿Cuál es el propósito real de la reencarnación? La propia naturaleza dará la respuesta. Cuando Dios creó al hombre a su propia imagen, fue a imagen de la inmortalidad. La caída del hombre desde esa imagen superior hacia la esclavitud de la carne dio como resultado un registro kármico negativo y, si el hombre solo tuviera una encarnación, le habría evitado manifestar la vida eterna.

La verdadera finalidad de la reencarnación es la de proporcionar la oportunidad —los ciclos de años y acontecimientos— para que el hombre pueda vivir y aprender a actuar bien. ¡Qué espantoso sería si los millones y millones de almas que han ido y venido a este planeta sin haber tenido la oportunidad de escuchar las enseñanzas del Maestro Jesús no tuvieran esperanza de una futura oportunidad de seguir sus pasos!

Transferencia del registro de vida

A través de un proceso especial que tiene lugar al final de cada encarnación, el registro de vida se transfiere a un sobre electrónico que contiene la sustancia agregada del mundo del individuo. Es necesario que lo recoja y lo afronte en su próxima vida. Cuando se reencarna, los registros que corresponden a las emociones, los pensamientos y la memoria se colocan dentro de sus respectivos vehículos. El alma continúa evolucionando desde el lugar donde lo dejó en su vida anterior.

El registro y la sustancia de la personalidad se transfieren a la estructura física del hombre a través de los genes, los cromosomas, las hormonas, la sangre, los fluidos, los nervios, los huesos y el cerebro. La sustancia no redimida del hombre se deposita no solo en los átomos del cuerpo físico, sino también en los átomos de los cuerpos emocional, mental y etérico y en la masa de energía que se llama alma.

Es a través de los patrones que el hombre ha estampado en los cuatro cuerpos inferiores y en el alma que retiene su personalidad de una encarnación a la siguiente. Hasta que haya encontrado su identidad espiritual a través del yoga más elevado, conserva los patrones de sus impulsos personales. A menudo, se observan similitudes fisiológicas de una realización a la siguiente. Porque estos rasgos son simplemente un reflejo de la personalidad del alma, que permanece sin cambios.

De acuerdo con la ley de la atracción (lo similar atrae lo similar), los padres a menudo atraen hacia sí almas con rasgos de personalidad similares. Por lo tanto, la corriente de vida entrante puede recoger a través de los genes y cromosomas de sus padres aquellos rasgos que también son nativos de su propia evolución. En aquellos casos en los que los padres y su descendencia parecen no tener nada en común, se puede concluir que los lazos kármicos los unieron con el único propósito de equilibrar los males que se imponían mutuamente.

Aquí vemos la operación de la ley de los opuestos, intuitivamente sentida por Job cuando dijo: "Lo que más temía me ha venido".[9] Si somos lo suficientemente honestos como para Si miramos debajo de la superficie de nuestros propios mundos, a menudo encontramos que esas características que despreciamos en los demás (especialmente en los miembros de nuestra propia familia) son las mismas debilidades que nos enviaron a encarnar para superar en nosotros mismos.

Hasta que no nos deshagamos de nuestras antipatías y nuestros anatemas, no podremos superarlos. Porque la energía calificada con repulsión se convierte en el imán que atrae hacia nosotros el objeto de nuestro desdén. Cuán cierto es que lo que vemos en los demás, es probable que nos convirtamos.

La continuidad de la vida

Los Maestros Ascendidos Jesús y Kuthumi nos dan las siguientes instrucciones sobre la reencarnación:

Hay mucho que ganar con un conocimiento correcto del karma y la reincorporación. Su vida, benditos, es continua. No termina, ni viene en rachas ni brechas agudas. Tu vida es una majestuosa corriente de energía cósmica compuesta por la conciencia de Dios y la energía de su corazón. A ti se te ha confiado una parte del Ser Divino. Así se dijo hace mucho tiempo: “Tu vida no es tuya”.[10] Le decimos a toda la humanidad, la vida está bajo tu custodia para que puedas dominar tu destino y el cumplimiento de los propósitos divinos dentro de la esfera del Ser.

Es triste para el pensamiento mortal, pero no para el pensamiento divino, que el recuerdo de la corriente continua de la vida se rompa sobre los altares de la muerte. Hay muchas razones para esto, y una por una estas razones se le darán a conocer a medida que estudie las leyes de la reencarnación y comprenda que no hay nada extraño en este hecho de la evolución del hombre. Porque en realidad, benditos, el concepto de reencarnación no es más difícil de entender que la consideración de la vida como la única oportunidad de encontrar a Dios y cumplir sus propósitos.

Sería mucho más extraño si Dios creara a la humanidad sin las mismas oportunidades de salvación, algunos ignorantes, otros sabios, colocando a algunos en circunstancias de riqueza y cultura y otros en condiciones de pobreza extrema sin el beneficio de la educación formal. Ciertamente, es extraño que el Creador esperara que todos se levantaran de los diversos estados en los que se encontraban y en el espacio de unos pocos años llegaran a esa comprensión y juicio maduros que los harían aceptar a Cristo como su Salvador y encontrar la liberación del alma. en el cumplimiento de su destino divino ....

Toda la vida es cíclica. Incluso los ciclos de los siglos, las décadas y los años se dividen en meses, semanas y días. Cada ciclo de veinticuatro horas se divide en noche y día: períodos de regeneración y descanso y períodos de creatividad.

El Maestro Hilarion declaró cuando se encarnó como San Pablo, "Yo muero todos los días". Aunque se estaba refiriendo a la mortificación del ego, el despojo de la conciencia humana y el vestuario de la conciencia divina[11]: esta declaración también se puede aplicar a toda la humanidad cuando cierran los ojos por la noche durante un período de sueño, cuando hay una pérdida de contacto con las realidades de las actividades del día y una separación del alma a partir de los patrones de memoria del yo personal. Esta ruptura del hilo de la conciencia, que se restablece con cada amanecer, le da al hombre la oportunidad de morir diariamente y comenzar la vida de nuevo.

Como un acto de misericordia, los recuerdos del pasado se borran de la mente consciente cada vez que el alma se reencarna. Esta es una acción deliberada de los Señores del Karma para evitar el contacto con los aspectos sórdidos de vidas anteriores que estropearían la oportunidad de un nuevo comienzo en el nuevo ciclo. Sin embargo, de vez en cuando, a medida que los recuerdos subconscientes suben en espiral a la superficie de la conciencia, las personas reciben impresiones de haber realizado antes el mismo acto que se encuentran haciendo por primera vez en su encarnación actual. Debido a que la memoria de los viejos patrones de experiencia se rompe al nacer, la posibilidad de liberación siempre está presente, y el alma puede salir de sus propias imperfecciones y transformarse en un estado superior de conciencia Crística.

Debes tener en cuenta que las almas que vienen a la tierra por primera vez a menudo no manifiestan una gran brillantez de logros, incluso en las cosas simples de la vida. Algunos mantienen para una serie de encarnaciones estados de conciencia que no son comparables a los de los individuos que han regresado a las escuelas de la tierra cientos e incluso miles de veces para cumplir su plan divino. La escalera de la evolución, por lo tanto, representa corrientes de vida y patrones de vida de almas tanto maduras como jóvenes, todas teniendo la misma oportunidad de sobresalir en la magnificación de las cualidades de Dios, pero no todas iguales en logros.

Oportunidad de construir un templo más noble

Así como "una estrella difiere de otra estrella en gloria", así el Cuerpo Causal de cada hijo de Dios refleja la cosecha de buenas obras obtenidas de cada oportunidad sucesiva en la viña del Padre. Así, los talentos multiplicados por cada trabajador se acumulan para su beneficio con interés, mientras que aquellos que entierran [en el cinturón electrónico] esa porción de la energía de Dios que se les ha confiado no encuentran acumulación de buen karma para mejorar sus vidas futuras,[12] pero solo la carga del desequilibrio que algún día debe convertirse en el equilibrio de la perfección de la luz.

A medida que la oportunidad de encarnación se otorga al alma una y otra vez, cada experiencia posterior en el mundo de la forma de la materia está destinada a ser utilizada para construir un "templo más noble que el anterior". Aquellos que aprovechan las oportunidades de autodominio que se presentan en cada vida reciben una mayor porción del Espíritu Santo como gracia para las necesidades del momento. Por lo tanto, ocurre una formación de la naturaleza crística en aquellos que dan preeminencia a su llamado superior.

Aquellos que en el período entre la muerte y el renacimiento se vuelven devotos de los Maestros en los templos de la belleza y la música, a menudo regresan como genios de las artes, o así los ha llamado la humanidad. Aquellos que eligen estudiar en los templos etéricos de la ciencia y la curación pueden obtener suficiente de la llama de la Verdad para producir inventos y técnicas para la salud y el bienestar de la humanidad. Los discípulos que se aplican en el Templo de la Voluntad de Dios regresan para guiar el destino de las naciones a través de un conocimiento interno del gobierno de Dios y la economía que les enseñaron los estadistas del Espíritu que sirven en el Consejo de Darjeeling.

El arte de traer sanación y consuelo a la vida y de mantener el código de honor de los Maestros, así como sus estándares educativos, es enseñado por Maha Chohan, María la Madre, y los hermanos de las escuelas de sabiduría. Arcángel Rafael, junto con la Madre María, imparte clases sobre desarrollo infantil y cuidado infantil y la formación de padres e hijos “en el camino que deben seguir”[13] para que puedan hacer una valiosa contribución a sus comunidades, al mismo tiempo que hacen los avances espirituales más rápidos en sus vidas individuales.

La escuela de los Señores de la Llama aspirantes a sacerdotes del fuego sagrado que están destinados a regresar a la tierra para traer una oleada revitalizante de llama de la resurrección a las diversas iglesias del mundo. Por lo tanto, no por casualidad sino por dirección divina, fluye hacia la octava de la conciencia evolutiva de la humanidad la organización y el sustento del cielo.

Dado que el velo se descorre tanto durante el sueño como al nacer, los individuos no siempre retienen en su conciencia externa una conciencia de lo que se les ha concedido en los niveles internos. Sin embargo, hay una piedra imán, un imán, un animus de poder espiritual que atrae a cada uno a su curso designado, incluso cuando las estrellas y galaxias son guiadas por la mano invisible del destino cósmico.

A medida que la humanidad se eleva al lugar donde consciente y voluntariamente piden la transmutación de sus errores pasados y desviaciones de la Ley, poco a poco se abren las puertas de la memoria y todo el conocimiento y entrenamiento de vidas pasadas, también como las enseñanzas de los Maestros dadas en los planos internos, se recuerdan para el beneficio del individuo como una ayuda para lograr el autodominio y la finalización de su misión hacia su ascensión en la luz.

Es inútil que la humanidad intente refutar por medios bíblicos los grandes ciclos eternos y las continuas mareas de la vida. Aquellos que lo hagan encontrarán que al final del camino, al final de cada ciclo, son llevados por ministros angelicales a un lugar de descanso, regeneración e instrucción, preparándolos para una nueva aventura en el mundo de la forma. Su negación de las leyes de la vida no tiene poder para alterar la intención divina. Porque es la misericordia de Dios que continuamente exhala el aliento de vida en las fosas nasales de los hombres para que él pueda estimular la Llama de Cristo dentro del corazón, hasta la fragancia del Unigénito del Padre, del El Santo de Israel (del Dios de todo lo que es real) fluye a través de ellos para cumplir el plan divino.[14]

Una perspectiva cósmica

En su Trilogía sobre la Llama Triple de la Vida, Saint Germain explica:

Sería muy beneficioso si la mónada humana se abstuviera de prejuzgar en cuestiones de doctrina cósmica y aún mejor si pudiera aceptar universalmente la realidad de la reencarnación. Porque es en la aceptación de este hecho de la vida que verdaderamente discernirá la sabiduría de las edades y comprenderá más fácilmente su razón de ser.

Es más difícil para las personas de cualquier edad, que observan en el lapso de vida de unos pocos años comparativamente cortos una serie de eventos relativos al yo personal, poder juzgar el mundo en el que viven y la sociedad en la que viven. han derivado tanto la perdición como la bendición, y luego poder percibir los asuntos relacionados con el espíritu y evaluarlos adecuadamente.

Al comprender y aceptar correctamente su propia reencarnación, el individuo desarrolla un sentido cósmico de la continuidad del yo (pasado, presente y futuro) y está mejor equipado para ver detrás de los efectos superficiales de las circunstancias actuales las causas personales subyacentes que se extienden de regreso a través del polvo de siglos ....

¡Cuán grande es el sufrimiento que los cristianos han soportado por la eliminación de este único punto de la verdad espiritual! Al negar la reencarnación, han negado a sus almas la piedra angular del arco del ser.

Verás, hay ciertos puntos finos de la Ley Cósmica que en un sentido relativo no son tan importantes como este. El hombre puede negar algunos detalles sin sufrir demasiado daño, pero negar la verdad de la continuidad de su propio ser, el lapso de su existencia anterior y su futuro glorioso destino, es aislarse de la premisa básica de la vida.[15]

La transmigración de las almas

Dejemos claro que no respaldamos la doctrina de la transmigración de las almas en lo que respecta a la migración del alma hacia el cuerpo de un animal. Porque los hombres no son animales ni han evolucionado de la conciencia de la vida animal.

Tal como Dios reside en todas las formas de vida, el hombre que logra la autopercepción Divina puede ser consciente de la vida en y como una ameba, un pez nadando en el mar, un pájaro remontándose en los vientos o los rebaños sobre los montes. No es necesario que el alma sea reducida a residir a una forma animal para que pueda apreciar ese estado de evolución.

El hombre puede extender su conciencia Divina hacia cualquier parte de la vida, pero sigue siendo la expresión de la totalidad. Su alma no tiene necesidad de encarnar en formas animales para adquirir experiencias. Desde el principio, el hombre estuvo destinado a ser la plenitud del Dios vivo en manifestación.

«Padre nuestro, que estás en el cielo [los planos del Espíritu], santificado sea tu nombre, YO SOY [la llama en los planos de la Materia]». El hombre es quien consagra la llama de Dios encendida en su templo corporal por el Espíritu Santo del Dios Padre-Madre. Esa llama no está enclaustrada en la vida animal. Por tanto, el alma del hombre, destinada a expandir la conciencia del SEÑOR a través de la llama, no podría cumplir su razón de ser en una forma animal.

La creencia en que el alma del hombre encarna en formas animales y evoluciona a través de ellas está basada en una evaluación incorrecta de la vida humana y animal. La llama trina es la identidad del hombre. El campo energético de sus cuatro cuerpos inferiores, restablecido en cada encarnación sucesiva, es la plataforma provista para su maestría del alma sobre esa llama.

Esos cuerpos y el alma que los habita están moldeados a imagen del Ser Crístico y solo aquello que aparece según esa imagen merece ser el cáliz de la llama en la octava física. Los animales son manifestaciones incompletas del Cristo. No son dignos de albergar la llama, por consiguiente, no son dignos de proporcionar un tabernáculo para el alma.

Rompiendo la cadena de la reencarnación

¿Cómo detenemos la cadena del renacimiento? Los santos y sabios de las religiones orientales han respondido a esa pregunta de muchas formas diferentes.

Los jainistas creen que se puede destruir el karma mediante la purificación, la penitencia y la austeridad. Los teólogos hindúes enseñan que se logra la liberación de la ronda del renacimiento al darse cuenta de que el alma individual es una con la Realidad Absoluta o Última, llamada Brahman. Los textos hindúes abogan por la práctica de diferentes "yogas" como formas de obtener conocimiento de la unión con Brahman. El hinduismo enseña que la rendición a Dios, la disolución del mal karma y la creación del buen karma pueden ayudar a liberar al individuo de la esclavitud del karma y el renacimiento.

Gautama Buddha enseñó que para ser liberado del ciclo del renacimiento (llamado samsara) debes extinguir el anhelo o deseo. Dijo que el deseo desordenado es lo que causa todo el sufrimiento y el karma negativo y da como resultado el renacimiento.

Transmutación del registro de vida

Debe quedar claro para todos los que aspiren a liberarse de la rueda kármica, de la ronda de reencarnación, que primero debe transmutar el registro de su vida junto con la causa, el efecto, el registro e incluso el recuerdo de cada acto incorrecto.

El hombre no escapa de su karma personal a través de la transición llamada muerte, aunque pierde su forma y puede perder temporalmente su identidad. Porque adonde va el hombre, ahí va el récord de su vida. El registro de vida debe purificarse antes de que pueda alcanzar el yoga más elevado (unión con Dios) y, a la inversa, la práctica del yoga más elevado le enseñará cómo purificar el registro de su vida.

Entran Saint Germain y Portia con su dispensación de la llama violeta para la Era de Acuario. La llama violeta atraviesa el cinturón electrónico y puede comenzar a penetrar, disolver, transmutar y equilibrar esa energía y enviarla de regreso a tu Cuerpo Causal transmutado, incluso si nunca conoces a las personas a las que debes karma, incluso si naces en el mal momento y siglo equivocado, como mucha gente piensa que es. Retroceden y reviven siglos anteriores en la fantasía, en obras de teatro, etc.

La llama violeta es el solvente universal en el sentido de que resuelve un problema universal, y el problema universal es tener todos estos cabos sueltos sobrantes del karma antiguo y reciente para atar, y tener la oportunidad al final de esta era de Piscis. y el comienzo de la era de Acuario para hacer nuestra ascensión.

Véase también

Reencarnación en el budismo

Para más información

Template:RML-es.

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, The Path of Self-Transformation (El sendero de la autotransformación), Segundo capítulo, «Reencarnación».

Template:KAR-es.

Fuentes

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, The Path of Self-Transformation (El sendero de la autotransformación), Segundo capítulo, «Reencarnación».

Mark L. Prophet y Elizabeth Clare Prophet, The Masters and the Spiritual Path (Los Maestros y el sendero spiritual), págs. 32–39.

Template:RML-es

  1. Matt. 17:10-13.
  2. Libro de Tomás 4:7, 18, 17, en Marvin W. Meyer, trad., Las enseñanzas secretas de Jesús: Cuatro evangelios gnósticos (1984; reimpresión, Nueva York: Random House, Vintage Books, 1986), págs. 44, 45 (énfasis añadido).
  3. Libro de Tomás 9: 5, en Meyer, Las enseñanzas secretas de Jesús, pág. 50 (énfasis agregado).
  4. Libro secreto de Juan 14:3, en Meyer, Las enseñanzas secretas de Jesús, pág. 81.
  5. Libro secreto de Juan 14:15, 17, en Meyer, Las enseñanzas secretas de Jesús, pag. 82.
  6. Libro secreto de Juan 14:20, en Meyer, Las enseñanzas secretas de Jesús, pág. 82.
  7. Violet MacDermont, trad., Pistis Sophia, 144, 146, Nag Hammadi Studies 9 (Leiden: EJ Brill, 1978), 749, 753, 757, 759.
  8. Pistis Sophia 145, MacDermont, págs. 753, 755.
  9. Job 3:25.
  10. 1 Cor. 6:19.
  11. 1 Cor. 15:31; Ef. 4: 22-24.
  12. 1 Cor. 15:41; Lucas 19:12-27.
  13. Prov. 22:6.
  14. Jesús y Kuthumi, en Lecciones de los Guardianes de la Llama no. 18, págs. 7-12.
  15. Saint Germain, "A Trilogy on the Threefold Flame of Life", en Mark L. Prophet and Elizabeth Clare Prophet, Saint Germain On Alchemy: Formulas for Self-Transformation (Corwin Springs, Mont.: Summit University Press, 1993), págs. 287, 290.